Noches de verano. ¡No puedo dormir!

La temperatura ideal para dormir está entre los 18 y los 22 grados pero, en verano, superamos con creces estas temperaturas, ocasionando problemas de sueño, incluso en personas que nunca han tenido dificultades para dormir.

Con la llegada del verano vuelven las noches interminables dando vueltas en la cama. En muchas ciudades las altas temperaturas apenas descienden en las noches de julio y agosto, lo que hace difícil conciliar el sueño y, sobre todo, descansar para afrontar el día siguiente con la energía necesaria.

El calor nos afecta. De hecho, el 47% de los españoles reconoce que duerme mejor en los meses fríos. A pesar de que la media de sueño es de 7,1 horas (los expertos recomiendan dormir entre siete y nueve), el 46% de los españoles no tiene unos buenos hábitos antes de acostarse. Es decir, usan dispositivos electrónicos, fuman, toman alcohol o bebidas con cafeína, o duermen con contaminación lumínica.

Pero además, si todo esto no es suficiente para no dejarnos dormir en los días calurosos, tenemos que tener presente que el sueño está directamente relacionado con la secreción de melatonina, una sustancia que se libera en nuestro cerebro en condiciones de oscuridad, induciendo nuestro sueño. El problema es que en verano, al haber más horas de luz, y acostarnos más tarde, la melatonina que producimos comienza a segregarse más tarde, lo que dificulta la conciliación del sueño y provoca un incremento del insomnio.

Y por último, otras variables importantes que alteran el sueño del verano son los hábitos alimenticios y de higiene de sueño, que son más desordenados durante la época estival, ya que por regla general comemos y bebemos más y en algunos casos dormimos siestas demasiado largas a horas intempestivas (*)

(*) Instituto del Sueño (IIS)

Sleepeel: Dos fases de acción

Sleepeel, de Laboratorios Heel, es un complemento alimenticio que ayuda a conciliar el sueño y consigue que éste sea reparador, logrando un descanso más eficaz. La presentación es de 30 comprimidos recubiertos, permitiendo la absorción de los principios activos en dos fases: la cobertura, que contiene melatonina, comienza a absorberse tras la ingesta y se libera rápidamente favoreciendo el inicio del sueño; y el núcleo, que contiene extracto seco de valeriana, extracto seco de melisa, Zinc y Vitamina B6, se van liberando, poco a poco, a lo largo de la noche, y contribuyen a la reducción del cansancio y la fatiga.

Se recomienda tomar el comprimido una hora antes de irse a acostar. Además estos comprimidos no contienen ni lactosa, ni gluten, ni azúcares añadidos, con lo que son aptos para alérgicos o intolerantes a estas sustancias y para celíacos.

Sleepeel Gotas

Sleepeel Gotas, de Laboratorios Heel, es un complemento alimenticio que favorece el inicio del sueño y reduce el cansancio y la fatiga. La presentación es en frasco de 30 ml gotas con dispensador. Está compuesto por Melatonina, que favorece el inicio del sueño; Melisa y Pasiflora, con efectos calmantes e inductores del sueño, contribuyendo a una óptima relajación; Zinc, que actúa en el metabolismo de la Melatonina potenciando su acción; y Vitamina B6, que contribuye a la reducción del cansancio y la fatiga.

Se recomienda tomar 0,5 ml al día antes de acostarse. Y no contiene ni lactosa ni gluten.

RECUERDE CONSULTAR CON SU MÉDICO O FARMACÉUTICO

Sleepeel y sleepeel gotas
La Melatonina consigue reducir el tiempo necesario para conciliar el sueño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *