Hiperosmia ¿No soportas los olores perfumados?

La hiperosmia es un término poco conocido, pero no por ello menos molesto para aquellos que lo padecen.

Hiperosmia hace referencia a un aumento en la agudeza del sentido del olfato, es decir, sería lo contrario de la anosmia, o sea, la incapacidad para detectar los olores, de la que probablemente hemos oído hablar en más ocasiones.

Razones por las que se produce la hiperosmia

¿Qué es el olfato y para qué sirve?

Pero empecemos hablando brevemente del sentido del olfato y hablaremos posteriormente de sus alteraciones. El olfato es seguramente el sentido menos estudiado y al que damos menos importancia.

Entendemos lo fundamental que es en los animales, pero es posible que pensemos, que en el humano ya ha perdido gran parte de sus funciones. Nada más lejos de la realidad. Como uno de los cinco sentidos, nos conecta con el mundo exterior y nos da mucha información que nuestro cerebro procesa y tiene en cuenta para actuar de una u otra manera. El olfato:

  • Nos avisa de situaciones de peligro. Por ejemplo: “¡cuidado, huele a gas!”
  • Activa los reflejos digestivos. “¡Mmmmmm, qué bien huele ese guiso! Acaba de entrarme hambre sólo de olerlo
  • Reconoce el gusto de los alimentos. Estoy con un catarro, que cómo no huelo nada, la comida me sabe toda igual”
  • Tiene implicaciones sociales. No voy a esa tienda porque no me gusta cómo huele
  • Es fundamental en las relaciones humanas. Los fabricantes de colonias y perfumes lo tienen muy, muy en cuenta, desde luego.

Además, tenemos una estupenda memoria olfativa, que hace que, cuando detectamos un olor conocido, sintamos las mismas emociones que tuvimos en otros momentos de nuestra vida en los que detectamos el mismo olor .

Por ejemplo, cuando huelo una goma de borrar, me siento otra vez como si estuviera en mi cole de la infancia.

Por qué se produce la hiperosmia

Hiposmia

Después de esto ¿alguien puede seguir pensando que el olfato no es importante? Desde luego que no. Ahora bien, como antes decíamos, lo más habitual en cuanto a las alteraciones cuantitativas del olfato, es la disminución o la pérdida de este. Es decir, la hiposmia o la anosmia respectivamente.

Esto puede ocurrir en un catarro, por pólipos, por algún problema neurológico o, como todos sabemos, actualmente es uno de los síntomas más característicos (y duraderos) de la COVID19.

No tener olfato es una molestia importante. Perdemos el sabor de los alimentos, no podemos detectar olores que nos alerten de la presencia de sustancias tóxicas o nocivas. Y, además, se altera una parte de nuestra relación con el exterior.

¿Por qué padezco hiperosmia?

Hiperosmia

¿Qué pasa cuando ocurre lo contrario? Es decir, ¿qué ocurre cuando en lugar de perder el olfato lo que nos ocurre es que éste aumenta y percibimos todo con mayor intensidad?

A lo mejor pensamos que es una ventaja. Todos querríamos ver mejor, oír mejor…….y por qué no, oler mejor. Pues no, lejos de ser una ventaja, esto sería un exceso tal de información que nuestro cerebro quedaría totalmente saturado.

Esto es lo que ocurre con la hiperosmia. Lo normal (y todos lo hemos experimentado), es que cuando entramos a un sitio con un olor fuerte, lo percibimos en el primer momento. Pero, según permanecemos en este lugar, comenzamos a “acostumbrarnos” y ya no percibimos el olor tan nítidamente a no ser que salgamos y volvamos a entrar.

Esto sucede porque una vez que el cerebro ya ha captado la primera información, ya no necesita tenerlo más tiempo presente. De hecho, es al contrario. Necesita pasar esa información a un segundo plano para poder estar alerta a otras informaciones que puedan sobrevenir. Si la información, en este caso olfativa, continua en primer plano y de manera intensa, puede ser muy desagradable.

Las personas con hiperosmia tienen un umbral olfativo más bajo. Esto quiere decir que necesitan menos estímulos externos para percibir ese olor. Y, además, la intensidad de los olores puede producirles una sensación muy parecida al dolor. Entrar en una habitación en la que haya alguien que lleve colonia o que esté fumando, puede ser muy desagradable para estas personas.

 

La hiperosmia afecta a la calidad de vida

La hiperosmia puede llegar a ser muy incapacitante y quién lo sufre puede tener un impacto considerable en su calidad de vida.

Puede, incluso llegar al punto de dejar su empleo o evitar el contacto con otras personas o asistir a actos sociales. Y eso, evidentemene, le puede llevar al aislamiento y al agravamiento de sus síntomas.

No debe confundirse con la hipersensibilidad olfatoria subjetiva. Esta es la intolerancia a algunos olores concretos pero sin disminución del umbral olfatorio. Pero tampoco con la sensibilidad química múltiple.

Aquí existe una intolerancia no solo al olor, sino a la exposición por cualquier vía de determinadas sustancias.

Cómo afectan los olores a la hiperosmia

Causas y tratamiento de la hiperosmia

No existe una causa concreta y conocida para la aparición de este trastorno. Se ha hablado de una predisposición genética y también de una influencia hormonal.

De hecho es frecuente que aparezca en el embarazo, especialmente en el primer trimestre y en la menopausia. También puede aparecer como aura de las migrañas y puede ser una consecuencia de la enfermedad de Lyme. Igualmente ocurre en un porcentaje de pacientes con hipertiroidismo por enfermedad de Graves-Basedow.

El tratamiento no va encaminado a tratar la hiperosmia como tal, sino la causa que la provoca.

Los cinco sentidos son muy importantes porque actúan como nuestra conexión con el exterior  y, cualquier alteración que se produzca en estos, supondrá una alteración de la calidad de vida de quién lo sufre.

Referencias
https://cuidateplus.marca.com/bienestar/2019/06/30/olor-mata-o-vida-hiperosmia-170605.html
https://www.heraldo.es/noticias/sociedad/2019/07/21/por-que-me-da-dolor-de-cabeza-el-olor-de-ciertos-perfumes-1324329.html
https://mejorconsalud.as.com/hiperosmia-excesiva-sensibilidad-olores/

Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente trabajo como Gerente dentro del departamento Médico en Laboratorios Heel España y soy autora de artículos en revistas y blogs y he escrito algunos libros de divulgación científica sobre nutrición y salud.
Más información >

2 responses to “Hiperosmia ¿No soportas los olores perfumados?

  1. Sufro de hiperosmia desde hace muchos años y le puedo decir que es muy invalidante sobre todo si se trata de un mal olor (ex tabaco,monoxido de carbono, pesticidas ,lejía, amoniaco,sudor,etc….)
    Sin embargo si se trata de un buen olor es diferente
    El sufrimiento es menos ,dependiendo de la concentración y si es un citio cerrado o abierto
    Aunque este reconocida muy pocos especialistas empatizan con el el paciente y lo tratan como si fuera loco
    En definitiva nadie nos cree
    Ni el médico especialista
    Ni la familia

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Entorno saludable