6 claves para dormir bien en verano

Consigue dormir bien en verano - HeelEspaña
Consejos para dormir bien en verano – HeelEspaña

Comienza el verano y cambiamos muchos de los hábitos diarios. Los cambios en los horarios y los cambios en la alimentación, por ejemplo, son inevitables. Además, indudablemente, la naturaleza también varía nuestro entorno, tanto en cuanto a horas de luz como a temperatura o a la aparición de insectos.

¿Y esto que conlleva? Pues la consecuencia de todo esto es que se producen cambios en nuestro organismo que pueden ser beneficiosos en algún caso o que pueden llegar a alterar determinadas funciones. Este es el caso del sueño. Hablaremos, a continuación, de cómo dormir bien en verano para que no afecte a nuestra salud.

Cómo nos afecta el verano a la hora de dormir

Los cambios en los hábitos tienen mucho que ver con estas alteraciones del sueño.

  • Generalmente nos levantamos más tarde (si ha cesado la actividad laboral, claro). Y, además, sucumbimos con gusto a la siesta. Esto hace que el número de horas de sueño durante el día sea mayor, por lo que por la noche cuesta más trabajo iniciar el sueño.
  • Además, en verano, suele ser habitual cenar más tarde, puesto que las horas de luz invitan a ello. Esto hace que el período de tiempo entre la cena y el momento de ir a la cama se acorte. Es cierto que en verano las cenas suelen ser más ligeras. Pero aun así, retrasar el momento de la cena siempre condiciona una alteración del sueño. Además, las cenas ligeras de verano se hacen muchas veces a base de ensaladas. Desde luego que es una opción muy fresca y sana, pero hay que recordar que la verdura cruda es difícil de digerir. Por este motivo, le estamos dando un trabajo extra a nuestro intestino.

¿Y cómo afecta la luz y la temperatura para dormir bien en verano?

Consejos para dormir bien en verano - HeelEspaña
¿Se puede dormir bien en verano? – HeelEspaña

Por otra parte, hay cambios que no dependen de nosotros: fundamentalmente la temperatura y la luz. Todos lo sabemos. No se puede dormir cuando el termómetro está marcando 26 o 27 grados como ocurre en muchas ciudades de España en las noches de verano. La temperatura ideal para dormir es entre 20 y 22 grados.

¿Qué hacemos entonces cuando la temperatura es superior? Pues hay dos opciones. O dormir mal o poner el aire acondicionado. ¡Error! El aire acondicionado no es adecuado para mantener durante toda la noche, pues reseca el ambiente y puede producir afecciones en las vías respiratorias (faringitis, amigdalitis) o contracturas musculares (lumbago o tortícolis, por ejemplo).

Mantener la habitación a una temperatura de entre 20 y 22 grados, según la Asociación Española del Sueño, es imprescindible para lograr un buen descanso.

El aumento de las horas de luz no invita tampoco al descanso. Para que se inicie el sueño, nuestro cerebro segrega una hormona que es la melatonina. La melatonina se comienza a segregar cuando empezamos a detectar la oscuridad. Si a las 10 de la noche hay un sol radiante, como ocurre en los días más largos del verano, la producción de melatonina se retrasa. También lo hace, por supuesto, nuestro momento de ir a la cama.

Los mosquitos tampoco ayudan a tener un sueño tranquilo

Y, por si esto fuera poco, cuando ya hemos conseguido irnos a la cama y conciliar el sueño, notamos al lado de la oreja el temible zumbido de un mosquito. Así que ya estamos otra vez en vela, sintiendo el calor e intentando cazar al enemigo.

Y lo malo es que nuestro organismo no entiende de todo esto, necesita descansar igual en verano que en invierno y necesita las mismas horas de sueño y que este sea reparador. Cuando estamos de vacaciones siempre nos queda la siesta. Pero pocas personas se pueden permitir estar de vacaciones todo el verano y conciliar esas noches en vela con la actividad laboral puede convertirse en un auténtico problema.

Consejos para dormir bien en verano

¿Se puede dormir bien en verano? - HeelEspaña
¿Consigues dormir en verano? – HeelEspaña

¿Qué podemos hacer para minimizar todos estos inconvenientes y tener un descanso adecuado durante el período estival? Aquí van algunos puntos a tener en cuenta:

  • Intentar llevar unos horarios estables. Aunque es normal cambiar los hábitos en las vacaciones, los cambios de horario no pueden ser muy drásticos. Si durante el año nos hemos estado levantando por ejemplo, a las 6 de la mañana, no se puede pasar a levantarse a las 12 del mediodía.
  • Hay que ser moderado con las siestas. Se dice que una siesta ideal es de más o menos media hora. Todo lo que sean siestas más largas puede provocar alteraciones en los biorritmos. Se puede estar descansando en las horas centrales del día, evitando el calor, pero sin inducir el sueño.
  • No retrasar mucho el momento de la cena. Aunque en verano nos apetezca estar en la calle hasta más tarde, no debemos retrasar mucho el momento de cenar. Además las cenas deben ser ligeras, pero teniendo cuidado con las ensaladas, que como ya hemos dicho, son más difíciles de digerir.

Y no te olvides de…

  • Refrescar la habitación antes de ir a dormir. El aire acondicionado nos puede salvar de muchos sudores, pero hay que ponerlo antes de ir a la cama para refrescar la habitación y después apagarlo. Se pueden utilizar también ventiladores de techo a poca potencia, pues simplemente movilizan el aire pero sin enfriarlo de manera directa. Hay que tener también la precaución de tener las ventanas cerradas en las horas del día con más calor y abrirlas cuando esté cayendo la tarde.
  • Respecto al aumento de las horas de luz no podemos hacer nada, pero sí podemos hacer alguna actividad relajante una o dos horas antes de ir a la cama. No se puede estar “completamente activado” y pretender “desconectarse” y dormir. Un rato leyendo un libro o viendo la televisión en un ambiente con un poco de penumbra, nos ayudará a ir preparando nuestro cerebro para el sueño.
  • Las mosquiteras en las ventanas son una muy buena solución para impedir la entrada de molestos insectos. No impiden el paso de aire fresco, pero sí de los mosquitos.

El verano nos ofrece muchas razones para disfrutar. Si conseguimos un sueño de calidad, esto será mucho más fácil.

¿Cómo dormir bien en verano? - HeelEspaña
Consejos para lograr dormir bien en verano – HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *