Dermatitis atópica: otras opciones de tratamiento

La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad de la piel, caracterizada principalmente por inflamación y picor intenso, que conlleva invariablemente la aparición de lesiones de rascado. La dermatitis atópica puede  aparecer a cualquier edad aunque es mucho más frecuente en los niños. Entre un 5 y un 10% de los niños españoles, tendrá manifestaciones de dermatitis atópica en algún momento de su vida.

En la dermatitis atópica hay una predisposición genética (el riesgo de un hijo de desarrollar DA, si uno de los progenitores la ha sufrido, es del 50%, y del 80% si ambos progenitores padecen la enfermedad). Esta alteración produce una desestabilización de la barrera cutánea lo que favorece la pérdida de agua y la deshidratación, que dan lugar a la aparición de fisuras microscópicas que a su vez permiten la entrada de alérgenos y/o bacterias, con la consiguiente inflamación e irritación cutánea.

Pero sin lugar a dudas, el síntoma más molesto es el picor. A veces es tan intenso que produce en los niños un malestar tan profundo que acaba por alterarles tanto el sueño como la alimentación, dos necesidades básicas a cualquier edad pero especialmente en edades tempranas. Los padres también se ven afectados: la falta de sueño de un niño siempre repercute en los progenitores, y a menudo la angustia de ver a su hijo sufriendo supone un motivo de desasosiego para toda la familia.

El mayor problema de la DA es su cronicidad y por lo tanto la necesidad de tratamientos a largo plazo. Los cuidados básicos de la piel deben mantenerse prácticamente de por vida y la utilización de corticoides se debe intentar que quede relegada únicamente a momentos puntuales.

Nuevas evidencias

En la actualidad, existen otras opciones que están ayudando en gran medida a paliar los síntomas de picor e inflamación en los niños y a dejar a los padres más tranquilos al poder disponer de productos eficaces con un alto nivel de seguridad.

Recientemente, se ha publicado un estudio en la prestigiosa revista de dermatología, JAMA Dermatology, acerca de la eficacia de una mezcla de probióticos (Bifidobacterium lactis CECT 8145, Bifidobacterium longum CECT 7347 y Lactobacillus casei CECT 9104) en la mejora del índice SCORAD (Scoring Atopic Dermatitis) y en la reducción de los días de utilización de corticoides tópicos en pacientes con dermatitis atópica moderada: Effect of Oral Administration of a Mixture of Probiotic Strains on SCORAD Index and Use of Topical Steroids in Young Patients With Moderate Atopic Dermatitis. A Randomized Clinical Trial (*)

(*) Vicente Navarro-López, MD; Ana Ramírez-Bosca, MD; Daniel Ramón-Vidal, PhD; Beatriz Ruzafa-Sostas, PhD; Salvador Genovés-Martínez, BTech; Empar Chenoll-Cuadros, PhD; Miguel Carrión-Gutiérrez, PhD; Jose Horga de la Parte, MD; David Prieto-Merino, PhD; Francisco M. Codoner-Cortés, PhD.

La investigación estudia cómo las modificaciones en la microbiota intestinal, mediante el uso de probióticos, provocan:

  • Reducción de brotes de dermatitis atópica en intensidad y duración.
  • Reducción del uso de corticoides tópicos.
  • Reducción de la extensión e intensidad del eczema.

Influencia de la microbiota con la dermatitis atópica - HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *