Beneficios de los probióticos: prevención y tratamiento

Existen distintos estudios que evidencian el efecto positivo del uso de probióticos sobre la salud digestiva y extradigestiva en niños y adultos, especialmente en relación con la inmunidad y la inflamación. Y es que los probióticos pueden ayudar a restaurar y mantener el equilibrio de la microbiota beneficiosa. Existen determinadas situaciones, como son la toma de antibióticos, estrés, molestias digestivas, etc…, que pueden aumentar la necesidad de tomar probióticos.

Diarrea

La diarrea se produce como consecuencia de una inflamación de la mucosa intestinal, que desencadena un cuadro rápido de deposiciones de consistencia disminuida y frecuencia aumentada, más de 3 en 24 horas. Puede asociarse con nauseas, vómitos, fiebre o dolor abdominal. Los probióticos pueden ser muy efectivos tanto en prevención como en el tratamiento de varios tipos de gastroenteritis aguda, reduciendo la gravedad y la duración. Sus efectos dependen de la cepa, la dosificación utilizada, la etiología del proceso y la precocidad de administración.

Síndrome de intestino irritable (SII)

El Síndrome de Intestino Irritable (SII) es un trastorno funcional gastrointestinal frecuente. Se caracteriza por la presencia de dolor abdominal y cambios en el ritmo intestinal en ausencia de alteración orgánica que lo justifique.

Se ha demostrado que el uso de una combinación de múltiples cepas de probióticos durante 5-6 meses logra disminuir los síntomas totales (dolor abdominal, distensión, flatulencia y borborigmos) de forma significativa.

Enfermedad celiaca

En la enfermedad celiaca es frecuente la aparición de síntomas como diarrea, anorexia, vómitos, dolor abdominal, etc., pudiendo aparecer diferentes síntomas según la edad del paciente.

Algunos probióticos son capaces de disminuir la toxicidad del gluten y la respuesta inflamatoria desencadenada. Los probióticos más utilizados en esta enfermedad son diferentes cepas de Bifidobacterias y Lactobacilos. Actualmente el tratamiento de la enfermedad celiaca es la dieta exenta de gluten, pero los probióticos parecen ser beneficiosos para este tipo de pacientes.

Infecciones urogenitales

Existen una serie de factores que incrementan el riesgo de desarrollar Vaginosis/vaginitis como el uso de antibióticos, los espermicidas, los anticonceptivos orales, el tratamiento con estrógenos, etc. La utilidad de los probióticos en la prevención de la infección urinaria es debida a que la mayoría de estas infecciones son producidas por bacterias que residen en el intestino grueso (especialmente Escherichia coli) y que, tras su salida, contaminan la región perianal y la vagina. A partir de aquí pueden acceder a la uretra y desde allí a la vejiga urinaria.

De forma terapéutica diferentes cepas de probióticos han resultado eficaces tanto para el tratamiento como para la prevención de infecciones urogenitales.

Refuerzo de la respuesta inmunológica

Algunas cepas de probióticos como cepas de Lactobacillus y Bifidobacterias son capaces de estimular la función inmunológica e inhibir directamente a algunos patógenos, aumentando la resistencia a infecciones. También se sugiere que la utilización conjunta de probióticos y prebióticos como los Fructooligosacáridos (simbióticos) resultan útiles para reforzar la respuesta inmunitaria.

Probióticos: prevención y tratamiento - HeelProbiotics - HeelEspaña
¿Qué beneficios aportan los probióticos? – HeelProbiotics – HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *