3 plantas medicinales para mejorar la circulación en las piernas

Existen plantas medicinales que pueden mejorar la circulación venosa. Consiguen aumentar el tono de las paredes de las venas y la resistencia de los vasos más finos. Y, en esta ocasión, vamos a hablar de 3 plantas medicinales.

Uso de las plantas medicinales para la circulación

Sistema circulatorio

Cada una de las células de nuestro organismo es una unidad, hasta cierto punto independiente, con necesidades nutricionales y metabólicas. Hasta cada célula tienen que llegar los distintos nutrientes, entre los que hay que destacar el oxígeno, y de cada célula hay que retirar los productos de deshecho, como por ejemplo el CO2. Este transporte de diferentes sustancias se hace gracias al aparato circulatorio.

La sangre transporta el oxígeno hasta cada una de nuestras células. Y, además, retira de ellas el dióxido de carbono que se ha producido en su metabolismo. El oxígeno ha llegado a la sangre gracias a que los pulmones se lo ceden cuando pasa por su territorio. Y, de la misma manera, la sangre cede a los alveolos pulmonares el dióxido de carbono para que pueda ser expulsado al exterior en cada espiración. Por último, la sangre es impulsada por el corazón y discurre por los vasos sanguíneos.

Papel de los vasos sanguíneos

Existen varios tipos de vasos sanguíneos: desde los más finos, denominados capilares, a los de mayor tamaño que serían venas y arterias. Las diferencias entre venas y arterias son varias, pero quizás la más importante es que las arterias son las que llevan el oxígeno hasta todas las células. Por su parte, las venas son las que recogen los productos de deshecho.

Por decirlo de otra manera: las arterias son el camino de ida y las venas, el de vuelta.

El problema está cuando esta vuelta debe hacerse en contra de la gravedad. Cuando las venas tienen que llevar la sangre desde las piernas hasta el corazón, lo hacen en sentido ascendente.

Para conseguir que la sangre, que al fin y al cabo es un líquido, vaya en sentido contrario a la gravedad, deben servirse de algunos mecanismos como la presencia de válvulas dentro del propio vaso, que permiten el paso del líquido hacia arriba pero que se cierran cuando la sangre intenta retroceder. Y, por otro lado, la elasticidad de las paredes de las venas que producen un cierto bombeo que favorece el movimiento ascendente.

Guía de plantas medicinales para mejorar la circulación

Retorno venoso

En ocasiones, por factores genéticos o adquiridos, las venas pueden alterarse y entonces se dificulta el retorno de la sangre al corazón, es decir, lo que se denomina el retorno venoso. En las alteraciones del retorno venoso se produce una disminución de la elasticidad de las paredes del vaso y a menudo una insuficiencia e incluso rotura de las válvulas que se encuentran en el interior de la vena.

Como la sangre no puede subir, o al menos lo hace con más dificultad, se acumula en distintos tramos. Esto produce un engrosamiento de las venas que, según el tamaño, podemos llamar venillas varicosas. O, si son de mayor tamaño, varices. Cuando la sangre acumulada es mucha, se produce un aumento de la presión del líquido dentro del vaso.

Esto hace que parte de este líquido salga de la vena hacia los tejidos circundantes y se acumule. Esto produce edemas que habitualmente aparecen en los tobillos y en la parte baja de las piernas.

Tratamiento

Al conjunto de estas alteraciones lo podemos llamar alteraciones del retorno venoso o insuficiencia venosa crónica, aunque es también muy común llamarlo coloquialmente mala circulación o mala circulación en las piernas.

La solución y el tratamiento en cada caso será el que establezca el médico, en algunos casos se podrá mejorar con un tratamiento oral y en otros casos se precisará de tratamiento quirúrgico; también las venas de compresión y el drenaje linfático manual pueden ayudar a disminuir los síntomas.

Tratamiento de problemas de circulación con plantas medicinales

Ayuda con plantas medicinales

En esta ocasión vamos a hablar de algunas plantas que pueden mejorar la circulación venosa. Son muchas las plantas que tienen propiedades venotónicas. Es decir aumentan el tono de las paredes de las venas y la resistencia de los capilares (los vasos más finos). Pero en esta ocasión vamos a hablar de tres de ellas: el castaño de indias, la centella asiática y la vid roja. Antes de resumir las propiedades de estas tres plantas debemos decir que cada planta contiene multitud de principios activos, es decir, de sustancias químicas con alguna acción.

Además no todas las partes de una planta tienen la misma composición. Por ello, puede que en las hojas encontremos unas sustancias determinadas y en las semillas o en el tallo otros principios activos.

La fitoterapia, es decir, el uso de las plantas con fines medicinales, es algo casi tan antiguo como el ser humano. Pero, como todo, ha ido avanzando con el paso del tiempo.

Actualmente, cuando hablamos de las propiedades medicinales de por ejemplo, el castaño de indias, en realidad estamos hablando, en este caso, de las semillas y más concretamente del extracto de las semillas que contiene una cantidad exacta del principio activo que nos interesa. Es decir, hablamos del árbol, porque es el productor de ese principio activo.

Pero, al final, cuando se hace una preparación para que esté disponible para el paciente o se utiliza en una investigación, lo que estamos manejando es una dosis concreta y conocida de uno o varios principios activos perfectamente identificados.

Acciones de las plantas medicinales

Plantas medicinales venotónicas

Vamos a conocer ahora un poco mejor algunas de las plantas venotónicas.

Castaño de indias

El castaño de indias es un árbol que podemos encontrar en muchos de nuestros parques y jardines. Las semillas contienen una serie de sustancias que mejoran la circulación venosa. En concreto, entre todas las sustancias químicas con acción farmacológica que se pueden aislar en las semillas del castaño, hay que destacar la aescina, la quercetina y el kaempferol. En concreto la aescina ha demostrado en numerosos estudios poseer propiedades venotónicas, vasoprotectoras, antiinflamatorias y antiedematosas.

Centella asiática

La centella asiática es una planta que se lleva usando desde hace miles de años en las medicinas tradicionales de Asia y África. Y se utilizan por sus propiedades cicatrizantes, analgésicas, digestivas y antisépticas. La investigación actual ha tenido ocasión de confirmar muchas de estas propiedades farmacológicas en distintos estudios.

En concreto, respecto a su acción sobre la circulación venosa, se ha demostrado que el extracto de centella asiática posee una acción venotónica, mejora el estasis venoso (o sea, la acumulación de sangre en una zona de una vena), ayuda a la cicatrización y a la resolución de las úlceras varicosas y previene la aparición de edemas.

Ventajas de usar plantas medicinales para la circulación

Vid roja

La tercera planta de la que vamos a hablar es quizás la más interesante de todas. Es una planta de la que se han realizado múltiples estudios. Se trata de la vid roja o vitis vinífera. En este caso, la parte de la planta utilizada son las hojas, por su riqueza en flavonoides.

Los flavonoides son unos químicos vegetales que se encuentran en muchas frutas y verduras, en muchos casos son los responsables del color. Hay más de 6000 flavonoides distintos, y la mayoría de ellos tienen efectos beneficiosos. En el caso de los flavonoides presentes en la hoja de vid roja, los principales son la isoquercitrina y la quercetina-3-glucurónido o miquelianina.

Estas sustancias consiguen una acción reforzadora de las paredes de las venas y capilares, además de aumentar su elasticidad. Tienen un efecto estabilizador sobre el colágeno que está formando parte de las paredes venosas, por lo que mejoran la consistencia de dicha pared y disminuyen la aparición de edemas. Además, otros compuestos contenidos en la hoja de vitis vinífera como las proantocianidinas, tienen un efecto antioxidante.

Otras plantan ejercen también un efecto beneficioso sobre la circulación. Hablamos del rusco, el hamamelis o el ginkgo biloba entre otros. Pero hoy nos hemos querido centrar en estas tres plantas: el castaño de indias, la centella asiática y la vid roja. Son muy conocidas, muy estudiadas y muy eficaces para las alteraciones del retorno venoso.

Referencias
https://www.farmaceuticonline.com/es/planta-medicinales-piernas-cansadas/
https://revistas.ucm.es/index.php/RICP/article/download/37905/36671
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-centella-asiatica-una-planta-con-13139754

Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente trabajo como Gerente dentro del departamento Médico en Laboratorios Heel España y soy autora de artículos en revistas y blogs y he escrito algunos libros de divulgación científica sobre nutrición y salud.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info