Dolor de piernas por estar mucho tiempo de pie o sentado

Normalmente, cuando pasamos mucho tiempo de pie o sentados sentimos dolor de piernas. Por ello es importante evitar estas situaciones durante largo tiempo, en la medida posible.

Si por nuestro trabajo pasamos tiempo de pie o sentados deberíamos estar en actividad cíclica. Es decir, mover los dedos de los pies, flexionándolos e incluso ponernos de rodillas. Pero no son los únicos consejos a seguir si tienes que estar mucho tiempo de pie o sentado.

¿Por qué se tiene dolor de piernas?

Es cierto que son muchos los motivos que nos pueden ocasionar dolor de piernas. Las lesiones de los músculos, ligamentos o tendones, calambres o las lesiones nerviosas como la ciática son alguna de las causas por las que sentimos este dolor.

El dolor de piernas que sufren las personas que padecen una enfermedad vascular denominada insuficiencia venosa crónica.

Esta se produce cuando la sangre se estanca en las extremidades inferiores porque las válvulas que existen en las venas de las piernas no funcionan adecuadamente y no se consigue impulsar la sangre hacia el corazón.

Por tanto, cuando el retorno venoso es insuficiente por fallo en el sistema de bombeo, se produce la dilatación de las venas junto con las primeras manifestaciones y síntomas como hinchazón, el dolor de piernas y la pesadez.

Otros síntomas de la insuficiencia venosa crónica

  • Pesadez y edemas en las piernas.
  • Hinchazón en miembros inferiores. Empeora con el calor y mejora cuando se está tumbado, en movimiento y con el frío.
  • Cansancio.
  • Calambres musculares.
  • Parestesias nocturnas: la sensación de adormecimiento en las piernas.
  • Hormigueo, picor, agujetas.
  • Varices: dilataciones venosas en mayor o menor grado

Señales de mala circulación sanguínea en las piernas

 

Más sobre las varices

La insuficiencia venosa es una patología, en ocasiones, asintomática, pero tiende a presentarse en forma de pesadez o dolor de piernas, junto con la aparición de venas en las piernas de color púrpura o azul oscuro. Además, estas se muestran abultadas y se visualizan a simple vista, a menudo, como cordones en las piernas.

Cualquier vena superficial puede volverse varicosa, sin embargo, las afectadas con mayor frecuencia son las de las piernas. Muchas veces ocasionado por permanecer de pie durante muchas horas y caminar poco, provocando un aumento de la presión en las venas de la parte inferior del cuerpo.

Las venas varicosas y las arañas vasculares son, para algunas personas, simplemente un problema estético. Sin embargo, para otras, las venas varicosas pueden provocar dolor y provocan un malestar importante.

varices por mala circulación

Factores de riesgo de padecer varices

  • Tener antecedentes vasculares. Existe una predisposición genética a padecer trastornos del retorno venoso.
  • Padecer obesidad o sobrepeso. El exceso de peso aumenta la presión en las venas de las piernas, lo que favorece la aparición de la Insuficiencia Venosa.
  • Estar embarazada. Durante el embarazo, a medida que aumenta el tamaño del vientre, como consecuencia del crecimiento del bebe, disminuye el retorno venoso y aumenta la presión en las venas que llevan la sangre desde las piernas hasta el corazón. Sexo. Es más frecuente en la mujer que en el hombre por razones hormonales.
  • La edad. Al envejecer, las válvulas de las venas pueden debilitarse y no funcionar correctamente. Los músculos de la pantorrilla también se debilitan con la edad.
  • Usar anticonceptivos. Esto se debe a que los estrógenos pueden debilitar las válvulas de las venas y provocar la aparición de las venas varicosas. Además, la terapia hormonal utilizada en tratamientos para la menopausia puede incrementar los riesgos de padecer varices.

 

Medidas generales: alivia el dolor de piernas

  • Reducción de peso. La obesidad acarrea mayores consecuencias para los pacientes que padecen insuficiencia venosa crónica, como flebitis, trombosis venosa profunda o alteraciones en la piel.
  • Aumenta tu actividad física y limita los aportes calóricos de tu dieta. Alimentos saludables como frutas, verduras y pescados son los que tienes que incluir en tu dieta. La fibra tiene que estar presente en tu día a día con el fin de evitar el estreñimiento.
  • Utiliza calzado cómodo. Este debe adaptarse a la planta del pie y respetar la dinámica normal del pie. Con ello conseguirás asegurar el buen funcionamiento de la bomba muscular. Deja los tacones guardados en el armario. La presión ejercida sobre los pies y las piernas por estar de pie sobre tacones altos -una posición poco natural- empeora la circulación y puede predisponer a la aparición de venas varicosas. Si no quieres renunciar a llevar algo de tacón, con 3 centímetros de altura será suficiente.
  • Ropa. Tienes que evitar aquellas prendas que produzcan comprensión y que puedan obstruir el flujo venoso como calcetines, ligas o pantalones demasiado ajustados.
  • Cuidado con la temperatura demasiado elevada. El exceso de calor en las piernas como el que puede producir las saunas, la depilación con cera caliente o las duchas con agua demasiado caliente provocan vasodilatación cutánea. Esto puede incrementar los síntomas de hinchazón en las extremidades inferiores.
  • Mantén las piernas en alto. Procura hacer descansos con las piernas elevadas por encima del corazón, preferiblemente durante 30 minutos. Si lo puedes hacer 2 o 3 veces al día, mejor. Intenta elevar las piernas al sentarte por encima del nivel de las caderas y apoyarlas sobre un sillón o unos cojines, procurando no cruzarlas.

 

ejercicios para favorecer la circulación

 

¿Existe algún tratamiento para mejorar el dolor de piernas?

Los hábitos higiénicos constituyen una base fundamental del tratamiento del retorno venoso. Pero existen otro tipo de tratamiento que pueden ser muy útil en este caso. Hablamos de plantas medicinales que favorecen la mejoría de la circulación sanguínea.

Los principios activos más utilizados y con mayor evidencia científica que forman parte de estas plantas son los flavonoides.

Las plantas más utilizadas son

  • Aesculus hipocastanum. Acción venotónica y vasoprotectora. Tiene propiedades antiinflamatorias y antiedematosas.
  • Vitis vinífera. Acción venotónica y vasoprotectora. Consigue mejorar la microcirculación.
  • Centella asiática. Tiene acción vasoprotectora, mejorando la pesadez de piernas y la microcirculación.
  • Ruscus aculeatus. Acción venotónica y antiinflamatoria. Consigue mejorar la sensación de cansancio, pesadez y hormigueo en las piernas.

Pueden encontrarse en formas farmacéuticas de administración oral o tópica. Los geles/cremas, además, pueden ejercer un efecto frío para favorecer el retorno venoso.

Terapia comprensiva

Es una terapia que consiste en la aplicación de presión externa sobre determinados puntos de las piernas y de manera decreciente hacia la cintura.

Esto se consigue mediante el uso de vendas o medias de compresión elástica, que son las más utilizadas. Es importante elegir la compresión, talla y modelo adecuado, que será distinto para cada paciente. Por tanto, es esencial que se recomienden siempre por un profesional sanitario.

¿Cuándo debo acudir al médico?

En las primeras fases del síndrome de piernas cansadas, podemos seguir las recomendaciones mencionadas anteriormente y llevar a cabo las medidas preventivas. Además de utilizar los productos de fitoterapia que pueden facilitar la mejoría del problema.

Si a pesar de todo persisten las molestias o se producen cambios significativos en las piernas: color en la piel, úlceras o heridas, sangrado, dolor o aumento del tamaño de las venas…tendrás que acudir al médico para que decida cuál es la terapia más adecuada según cada caso.

 

Referencias
https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-piernas-cansadas-atencion-especial-13038247
https://www.pacientessemergen.es/docsArticulos/2_101.pdf

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info