¿Por qué las mujeres sienten más frío que los hombres?

No es una pregunta ajena a ninguna conversación o sala de reuniones laboral que se precie. Sí, las mujeres sienten más frío, o mejor dicho, la primera persona que ante un cambio de temperatura siente frío, es una mujer. Y ello se debe a que ellas tienen mecanismos más eficientes que el hombre para controlar la temperatura corporal.

¿Por qué las mujeres son más sensibles al frío que los hombres? - HeelEspaña

Temperatura corporal

La temperatura corporal, en ambos sexos es igual, alrededor de 36,5-37ºC.

Para mantener esta temperatura, el cuerpo dispone de distintos mecanismos productores de calor, así como otros que consiguen la pérdida de calor para adaptarse a las condiciones ambientales.

¿Cómo regula la temperatura nuestro cuerpo?

Cómo regula nuestro cuerpo su temperatura - HeelEspaña

El frío afecta a nuestro termostato interno. Habitualmente, cuando hace frío, nuestro organismo reacciona provocando el estrechamiento de los vasos sanguíneos próximos a la piel. Además, esto provoca pequeñas contracciones involuntarias de los músculos, “tiritonas”, para conservar el calor de nuestro cuerpo.

Existen fundamentalmente dos mecanismos que producen calor: el metabolismo y la masa corporal. Ambos son la causa por la que las mujeres son más sensibles al frío que los hombres.

El metabolismo basal y porqué las mujeres notan más el frío que los hombres

Es la energía que necesita el cuerpo para sobrevivir realizando las funciones básicas como respirar, filtrar la sangre y bombearla al corazón, entre otras cosas. Este metabolismo es distinto en cada persona y, entre otros factores, depende del sexo.

En el caso de las mujeres, la velocidad metabólica (ritmo metabólico), cuando la temperatura ambiental es más fría para mantener el cuerpo caliente, es más lenta que la de los hombres. Esto significa que generan menos calor y, por ello, las mujeres suelen notar más el frío más frío y antes que los hombres.

Sin embargo, el metabolismo basal en el individuo no es constante durante su vida:

  • Disminuye lentamente después de cumplir los 5 años.
  • Se incrementa en épocas de crecimiento como la adolescencia o en el embarazo, debido a los requerimientos de energía extra para el crecimiento.
  • La velocidad metabólica basal normalmente disminuye cuando se está haciendo una dieta. Esto es una respuesta adaptativa del cuerpo para conservar el suplemento de nutrientes.
  • La lactancia también aumenta la velocidad basal por la necesidad que requiere producir leche materna.

Masa muscular

Por norma general, las mujeres son de menor estatura que los hombres. Y, además, tienen menos masa muscular. Es por ello que se enfrían con mayor facilidad.

Demostrado: las mujeres notan más el frío que los hombres - HeelEspaña
Metabolismo basal de las mujeres y temperatura corporal – HeelEspaña

Otros efectos del frío

El frío, por otra parte, puede desencadenar o agravar otros problemas. En este sentido podemos hablar de eccemas, dermatitis, sabañones, celulitis, heridas o úlceras. Además puede iniciar o agravar, problemas articulares, provocando dolores más acusados que pueden llegar a impedir el movimiento.

El frío en las manos, por ejemplo, puede impedir realizar movimientos de precisión y muchas personas se pueden ver perjudicadas a la hora de realizar tareas laborales e, incluso, coser o escribir.

Frío extremo: ¿qué hago?

Ante situaciones de frío intenso conviene recordar algunas medidas con el fin de evitar los estados de hipotermia y otras alteraciones en la salud que pueden causar las bajas temperaturas.

Fuera de casa

  • Limitar, en la medida de lo posible, las actividades exteriores, especialmente si pertenece a algún grupo de riesgo.
  • Utilizar prendas de abrigo resistentes al viento y la humedad. Por debajo de ella, varias capas de ropa. Es preferible utilizar varias prendas de ropa ligera que una sola de un único tejido.
  • Prestar especial atención a la cabeza. Utilizar gorro de lana o pasamontañas.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • Procura no permanecer con la ropa mojada.

En casa

  • Procure que los niños se alejen de estufas y braseros.
  • Cuidado con las estufas de gas y leña para evitar riesgos de incendio o intoxicación por monóxido de carbono.
  • Procura un buen aislamiento térmico de la vivienda. Puede ser de utilidad cerrar las habitaciones que no se utilizan. Es bueno en este momento recordar que la temperatura adecuada en casa es de 21º C.

Alimentación

Sopa caliente para combatir el frío - HeelEspaña

También puede ser buena idea tomar alimentos que proporcionen calor a nuestro cuerpo.

El frío hace que aumenten las necesidades calóricas y, por tanto, el consumo de alimentos.

En esta época del año apetece comida caliente, de cuchara. Algunos platos como legumbres o sopas nos aportan la energía necesaria, además de proporcionarnos sensación de calor. Por supuesto, no hay que renunciar al resto de alimentos que nos dan una dieta variada como verduras, pescados o frutas. Y, como siempre, evita las bebidas con cafeína y las alcohólicas. Pero, eso sí, no olvides aumentar la ingesta de agua.

Aunque no lo parezca, en las épocas de frío, como en los meses de verano, se produce una mayor pérdida de líquidos que debemos reponer.

¿A qué personas les afecta más el frío?

No a todas las personas les afecta el frío de la misma manera. Se puede decir que hay personas más vulnerables que otras y, por este motivo, deben tener más cuidado con las temperaturas extremas. Estamos hablando de:

  • Personas mayores.
  • Personas con enfermedades crónicas o que toman de manera continuada determinados medicamentos.
  • Mujeres embarazadas.
  • Personas con bajo peso.
  • Niños pequeños.
  • Personas que abusan del alcohol.
Motivos de porqué las mujeres son más sensibles al frío que los hombres - HeelEspaña
Personas vulnerables al frío – HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *