5 sopas sanas y calentitas para combatir el frío

En invierno las bajas temperaturas suponen un riesgo para la salud. Son, en buena medida, responsables de un mayor número de ingresos hospitalarios, urgencias y consultas ambulatorias.

Existen numerosas medidas para mantenernos calentitos en estos fríos meses, y una de ellas es el consumo de alimentos calientes, como una sopa sana, que nos ayuda a aclimatarnos.

Efectos de las bajas temperaturas sobre la salud

Normalmente, el frío más intenso, provoca una serie de alteraciones en el funcionamiento del organismo. Hablamos del estrechamiento de los vasos sanguíneos y bronquios, del aumento de la tensión arterial o de la viscosidad de la sangre. Todo ello contribuye al desencadenamiento o agravamiento de enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

También las personas con enfermedades reumáticas notan un aumento de su sintomatología.

Y, por supuesto, el frío favorece los resfriados, infecciones bronquiales o la gripe que se difunden con mayor facilidad al aumentar en invierno las aglomeraciones en espacios cerrados.

Los caldos de pollo y verduras pueden ayudarnos aliviar los síntomas de las infecciones de las vías respiratorias superiores.

De hecho, es importante que las personas mayores de 60 años o los que padecen alguna enfermedad crónica, bien sean del corazón, pulmones, riñones o diabetes se vacunen de la gripe en otoño.

Sopa sana: beneficios para niños y mayores - HeelEspaña

El Invierno es la estación por excelencia de los caldos y sopas

Hoy en día, tanto las sopas como los cocidos, platos calientes por excelencia, se reservan para el invierno. Pero nada tiene que ver con los ingredientes que lleva sino, más bien, por la sensación y consuelo que dejan en la época de frío.

Es cierto que en el recetario español este tipo de platos también son elaborados en verano, haciéndose cremas frías que sientan de maravilla también en la época de más calor.

Entrar en calor con una sopa sana - HeelEspaña

La sopa, gracias a su gran contenido en agua, se convierte en fundamental para cubrir las necesidades de líquido que nuestro cuerpo necesita a lo largo del día.

Su alto contenido en vitaminas y minerales, la sopa sana contribuye a una alimentación variada, de fácil digestión, con infinidad de recetas y económica, se adapta a cualquier bolsillo.

Pero no sólo eso. Muchos médicos y nutricionistas recomiendan tomar una taza de sopa o caldo antes de comer ya que provoca sensación de saciedad. Por ello, se convierte en un truco ideal en los planes de alimentación para aquellas personas que quieren reducir el peso corporal.

5 sopas sanas y calentitas para el frío invierno

La sopa se compone de agua e ingredientes que le dan sabor y aportan nutrientes. La sopa suele servirse como primer plato de una comida. Podemos decir que cualquier alimento que se cuece puede emplearse para la sopa. Hablamos del pollo, cerdo, vaca, buey, marisco, pescado o huesos de vacuno.

Podemos hablar de diferentes tipos de sopas o caldos:

  1. Caldo oscuro. Es un caldo de carne de ternera o se puede hacer con los huesos. Mejor no añadir mucha agua a la olla para obtener un sabor más intenso.
  2. Caldo de verduras u hortalizas. Son caldos ligeros y suaves. La sopa de verdura además de hidratarnos, gracias a su cantidad de agua, se convierte en un alimento depurativo.
  3. Sopa de pollo. Es muy recomendable para acelerar la recuperación de algunos virus leves. Podría ser un tratamiento complementario para combatir el resfriado.
  4. Sopa de marisco. Los mariscos tienen una alta densidad nutritiva, son ricos en vitamina E y la mayor parte de ellos tiene un bajo contenido graso.
  5. Caldo de caza. Las carcasas de aves y los huesos de animales de caza adultos hacen un caldo con mucho sabor. Una sopita rica y reconfortante que te hará entrar en calor al instante.

Sopa sana: ¿Por qué consumirla? - HeelEspaña

Combatir el frío con una alimentación adecuada

A medida que bajan las temperaturas, buscamos alimentos que consigan mantener el cuerpo caliente. Hay muchos alimentos saludables que al estar cargados de nutrientes y antioxidantes, consiguen que nuestro cuerpo pueda hacer frente a un clima frío.

Salvo excepciones, no es época ni de helados ni ensaladas frescas. Ahora apetecen alimentos que aporten calor. Un café calentito por la mañana es un buen momento para encontrar la temperatura adecuada. Y a lo largo del día, buscamos mantener la temperatura con otro tipo de comidas y alimentos.

Además de abrigarse bien antes de salir de casa, es importante una buena alimentación. ¿Y cuáles son los alimentos más adecuados y apropiados para sentir calidez en nuestro cuerpo?

Bebidas calientes

5 sopas sanas y calentitas para combatir el frío: taza chocolate caliente heelespana - HeelEspaña

Infusiones, té, café, leche o chocolate caliente son opciones mágicas para ayudar al organismo a entrar en calor. Pero, además de ayudarnos a templar nuestro cuerpo, el té o las infusiones son bebidas muy beneficiosas para la salud.

Nos aportan una gran cantidad de antioxidantes, favorecen la digestión y nos ayudan a depurar el organismo. En cuanto al café, mejor beberlo de forma moderada. Mejor, no beber más de 4 tazas de café al día.

Puede resultar muy reconfortante, antes de irse a acostarse, tomarse una taza de alguna bebida caliente ayuda a mantener la temperatura corporal.

Sopas calentitas

5 sopas sanas y calentitas para combatir el frío: sopa fideos heelespana - HeelEspaña

 

Los alimentos proporcionan calor a nuestro cuerpo. El frío aumenta las necesidades calóricas y, por tanto, el consumo de alimentos.

El caldo o una sopa sana es un alimento básico y clásico en la época invernal. Cualquier tipo de caldo ayuda al organismo a mantener o recuperar la temperatura corporal. Además, nos aporta un sinfín de nutrientes esenciales para el sistema inmune. Sopa o caldo con fideos, arroz, garbanzos o pasta puede ser un perfecto plato para estos meses de invierno.

Además es buena para todas las edades y se adapta a todas las necesidades fisiológicas. Al ser rica en vitaminas y minerales resulta fundamental para cubrir las necesidades nutricionales recomendadas tanto en niños como en mayores.

Pero, sobre todo, es fácil de preparar. Cada vez tenemos menos tiempo de estar en la cocina y es una queja común, la dificultad que presentan ciertos alimentos a la hora de prepararlos. Con la sopa sana no pasa lo mismo. Una cacerola con agua hirviendo con todos los ingredientes que queremos que incluya es suficiente para tener un buen caldo.

Alimentos energéticos

5 sopas sanas y calentitas para combatir el frío: guiso guisantes heelespana - HeelEspaña

Conviene hacer comidas calientes que aporten la energía necesaria. Aquí estamos hablando de, por ejemplo, legumbres o alguna sopa sana como la sopa de pasta. Pero, por supuesto, no hay que renunciar a una alimentación variada que incluya el resto de alimentos como verduras, frutas, carne, huevos, pescado, cereales o leche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *