Los trastornos emocionales se reflejan en la piel

La piel sana y carente de problemas es de color uniforme, textura lisa, bien hidratada y adecuadamente sensible al tacto, la presión y la temperatura. La piel es vital para nuestra salud y bienestar globales. Además de actuar como primera línea defensiva del organismo frente a bacterias y virus, la piel sana mantiene el equilibrio de líquidos y contribuye a regular la temperatura corporal. Es muy sensible y reconoce el toque más suave así como el dolor.  Es el órgano más grande y visible, que cubre casi 2m².

Cuando la piel se infecta, puede llegar a inflamarse dado que las células inmunitarias inflamatorias se desplazan hacia la piel para tratar de reparar la barrera dañada y curar la infección. En caso de procesos como la dermatitis atópica y el cuero cabelludo pruriginoso, a menudo es necesario aplicar un tratamiento especializado para romper el círculo vicioso de picor repetido e infección posterior y ayudar a regenerar la barrera natural de la piel.

Las alteraciones emocionales y los efectos en la piel

El estrés puede acarrear múltiples consecuencias para la salud y, entre ellas, para la piel. La fatiga excesiva, la ansiedad y las tensiones pueden tener su reflejo en la piel, un órgano muy extenso de nuestro cuerpo y al que debemos prestar atención. Así, por ejemplo, la piel puede sufrir lo que se conoce como dermatitis por estrés, un trastorno que no debemos subestimar.

Todos los problemas que derivan en un estrés, como por ejemplo, situaciones familiares no resueltas, complicación en las relaciones laborales, permanecer bajo presión por algún motivo personal, enfermedades graves en algún miembro de la familia, pérdidas materiales o afectivas, y muchas causas más que son de origen psicológico, acaban alterando el sistema nervioso.

Para mantener la piel sana es importante seguir un estilo de vida saludable. Esto incluye buenos hábitos alimenticios, con una dieta sana y equilibrada y realizar ejercicio físico. Además, es conveniente controlar el estrés y, en el caso de que sea necesario, utilizar tratamientos que nos ayuden a que recupere su salud y vitalidad, apostando por un tratamiento que atienda los problemas dermatológicos de manera integral.

Cómo cuidarse de la dermatitis atópica - HeelEspaña
Higiene diaria para la dermatitis atópica – HeelEspaña

One response to “Los trastornos emocionales se reflejan en la piel

  1. Es una pasada encontrar a alguien que realmente sabe lo que hablan en Internet.
    Claramente, sabes cómo sacar un tema a la luz y que sea
    entretenido. Más usuarios deberian leer esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *