Diferencias entre gripe y resfriado

Las enfermedades que afectan al tracto respiratorio podemos clasificarlas en enfermedades de la vía respiratoria superior y de la vía respiratoria inferior. Con diferencia, las más frecuentes son las que tienen un origen vírico.

Dentro del grupo de enfermedades de vías respiratorias superiores encontramos dos enfermedades que son distintas, en relación a su origen, frecuencia y tratamiento. Nos referimos a la gripe y el resfriado.

Síntomas habituales de gripe y el resfriado

En el resfriado, los síntomas son benignos y suelen desaparecer por sí solos al cabo de unos días. Por su parte, la gripe es potencialmente grave, ya que puede presentar complicaciones. Sin embargo, a menudo se resuelve de forma espontánea.

El “resfriado” es un término que engloba todas las infecciones respiratorias de vías altas causadas por virus.

Se han descrito cientos de virus diferentes que pueden causar “resfriado” y cada uno de ellos tiene sus características propias. Por tanto, los síntomas como el pronóstico pueden variar de uno a otro.

Estos virus pertenecen principalmente a las especies rinovirus, virus respiratorio sincitial, adenovirus, enterovirus y coronavirus. El virus más frecuente suele ser el rinovirus seguido del coronavirus.

Destacamos que, actualmente, existen muchos tipos de coronavirus conocidos que pueden infectar a los humanos. Si te preguntas cómo afecta el virus de la gripe y el resfriado, estos son los principales síntomas para identificarlo:

Diferentes síntomas: gripe y el resfriado

¿Qué es el resfriado?

El resfriado o catarro común cursa con inflamación de las vías aéreas altas (nariz, senos paranasales, laringe, tráquea y bronquios) y no suele producir fiebre.

Las infecciones de las vías respiratorias causadas por virus suponen un 50% del total de las infecciones agudas.

El resfriado presenta un carácter estacional con 3 picos anuales: principios de otoño, mitad de invierno y comienzo de primavera.

Los niños son el grupo más afectado debido, sobre todo, a un mayor contacto físico. Los ancianos, personas debilitadas e inmunodeprimidas, enfermos crónicos (afecciones en las vías respiratorias) son también grupos de riesgo.

Vías de transmisión

Las vías de transmisión de los virus catarrales son la aérea y la autoinoculación nasal o conjuntival. El contacto directo con las secreciones respiratorias de los pacientes provoca el contagio. El resfriado provoca un porcentaje elevado de absentismo laboral y escolar. Esto es debido a su alta incidencia que se sitúa entre dos y cuatro resfriados al año en adultos y el doble en niños.

Existen una serie de factores que pueden influir en la aparición de un resfriado. Hablamos de la fatiga excesiva, los trastornos emocionales, las alergias nasofaríngeas o la fase intermedia del ciclo menstrual en las mujeres.

¿Qué síntomas tiene un resfriado?

El resfriado se inicia con la aparición de estornudos, moqueo fluido, acuoso y abundante, picor de garganta, congestión nasal y malestar general.

En un par de días, las secreciones nasales se espesan y puede aparecer la tos. El período de incubación va de uno a tres días y, en ausencia de complicaciones, los síntomas desaparecen en 4-10 días.

Cuidados de salud para evitar la gripe y el resfriado

Gripe

La gripe es una infección viral aguda de las vías respiratorias superiores que aparece bruscamente con un cuadro de fiebre (entre 38 a 40 °C). También se acompaña de dolores musculares (principalmente zona lumbar y piernas), dolor de cabeza intenso que puede cursar con escozor y molestias de los ojos, tos seca, astenia, dolor al tragar, cansancio y malestar general.

Al igual que el resfriado tiene una evolución limitada. Transcurridos unos días (de 2 a 4) desde el inicio de los síntomas, la fiebre empieza a descender y los síntomas se hacen más leves.

Además, si no surgen complicaciones, el cuadro desaparece como máximo en siete días. Las complicaciones más habituales son la bronquitis y la neumonía que, en determinados grupos de riesgo, pueden tener un pronóstico grave y llevar incluso a la muerte.

 

¿Por qué se produce la gripe?

La gripe es producida por el virus influenza. Este virus se caracteriza por poseer una alta capacidad de mutación y los que afectan al género humano son los del tipo A y B. El virus influenza A es el causante de la mayoría de las epidemias gripales y de las pandemias.
La gripe aparece en forma de epidemias en intervalos variables de 2-3 años debido a las mutaciones que va sufriendo el virus.

Esta infección de las vías respiratorias altas llega a afectar aproximadamente a un 15% de la población.

La gripe se produce durante el invierno y su difusión en la población puede durar entre 6 a 8 semanas. Se propaga a través de las gotitas expulsadas por los individuos portadores o enfermos cuando tosen, hablan o estornudan.

Diferencias entre la gripe y el resfriado

Diferencias entre gripe y resfriado: principales diferencias gripe resfriado - HeelEspaña

Ambas enfermedades tienen un origen vírico y dan lugar a cuadros clínicos diversos como rinitis, faringitis, laringitis bronquitis y neumonía.

Aunque ambas presentan síntomas comunes no deben confundirse, gripe y resfriado presentan algunas diferencias que debemos reconocer. En la siguiente tabla resumimos los síntomas más frecuentes de los dos procesos.

Diferencias entre gripe y resfriado: tabla diferencias gripe resfriado - HeelEspaña
El resfriado común presenta un curso autolimitado, con baja probabilidad de complicaciones.

La gripe es generalmente también autolimitada, apareciendo la tos antes que la fiebre. En España entre 2018 y 2019 hubo 6300 muertes por gripe.

Reseña en relación a la COVID19

Una pequeña reseña en relación a la enfermedad por COVID19. El orden de aparición de los síntomas en la COVID19 se ha establecido. El primer síntoma que aparece es la fiebre. Después aparecen la tos, naúseas y vómitos. Y, posteriormente, diarrea.

Aún no hay datos claros que indiquen el porcentaje de pacientes que presenta complicaciones graves como neumonía, trombosis o muerte.

Distinguir entre la gripe y el resfriado. ¿Y la covid?

¿Qué podemos hacer para evitar la gripe y el resfriado?

Debemos adoptar una serie de medidas preventivas para intentar, en la medida de lo posible, no contagiarnos:

  • Evitar estar en contacto directo con personas que presenten los síntomas.
  • Lavarse las manos con frecuencia. Hacerlo, especialmente, después de toser o estornudar.
  • Usar pañuelos desechables y utilizarlos cuando se estornuda o se tose. No reutilizarlos.
  • Evitar los lugares cerrados y los cambios bruscos de temperatura.
  • Humidificar el ambiente.
  • Ventilar las habitaciones donde haya alguna persona resfriada.
  • Evitar consumir alcohol y tabaco.

¿Quién debe utilizar la vacunación antigripal?

En el caso de la gripe, podemos prevenir utilizando la vacunación antigripal en determinados grupos de riesgo:

  • Personas mayores de 65 años
  • Aquellas personas con enfermedades cardíacas, pulmonares o renales crónicas,
  • Personas con enfermedades metabólicas crónicas (incluida diabetes mellitus)
  • Los enfermos con anemia o inmunodeficiencia
  • Personas con elevado riesgo de contagio (profesionales sanitarios)

El mejor tratamiento. Evita la gripe y el resfriado

Tratamiento

No existe un tratamiento de la causa. Los fármacos que se utilizan tienen la finalidad de controlar los síntomas o molestias derivadas del cuadro. Por lo que, en general, se indica reposo, el uso de analgésicos y antipiréticos junto con una hidratación adecuada sobre todo en resfriados.

Los antibióticos no se deben utilizar en la gripe ni en el resfriado salvo complicaciones bacterianas secundarias. No son efectivos ya que los resfriados son de etiología vírica y no bacteriana.

Por tanto, en cuanto al tratamiento farmacológico, hay que individualizarlo dependiendo de los síntomas y características del paciente. Normalmente, se utilizan:

  • Antitusígenos. Suelen emplearse para el tratamiento de la tos seca o improductiva.
  • Mucolíticos y expectorantes. Utilizados para la tos productiva. Estos preparados consiguen fluidificar el moco y relajar las vías aéreas. Diferentes fármacos pueden ser de utilidad en estos casos. Entre ellos, el extracto natural seco de hojas de Hedera helix puede mejorar la expectoración debido a:
    • Disminución de la densidad y la viscosidad del moco.
    • Efecto espasmolítico en el bronquio. Permite controlar el síntoma de la tos cuando el paciente presenta tos expectorante.
  • Analgésicos y antipiréticos. Se emplean para aliviar la fiebre, el dolor de garganta, cabeza y otras localizaciones y el malestar general.
  • Nebulizadores nasales: para la congestión nasal se utilizan solución fisiológica de cloruro sódico (0,9%), preparados de agua marina que reducen la mucosidad y preparados naturales para disminuir la viscosidad del moco y favorecer su iminación (Chitosan vegetal).

Referencias
• Pérez, R. M. G. (2017). Prevención de catarros y resfriados.

Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, desde el año 2013 hasta la actualidad trabajo como Medical Science liaison (MSL) en el departamento médico de Heel España. 
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias:
Invierno, Sistema inmune