Cuidados de la piel en los días de frío

El invierno afecta a todo nuestro organismo y, por supuesto, también a la piel que está muy expuesta a las inclemencias climatológicas.

Por lo tanto, el cuidado de la piel en esta estación es fundamental pero, especialmente, las zonas más sensibles a las bajas temperaturas como son las mejillas, labios, cuello, escote y manos.

Cuidados en la piel en invierno - HeelEspaña

Piel sensible

La piel sensible es una condición cutánea de hiperreactividad a factores ambientales o uso de productos de belleza.

En cuanto a los factores ambientales hablamos de: frío, sol, viento, calor, contaminación o el aire acondicionado.

Pero, también está relacionada con el estilo de vida:

  • Llevar una dieta rica, por ejemplo, en especias, alcohol o café.
  • Prácticas de higiene corporal. Como las técnicas de afeitado en los varones, las duchas excesivas o el abuso de los productos de higiene corporal que puedan dar lugar a esa sensibilidad cutánea.
  • Actividades laborales. En estas actividades destacamos las que tienen que ver con la exposición a productos químicos.

Efectos del frío en nuestra piel

Cuidado de la piel en los días más fríos - HeelEspaña

Uno de los efectos más comunes del frío en la piel es la sensación de sequedad que provoca. El viento o el aire frío carecen de humedad y provoca que la piel tenga un aspecto más opaco y un tacto áspero y, a veces, granuloso, con tendencia a descamarse y con una clara falta de flexibilidad.

La piel, en invierno, presenta una tirantez continua que se alivia cuando se hidrata con los cosméticos adecuados. Por tanto, el uso de cremas hidratantes es uno de los consejos fundamentales a seguir para el cuidado de la piel, como comentaremos a continuación.

Además, en estas fechas, con el viento tan frío se tiende a tener la piel más enrojecida e irritada. De hecho, pueden aparecer heridas y grietas, especialmente en zonas más sensibles y con la piel más fina como es el caso de los labios.

4 Cuidados esenciales de la piel en invierno

Las inclemencias climatológicas, como hemos visto, provocan efectos negativos en nuestra piel. Siguiendo una serie de consejos para el cuidado de la piel en los meses de más frío evitaremos esas complicaciones. Entre estos, destacamos:

1. Hidrata tu piel a diario y varias veces al día

Esto es especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatitis atópica o psoriasis. Un emoliente adecuado, además, ayudará a mantener una piel sana durante el invierno.

Cuidados de la piel en los días de frío: crema manos heelespana - HeelEspaña

Existen otras cremas a base de ectoína que pueden actuar como protectores cutános. Ayudan a restaurar y mantener la capa externa de la piel, disminuyen la inflamación, el picor y la pérdida de agua. Y, sobre todo, reducen la sequedad.

2. Evita lavarte excesivamente las manos

En esta época del año se producen muchas visitas al dermatólogo por el desgaste que eso supone y que afecta principalmente al dorso de las manos. Sobre todo se produce en personas que, debido a su trabajo, se tienen que lavar las manos de manera repetida.

Por tanto, si es tu caso, procura utilizar guantes y utilizar cremas con efecto barrera. Evita las duchas o muy calientes o muy frías. Lo mejor son las duchas con agua tibia. Y procura que sea sólo una vez al día. Hacerlo en más ocasiones puede aumentar la deshidratación de la piel.

3. Cuida tus labios

La piel de los labios es muy sensible y delicada. Préstale atención a este punto. Los labios sufren mucho en invierno porque se resecan y se agrietan con facilidad. Por tanto, aplica bálsamos y protectores hidratantes.

4. Evita los cambios bruscos de temperatura

Cuidados de la piel en los días de frío: mujer abrigada invierno heelespana - HeelEspaña

Se está muy a gusto en los sitios cerrados con la calefacción; pero luego, cuando se sale a la calle, el cambio de temperatura lo padece nuestra piel en la que pueden aparecer rojeces.

Pero además, para proteger tu piel de las bajas temperaturas…

  • Utiliza gafas de sol y protección solar diario. Sí, en el invierno es básico utilizarlo también. Y, si estás en la nieve, con mayor motivo. La nieve refleja el 80% de la radiación solar. Y es que tanto la luz visible como la radiación ultravioleta impactan sobre la piel.
  • Por supuesto, no te olvides de ponerte los guantes adecuados cuando salgas a la calle, simplemente para dar un paseo. Así conseguirás proteger esta zona tan delicada del frío. Y, por supuesto, protégete con suficiente ropa de abrigo. En especial aquellas personas con sensibilidad al frío y que pueden padecer de sabañones.Cuidados de la piel en los días de frío: mujer abrigo invierno heelespana 180x300 - HeelEspaña
  • Cuida la alimentación para mantener tu piel sana. Puede ser muy útil el consumo de vitamina C y antioxidantes. También te recomendamos beber entre un litro y dos litros y medio de agua al día. Además de ser muy útil para la piel en estos días fríos, una dieta rica en antioxidantes puede retrasar los efectos de la vejez. De hecho, se sabe que una dieta rica en verduras, aceite de oliva y legumbres parece proteger, incluso, contra el envejecimiento de la piel.
  • Evita el tabaco y el alcohol. Estos repercuten de forma muy negativa en la salud de nuestra piel. Generan radicales libres y el alcohol, en concreto, produce vasodilatación capilar facial.
  • Procura mantener una rutina de limpieza facial diaria. Limpia tu piel tanto por la mañana como por la noche de manera suave.
  • Presta especial atención a la piel más sensible de niños y ancianos. En los niños es más frecuente la deshidratación y la pérdida de agua que en el adulto. Y, a medida que envejecemos, la piel se vuelve más delgada, más frágil y perdemos la capa protectora de grasa.

¡Duerme lo suficiente y haz una dieta equilibrada, tu piel te lo agradecerá!

Dormir menos de 5 horas por la noche está relacionado con más signos de envejecimiento de la piel y una reducción de la función de barrera de la epidermis.

Además, no dormir genera estrés. Este estrés puede provocar que se reactiven patologías dermatológicas. Por tanto, la falta de sueño se puede traducir en una alteración de la barrera cutánea.

En cuanto a la dieta, tomar frutas y verduras puede representar la estrategia más sana y segura para mantener una dieta equilibrada y una apariencia joven en la piel.

Cuidado de la piel en invierno: consejos - HeelEspaña
Cómo cuidar la piel en los días fríos – HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *