Tos seca y otros síntomas de alergia

Sin ninguna duda, la primavera supone el renacer de toda la naturaleza. Los animales despiertan de su letargo invernal, cambian su piel o su pelaje y vuelven a su frenética actividad. Las plantas comienzan a brotar y llenan los paisajes de colores y de olores. Todo muy bonito pero ¿los alérgicos lo ven igual de bonito? Realmente no. Entre otras cosas porque en esta época tienen casi todo el día los ojos llorosos e irritados. Y también, tos seca muy persistente.

Tos seca, ¿síntoma de la alergia? - HeelEspaña
Remedios para la tos seca – HeelEspaña

Sí, realmente es una pena que haya un numeroso grupo de personas que no puedan disfrutar de la belleza de la primavera. Porque mientras se está estornudando, lagrimeando, con picor en la garganta y con dificultad respiratoria, es un poco difícil disfrutar del campo.

Pero ¿por qué se produce la alergia?

La alergia es un error del sistema inmunitario. El sistema inmunitario está pensado para que nos defienda del exterior, para que no permita la entrada en el organismo de sustancias o de microorganismos nocivos que puedan alterar el estado de equilibrio. Pero esa defensa no debe ser demasiado estricta. Es decir, el sistema inmune también tiene que dejar pasar “cosas” del exterior al interior de nuestro organismo. Es el caso de los nutrientes que ingerimos con la alimentación o el oxígeno que respiramos. Debe ser un equilibrio muy sutil. Y esto está entre no dejar pasar lo nocivo, dejar pasar lo necesario para la vida y, simplemente, tolerar lo que, aunque no necesitemos, no es dañino para el organismo.

Alergia al polen

En primavera, el aire que respiramos está cargado de polen. Las plantas necesitan que el polen vuele hasta llegar a otras plantas de su misma especie, polinizarlas y reproducirse. En teoría, este polen no nos daña el aparato respiratorio, por lo que deberíamos dejar que penetrara junto con el aire. Después, los mecanismos de limpieza de nuestro aparato respiratorio ya se encargarán de eliminarlo. ¿Cómo? Básicamente, gracias a la mucosidad que recubre las vías respiratorias y que capta partículas extrañas, las atrapa y las expulsa al exterior.

Pero el problema viene en aquellas personas en las que su sistema inmune es “más estricto” de lo normal. Ante la presencia de estas partículas de polen pone en marcha una amplia batería de mecanismos de defensa que intentan eliminar rápidamente estas sustancias. Son estos mecanismos de defensa los que producen los síntomas que el paciente alérgico padece.

Sistema inmunitario y alergia

El sistema inmunitario está formado por muchos tipos de células distintas con diferentes funciones. Estas células se encuentran repartidas por todo el cuerpo y necesitan enviarse información entre ellas para actuar de manera sincronizada. La información entre las células se hace a través de sustancias químicas que fabrican algunas de estas células y que sirven “de aviso” a otras para que se pongan en funcionamiento.

En las reacciones alérgicas, la principal sustancia que actúa como mensajero es la histamina. La histamina es la que desencadena la mayoría de los procesos que llevan a los síntomas típicos de la alergia. Por ello, el tratamiento más común de las enfermedades alérgicas son los antihistamínicos. Son fármacos que contrarrestan la acción de la histamina. Los antihistamínicos no “educan” al sistema inmune, o sea, no hacen que la reacción anómala no se produzca. Lo que consiguen es bloquear al mensajero para que la reacción no se desarrolle de manera completa.

¿La tos seca es un síntoma de la alergia al polen?

Sí, la tos seca es un síntoma. Pero además, tenemos:

  • Rinitis: aumento de la mucosidad en la nariz. Esta mucosidad suele ser líquida y transparente, puede expulsarse abundantemente al exterior (rinorrea) o crear sensación de taponamiento nasal.
  • Picor en la nariz.
  • Picor en el velo del paladar, que hace que el paciente trate de “rascarse” con la lengua. Este es un síntoma muy típico de la alergia al polen.
  • Picor de ojos, con lagrimeo y enrojecimiento de éstos.
  • Tos. La tos alérgica suele ser tos seca irritativa, es decir, el picor de la garganta provoca el reflejo de la tos. Sin embargo, también es habitual que la tos sea productiva, acompañada de flemas y secreciones. El mismo mecanismo que aumenta la producción de secreciones en el epitelio nasal, actúa, aumentando la secreción a nivel traqueal o bronquial, lo que se manifiesta en el paciente como una tos con expulsión de flemas, que a menudo se acompaña de un cierto grado de dificultad respiratoria.
  • Dificultad respiratoria de diferente grado. Los pacientes pueden experimentar una leve sensación de opresión en el pecho, con aumento de las secreciones y las flemas, que se expulsan sobre todo por las mañanas o puede tener una auténtica crisis asmática que requiere de la aplicación de broncodilatadores y en ocasiones incluso de oxígeno.

Evita las molestias de la alergia

Las recomendaciones para evitar estas molestias son las siguientes:

  • No exponerse al polen. Estar atento a las mediciones de pólenes ayuda a programar las actividades.
  • Evitar permanecer en parques, en el campo e incluso en la calle. Los días con viento leve o moderado, los días secos y soleados y justo antes de las tormentas, aumentan las concentraciones de polen.
  • Abrir las ventanas en casa lo menos posible. Mejor pasar la aspiradora que barrer.
  • Viajar en coche con las ventanillas cerradas y revisar los filtros del aire acondicionado.
  • No tender la ropa en la calle.
  • Protegerse los ojos y las vías respiratorias cuando se está en el exterior. Es conveniente usar siempre gafas de sol y en caso necesario, mascarilla.

Aun siguiendo estos consejos, es muy probable que los síntomas aparezcan en algún momento. En ese caso, el médico prescribirá el tratamiento más adecuado según los síntomas predominantes y las necesidades del paciente. Puede ser antihistamínicos, colirios, broncodilatadores o los mucolíticos.

Y es que ya se sabe: “la primavera la sangre altera”. Pero a unos, más que a otros.

¿Es la tos seca un síntoma de la alergia al polen? - HeelEspaña
Ataques de tos de seca por la alergia – HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *