Digestiones pesadas en Navidad: cómo evitarlas

Si escuchamos a dos amigos que están quedando para verse y charlar un rato, probablemente, quedarán “para tomar un café” o “para tomar una cerveza” o “para cenar”. Y es que, en España lo habitual es que celebremos todo alrededor de una mesa. Con lo que las digestiones pesadas se convierten en algo habitual en estas fechas.

Este hábito es algo bastante arraigado en todas las culturas mediterráneas y por supuesto, los españoles no íbamos a ser menos en ese aspecto.

Navidad: todo gira alrededor de una mesa

Consejos para eviatar las digestiones pesadas en Navidad - HeelEspaña

¿Y en qué época estamos ahora? ¡¡En Navidad!! Bueno realmente, si somos estrictos, la Navidad es el 25 de diciembre. Pero, como nos gustan mucho las fiestas, al final acaba siendo prácticamente todo diciembre y un tercio de enero. Y claro, ¿qué es lo que hacemos en las fiestas? Pues comer y beber, por supuesto.

Durante este periodo, el que más y el que menos tendrá que enfrentarse a las cenas de Nochebuena y Nochevieja, las comidas de Navidad y Año Nuevo.

Por supuesto, el roscón de Reyes (seguramente serán varios), la comida o cena de empresa y varias comidas o cenas de grupo con los amigos, con los compañeros de no sé qué actividad o con los primos lejanos que se reúnen una vez al año.

Esto nos hace pensar que tenemos a nuestro aparato digestivo temblando, pensando en lo que se le viene encima. Y, lo que se nos viene encima, son las digestiones pesadas. Porque además, estos menús, no suelen estar compuestos por unas acelguitas cocidas, un pollo plancha y una manzana. Todo lo contrario, suelen ser un festival de calorías en forma de grasas, hidratos de carbono y alcohol.

Cómo lo sufre nuestro aparato digestivo

Pero, realmente ¿nuestro aparato digestivo sufre con estas comidas? Pues sí. Si se tratara de una comida puntual, sería capaz de procesarlo con más o menos dificultad.

El problema llega con este “encadenamiento” de banquetes, lo cual es difícil superar y nuestro aparato digestivo y nuestro metabolismo, acaban realmente saturados haciendo que sintamos que tenemos digestiones pesadas.

Digestiones pesadas y gases en Navidad - HeelEspaña

Cómo no renunciar a los compromisos sociales y no morir en el intento

Digestiones pesadas en Navidad: cómo evitarlas: ardor estomago navidad heelespana 236x300 - HeelEspaña¿Qué podemos hacer para, sin renunciar a nuestros compromisos sociales, ayudar a nuestro aparato digestivo a sobrellevar este maratón de comidas?

Lo principal, como siempre, es atender al sentido común. Está claro que en una comida o cena de este tipo va a haber un cierto exceso, pero siempre podemos establecer unos límites sensatos.

Distingamos entre qué hacer durante estas comidas y qué hacer fuera de ellas.

Adecuando el menú para evitar las digestiones pesadas

Si somos nosotros los responsables del menú, hay que recordar que muchos platos típicamente navideños son perfectamente compatibles con una alimentación sana:

  • En los entrantes siempre se puede añadir alguna ensalada. Ahora es tiempo de frutos rojos. Las ensaladas con frambuesas o con arándanos, por ejemplo, tienen un toque especial y aportan pocas calorías y una buena cantidad de fibra que ayudará a una cierta sensación de saciedad.

    Digestiones pesadas en Navidad: cómo evitarlas: ensalada - HeelEspaña
    Si se quiere algo un poco más proteico, se pueden diseñar ensaladas de bacalao y naranja o de perdiz escabechada, que son platos para quedar muy bien delante de la familia, pero que nos ayudan a tener una buena digestión.

  • El marisco es razonable en cuanto a calorías. En personas que no deban seguir una pauta dietética baja en colesterol y purinas, y tomándolo moderadamente, no hay demasiado problema.

    Digestiones pesadas en Navidad: cómo evitarlas: marisco - HeelEspaña
    El típico cóctel de gambas no deja de ser una ensalada. Puede llevar aguacate, tomate o piña. De este modo seguimos ingiriendo fibra y creando saciedad sin saturarnos demasiado.

  • Como plato principal podemos decantarnos por pescados al horno. Son ricos, sanos y muy navideños. Si el problema es el precio, pues ya sabes, a comprarlos con tiempo y a congelarlos.

    Digestiones pesadas en Navidad: cómo evitarlas: pescado asado - HeelEspaña
    También se puede ir a las aves. Una pularda o una pintada rellenas de frutos secos y ciruelas y asadas al horno, son también una buena opción. Cuidado con los acompañantes. Las salsas y las patatas pueden estar presentes, pero en pequeñas cantidades.

  • En el postre hay que apostar por la fruta. Claro que hay que ofrecer los típicos postres navideños, pero si antes se ha comido fruta, ya habrá poca hambre para turrones y polvorones y la cantidad que se coma será pequeña.

    Digestiones pesadas en Navidad: cómo evitarlas: bayas uvas azules maduras plato sobre mesa 107288 1464 - HeelEspaña
    La fruta da muchas posibilidades, una fuente bien adornada, con la fruta ya preparada, es muy atractiva. Tan solo hace falta un poco de imaginación para que la presentación sea realmente de fiesta.

 

¿Y si soy el invitado? ¿Qué hago?

Si somos nosotros los invitados, habrá que adaptarse, pero siempre se puede comer más de los platos menos calóricos y pesados y solamente probar los más “peligrosos”. También hay que tener mucha moderación con el alcohol, sobre todo evitar las mezclas y saber parar y decir no en el momento preciso.

Entre comidas

Y el resto de los días ¿qué hacemos? ¿Podemos compensar? Sí, podemos compensar con comidas poco calóricas y sanas para nuestro aparato digestivo. Son buena opción las ensaladas, fruta, verdura, pescado y carnes a la plancha.Digestiones pesadas en Navidad: cómo evitarlas: hombre ardor estomago cena heelespana 210x300 - HeelEspaña

  • No debemos saltarnos ninguna comida. Si tenemos la idea de que como esta noche voy a cenar mucho, hoy no como nada en todo el día para compensar estaremos cometiendo un grave error.Y es que  lo que conseguiremos es llegar a la cena con más hambre y con una disposición metabólica de “aprovechar” al máximo todos los nutrientes.Es mucho mejor comer, incluso merendar antes de esa cena. Pero, eso sí, como decíamos antes, verduras y frutas principalmente.
  • Hacer deporte también es muy importante esos días. Nos ayudará a eliminar toxinas por el sudor y equilibrará nuestro metabolismo. No debe ser un ejercicio intenso, ni justo antes ni después de esas megacomidas.Sí es recomendable una actividad física moderada, constante y regular durante todo el periodo.

¿Y después?

Cuando ya acaben las fiestas hay que reponerse. Igual que quitamos los adornos navideños de la casa, también hay que intentar quitarse los excesos.

Es conveniente, por tanto, aumentar un poco la actividad física, según la capacidad de cada uno y comer de una forma sana y equilibrada.

Mejor olvidarnos del alcohol y las grasas durante una temporada y nos hacemos amigos del agua, la fruta, la verdura y la carne y el pescado a la plancha.

Otra medida interesante para recuperar el intestino es tomar probióticos. La microbiota intestinal, es decir, el conjunto de bacterias que habitan en el intestino, tiene importantes funciones en nuestro organismo. Concretamente en el tubo digestivo ayudan a la digestión de los alimentos y a la absorción de los nutrientes.

Una microbiota intestinal alterada puede manifestarse con hinchazón abdominal, digestiones pesadas o alteraciones del tránsito intestinal.

Después de una época de excesos, en la que estas bacterias han podido verse dañadas, conviene administrar probióticos durante unos días. Esto ayudará a reequilibrar la microbiota intestinal y, por tanto, a que las digestiones vuelvan a ser ligeras. Por lo menos, hasta la próxima fiesta.

Consejos para evitar las digestiones pesadas - HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *