5 señales que indican que “tus defensas” están bajas

¿Encadenas un resfriado tras otro? ¿Estás cansado de manera continua? ¡Pues ojo! Pueden ser dos señales claras de que tu sistema inmunológico no está trabajando al 100% o, como se suele decir coloquialmente “tienes las defensas bajas“. Pero, ¿tienes otros síntomas? No pierdas tiempo porque esto significa que tu sistema inmunitario está debilitado.

Signos de alarma de las defensas bajas - HeelEspaña

Defensas bajas o sistema inmunológico deprimido

La defensa del organismo frente a las infecciones corre a cargo del sistema inmune. Es el que nos protege frente a los gérmenes y bacterias. Cada día lucha y nos defiende de miles de microorganismos patógenos. Por tanto, un fallo de este sistema pude traducirse en un aumento de las infecciones. ¿Y qué puede provocar que falle? ¿Por qué nuestro sistema inmunológico falla?

La genética, el sexo, la edad, la exposición a agentes patógenos, el estado hormonal o la alteración de la microbiota intestinal son factores a tener en cuenta como fuente de variación en las respuestas inmunitarias.

Pero también debemos tener en cuenta otros factores que pueden conseguir que tengamos “las defensas bajas” como el ejercicio, el estrés, el consumo de tabaco, alcohol o la obesidad entre otros.

Signos y señales de las defensas bajas del cuerpo - HeelEspaña

El estado nutricional y los hábitos dietéticos son una de las fuentes principales de variación, y durante estos años se ha estudiado y avanzado en entender los mecanismos por los que una dieta adecuada y un correcto estado nutricional pueden favorecer de forma positiva el desarrollo de una inmunidad adecuada.

Atento a estas señales

Nuestro cuerpo es muy sabio y nos da señales y nos pone en alerta sobre su estado. Si se encuentra débil, no es extraño que nos avise con estas señales a tener en cuenta:

  1. Gripe y catarros constantes. Lo normal es que los adultos que encadenan varios resfriados de forma consecutiva o tras haber padecido un primer resfriado acontece una gripe, puede ser una señal que nos indique que nuestras defensas están deprimidas. Estas infecciones pueden presentarse con dolor de garganta, tos, fiebre y/o cefalea.5 señales que indican que "tus defensas" están bajas: gripe - HeelEspaña
  2. Diarrea. Se manifiesta por un aumento del número de deposiciones y/o de la consistencia de éstas. La diarrea está causada por agentes infecciosos que, si se presenta cuando nuestro sistema inmunitario está debilitado, atacarán más fácilmente y nuestra defensa será menos eficaz frente a ellos.5 señales que indican que "tus defensas" están bajas: diarrea - HeelEspaña
  3. Conjuntivitis. Puede ser provocada por una infección viral o bacteriana, aunque también se puede producir por sustancias que causan irritación, como lentes de contacto o por alergias.5 señales que indican que "tus defensas" están bajas: conjuntivitis - HeelEspaña
  4. Fatiga constante. La fatiga es una falta de energía y motivación. Esta puede ser una respuesta normal al esfuerzo físico o a la falta de sueño. Sin embargo, también puede ser un signo de un trastorno físico o mental más grave. Por lo que es un buen barómetro que nos indica el estado de nuestro sistema inmunológico o, como diríamos coloquialmente, de nuestras defensas.5 señales que indican que "tus defensas" están bajas: fatiga - HeelEspaña
  5. Infecciones vaginales. Tener “las defensas bajas” puede llevar a una alteración en la microbiota vaginal, produciendo una disbiosis y una menor protección del entorno vaginal. Ante esta situación, los microorganismos procedentes del intestino como la Echerichia coli, pueden producir infección de las vías urinarias, a veces incluso de manera recurrente.5 señales que indican que "tus defensas" están bajas: infeccion vaginal - HeelEspaña

¿Cómo puedo mejorar “mis defensas”?

  • Lavarnos las manos frecuentemente. Es la mejor manera de evitar las infecciones. Lo más recomendable es lavarse las manos con agua tibia y con jabón por lo menos durante 20 segundos.
  • Es importante llevar una dieta equilibrada y variada. Nuestra alimentación debería ser rica en alimentos de origen vegetal como frutas, verduras, hortalizas, cereales, legumbres y frutos secos, estos alimentos no deben faltar en nuestra alimentación.
  • El descanso debe ser suficiente. Un número de horas de sueño reparador favorece un óptimo funcionamiento de nuestro sistema de defensas. Dormir es fundamental para gozar de buena salud, en general. Un descanso reparador de entre 7 y 8 horas diarias nos ayudará a prevenir ciertas enfermedades.
  • La actividad física de intensidad moderada. El ejercicio debe formar parte de nuestra vida de forma regular y pautada. Un buen ejercicio puede ser caminar, nadar o montar en bicicleta.
  • Evita el estrés. Para y reflexiona para tomar decisiones adecuadas. Si no lo haces y tu nivel de estrés es excesivo, puede afectar seriamente al sistema inmunológico.

Señales de las defensas bajas de tu cuerpo - HeelEspaña

No te olvides de los probióticos para complementar la dieta

Los probióticos son microorganismos que ayudan a equilibrar la microbiota intestinal cuando ésta se ha visto afectada por una alimentación incorrecta, infecciones o por tratamiento por antibiótico.

Y es que los probióticos, según la OMS, son microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud. En el contexto de la prescripción dietética o el consejo alimentario, en ocasiones, puede ser de interés complementar la dieta con la utilización de probióticos.

Se utilizan en personas de cualquier edad, generalmente con buen estado de salud que sufren algún cambio o trastorno de su bienestar. Ejemplo de esto es la utilización de probióticos para favorecer el equilibrio de la microbiota intestinal y mejorar la digestión y la absorción de nutrientes.

Alimentos que ayudan a “subir las defensas”

Hemos hablado mucho de la alimentación como base para que nuestro sistema inmunológico esté fuerte. Y es que nuestra salud está condicionada directamente por nuestra alimentación.

De hecho, en base al conocimiento actual, el consejo dietético debería acercarse a un perfil alimentario a base de alimentos de origen vegetal de temporada.

  • Debe ser prioritarios los alimentos de origen vegetal de temporada. Priorizar en frutas, verduras, frutos rojos, frutos secos naturales o cereales, preferentemente integrales.
  • Dieta baja en grasa. Las carnes rojas, carnes procesadas o los alimentos con elevado contenido en azúcar, sal o grasas saturadas debemos consumirlas de manera muy moderada.
  • Consumir regularmente legumbres, carnes blancas, pescado fresco, huevos y otras fuentes de proteínas de origen vegetal.

Señales que nos indican que tenemos las defensas bajas - HeelEspaña

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias:
Sistema inmune