Causas de la lumbalgia

La causa exacta de la lumbalgia se descubre en muy pocas ocasiones (el 20%), incluso con la tecnología que existe en la actualidad. En el 80% de los casos, el dolor de espalda puede ser un síntoma con diversas causas, que incluyen algunas o todas las que enumeramos a continuación:

  • Uso excesivo, actividad agotadora o uso incorrecto (por ejemplo, levantar objetos muy pesados o de forma repetida, exponerse a vibraciones durante períodos prolongados)
  • Traumatismos, lesiones o fracturas.
  • Degeneración de las vértebras (a menudo causada por tensión en los músculos y ligamentos que sostienen la columna vertebral o por los efectos del envejecimiento)
  • Infección
  • Crecimiento anormal (tumor)
  • Obesidad (a menudo causa exceso de peso sobre la columna vertebral y presión sobre los discos)
  • La pérdida de tono de los músculos de la espalda
  • Tensión o espasmos musculares
  • Esguince o torcedura
  • Desgarros de los músculos o los ligamentos.
  • Problemas en las articulaciones (por ejemplo, estenosis espinal)
  • Un disco que sobresale o está herniado (deslizado)
  • Una enfermedad (por ejemplo, la osteoartritis, la espondilitis o fracturas de comprensión)

Dolor de espalda: disminución de la calidad de vida

La lumbalgia cursa con dolor, reducción de la movilidad espinal y discapacidad. El dolor y la limitación de la movilidad pueden dificultar actividades tanto de la vida diaria, como laborales. La lumbalgia es la mayor causa de discapacidad e invalidez en el periodo laboral de las personas, lo que genera grandes costes, llegando a ser un componente fundamental del gasto en salud de muchos países. Supone la principal causa de gasto público por conceptos asistenciales y laborales en los países desarrollados.

Qué puede provocar lumbalgia - HeelEspaña
Factores de riesgo de padecer dolor de espalda – HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *