Cómo tomar probióticos, ¿con alimentos o con el estómago vacío?

En el mercado existen múltiples formulaciones de probióticos. Al tratarse de microorganismos vivos a los que pueden afectar las condiciones del medio, como la temperatura, es importante administrarlos correctamente.

Por ello, es necesario seguir las instrucciones de conservación y administración de cada producto, así como conocer cuándo y cómo tomar probióticos para asegurar que llega una cantidad suficiente de microorganismos y pueda cumplir con su misión y efecto positivo para la salud.

Sigue consejos: cómo tomar probióticos

Factores a considerar: cómo tomar probióticos

Para un uso correcto de los probióticos, hay que tener en cuenta una serie de factores que pueden alterar la eficacia en su administración.

  • Si estamos tomando antibióticos u otros medicamentos antiácidos. Dado que ciertos antisecretores, antifúngicos y antibióticos pueden alterar la viabilidad del probiótico es recomendable dejar transcurrir, al menos, dos horas entre sus administraciones.
  • ¿Con bebidas frías o calientes? Es más conveniente y de manera general, no tomar el probiótico mezclado con bebidas calientes. La temperatura elevada puede alterar la viabilidad del probiótico. Pero también es interesante destacar que el cambio de temperatura que se pueda producir en la toma, aunque sea breve, puede afectar a la supervivencia del probiótico en nuestro sistema digestivo.

A la hora de conocer cómo tomar probióticos, es muy importante leer detenidamente el prospecto de cada caja. Porque, incluso, el modo de conservación puede variar de unos probióticos a otros.

Muchos de ellos deben conservarse refrigerados en nevera entre 2 y 8ºC, o por debajo de los 22-25ºC. Pero todos deben estar protegidos de la luz.

Sin embargo, existen otros productos con probióticos que tienen unas condiciones diferentes de conservación.

No necesitan frío y se conservan a temperatura ambiente. Estas condiciones dependen de la cepa que contenga el producto, así como de su proceso de fabricación, lo que vendrá detallado en el prospecto del producto.

Consigue mejorar el efecto: cómo tomar probióticos

¿Qué otros factores hay que considerar para saber cómo tomar probióticos?

Los probióticos ingeridos en la cantidad necesaria y suficiente tienen un efecto muy beneficioso para la salud. Consiguen equilibrar la microbiota intestinal y mejorar el sistema inmunológico.

Son capaces de atravesar el tubo digestivo, permanecer activos en las heces y adherirse a la mucosa intestinal. Pero, para conseguir todos estos efectos positivos, es muy importante y es necesario que el probiótico a consumir esté en buen estado, manteniendo las condiciones de almacenamiento y seguridad recomendadas.

¿Con alimentos o con el estómago vacío?

Una de las características esenciales que debe tener un probiótico es la de llegar y permanecer vivo. Es por ello que el probiótico tiene que tener cierta tolerancia a las condiciones ambientales del tracto gastrointestinal. Si los microorganismos probióticos han de llegar viables al intestino grueso, es preciso que resistan el pH gástrico y las enzimas digestivas.

Algunos probióticos que se ingieren con el estómago vacío, que presenta una gran acidez, pueden no sobrevivir a esas condiciones. Por tanto, para estos probióticos parece lógico que se recomienden tomarlos durante la comida.

Sin embargo, y para que el probiótico resista y esté protegido durante su paso por el estómago, algunos preparados se recubren con cubiertas gastroresistentes.

Gracias a esto se pueden administrar con el estómago vacío, favoreciendo la supervivencia de las bacterias y, por tanto, la eficacia del producto. Con lo que deja de ser problemático tomárselo con el estómago vacío o lleno. Además existen otros probióticos que no presentan problemas de supervivencia en estas condiciones y se pueden ingerir normalmente sin estar encapsulados o recubiertos.

Si te surgen dudas de cómo tomar probióticos, lo más indicado, además de leer el prospecto, es preguntar a un profesional sanitario.

Conocer cómo tomar probióticos

Entonces, para concretar, ¿cuáles son las recomendaciones generales de administración?

  • Deben tomarse separados de los alimentos y bebidas calientes.
  • Se recomienda distanciar la toma del antibiótico y del probiótico, al menos, 2 horas.
  • Para administrar los preparados en polvo o liofilizados, se debe esperar unos minutos tras la reconstitución.
  • Se pueden administrar de forma continuada. De hecho, en algunos casos, es conveniente la toma diaria para lograr un efecto más adecuado.
  • Es posible administrar simultáneamente varios preparados de probióticos diferentes. Esto es debido a que el efecto de los probióticos es cepa-dependiente.
  • Cualquier persona sana puede tomar probióticos, pero es necesario utilizarlos con especial precaución en individuos con inmunodepresión o que hayan sido sometidos recientemente a cirugía mayor. En el caso de embarazadas, madres lactantes y bebés recién nacidos, existen preparados adecuados en cada situación. Aunque siempre es recomendable consultar a un profesional sanitario
  • Deben conservarse por debajo de los 22-25 °C y protegerse de la luz y la humedad. Es necesario mantener algunos productos entre 2 y 8 °C, dato que debe estar detallado por el fabricante en la etiqueta.

Cuestiones para saber cómo tomar probióticos

¿En qué patologías puede resultar útil tomar probióticos?

Debido a los efectos de los probióticos, además de ayudar al equilibrio de la microbiota intestinal, se pueden aplicar en numerosas patologías:

  • Problemas gastrointestinales.
    • Diferentes tipos de diarreas. Como son las diarreas asociadas a los antibióticos o las conocidas como diarrea del viajero. Pero también pueden ser de utilidad en personas con intolerancia a la lactosa.
    • Trastornos funcionales. Como el cólico del lactante o el síndrome del intestino irritable.
    • Procesos inflamatorios.
  • Además se usan con éxito en diversas patologías de la mujer. Es el caso de la cistitis, vulvovaginitis y mastitis.
  • Se ha valorado su efecto en las alergias, como la dermatitis atópica.
  • En la prevención de infecciones a través del refuerzo inmunitario. Desde el recién nacido hasta el anciano.

Consejos: cómo tomar probióticos

¿Tienen efectos secundarios?

En general los probióticos se consideran seguros. Porque, de hecho, una de las premisas que debe presentar un microorganismo para ser considerado un probiótico es tener seguridad biológica, lo que implica ser seguros e inocuos bajo cualquier circunstancia para el ser humano.

Pero encontramos algunos efectos secundarios como estreñimiento, flatulencia, hipo, náuseas, infección o erupción. Son efectos excepcionales y muy poco frecuentes.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen determinados grupos de riesgo que, aunque infrecuentes, pueden desarrollar posibles complicaciones. Nos estamos refiriendo a los pacientes críticos ingresados en la UCI, niños críticamente enfermos, pacientes postquirúrgicos, enfermos crónicos e inmunocomprometidos.

Los mejores requisitos: cómo tomar probióticos

¿Qué otros requisitos debe tener un probiótico?

Además de no ser ni patógena ni tóxica, para que una bacteria sea considerada como probiótico y, por tanto, entender que actúa beneficiosamente en el organismo, debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Permanecer estable durante toda la vida útil del producto.
  • Contener un número adecuado de mircroorganismos. Porque, para poder ejercer el efecto deseado, debe existir una cantidad adecuada de microorganismos.
  • No ser destruido por secreciones gástricas ni sales biliares. Es decir, las bacterias utilizadas como probióticos deben tener tolerancia a las condiciones del aparato digestivo.
  • Tener evidencia científica de la acción de cada cepa en seres humanos.
  • Contener sustancias de vehículo o relleno que no afecten a la viabilidad de la cepa. Es decir, para que las cepas microbianas lleguen desde el laboratorio al paciente deben soportar el almacenamiento y el transporte.

Referencias
https://scielo.isciii.es/pdf/nh/v22s2/fisiologia4.pdf
https://www.elsevier.es/es-revista-endocrinologia-nutricion-12-articulo-actualizacion-probioticos-prebioticos-simbioticos-nutricion-S1575092216301139
https://www.worldgastroenterology.org/UserFiles/file/guidelines/probiotics-and-prebiotics-spanish-2017.pdf

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info