Gárgaras para la garganta inflamada

Los gargarismos con agua templada y sal tienen un efecto antiedematoso y antiinflamatorio por efecto directo de la sal. Además de un efecto vasodilatador por la temperatura. Por tanto, puede ser beneficioso hacer gárgaras para la garganta, como detallaremos.

¿Es un buen remedio hacer gárgaras para la garganta irritada?

Enfermedades respiratorias

Con la llegada del tiempo frío, las enfermedades respiratorias aumentan su incidencia, especialmente las infecciones respiratorias víricas.

En estos días, cada vez que ponemos la televisión o que leemos las noticias, aparece de manera indefectible el ya omnipresente coronavirus. Por supuesto, que el coronavirus SARS CoV-2 y la enfermedad que produce, la COVID-19, constituyen actualmente un problema sanitario mundial como no habíamos vivido desde hacía muchas décadas. Pero es que, además, está ya trascendiendo del ámbito de la salud a los ámbitos social y económico.

Pero, reconociendo la gran importancia de esta pandemia y sin despreciar ni por un momento las graves consecuencias que nos está trayendo, vamos en este artículo a intentar hablar de infecciones víricas respiratorias sin nombrar el coronavirus.

Frío e infecciones respiratorias

Como decíamos al principio, el frío nos trae, entre otras cosas, un aumento del número de infecciones víricas respiratorias. Esto nos ha pasado todos los años, invierno tras invierno, en nuestra cómoda y tranquila “era pre-covid”, y desde luego que este año y los siguientes, nos va a seguir ocurriendo.

El frío no es la causa de la infección, pero hace que vivamos más en el interior y que tengamos un contacto más estrecho con otras personas, lo que favorece la transmisión de las enfermedades.

Además, las bajas temperaturas, producen vasoconstricción, es decir los vasos sanguíneos más superficiales disminuyen su diámetro y por lo tanto disminuye el flujo de sangre. Esto ocurre en los vasos que discurren por la piel y por la mucosa de zonas como la nariz o la faringe.

La consecuencia de la vasoconstricción es que estos tejidos están menos nutridos y con más dificultad para que lleguen las células inmunitarias, lo cual aumenta el riesgo de padecer infecciones. Dicho de otra forma, si un virus impacta en una mucosa bien hidratada, bien nutrida y con un buen funcionamiento del sistema inmune, tiene muchas menos posibilidades de vivir y de reproducirse que si se encuentra un tejido desvitalizado y con pocas células defensivas.

Ventajas de las gárgaras para la garganta

La consecuencia final es que durante el invierno aumenta la incidencia de rinitis, faringitis, amigdalitis y otras afecciones respiratorias víricas. Estas infecciones no suelen tener consecuencias importantes en la salud y de hecho, son autolimitadas.

Es decir, el sistema inmunológico es capaz de vencerlas por sí mismo en un periodo breve de tiempo, que suele oscilar entre 5 y 10 días. Pero a pesar de su banalidad, comportan una alteración del estado de salud que puede requerir baja laboral o escolar. Además, conlleva un malestar más o menos importante según los casos.

Tratamiento de las infecciones respiratorias

El tratamiento de estas infecciones virales respiratorias es sintomático, es decir, se utilizan cuidados, productos o medicamentos que mejoran la sintomatología del paciente, pero no existe un tratamiento de base.

Los antibióticos no tienen ningún sentido en estas enfermedades, puesto que los antibióticos sirven para luchar contra las bacterias y como ya hemos dicho la mayor parte de estas infecciones respiratorias son de origen viral y no bacteriano.

Los medicamentos adecuados en cada caso serán prescritos por el médico o recomendados por el farmacéutico: antitusígenos, mucolíticos o antiinflamatorios entre otros. Pero, además de estos fármacos, existen ciertos cuidados que el paciente puede autoaplicarse y que pueden ayudar a mejorar su estado general.

En este caso, no vamos a hablar de todos los posibles cuidados en infecciones respiratorias virales, sino que nos vamos a centrar en la faringoamigdalitis vírica. Su principal síntoma es el dolor de garganta, que impide a quién lo sufre, comer y hablar de forma cómoda.

¿Alivia hacer gárgaras para la garganta irritada?

Uso de gárgaras para la garganta

Seguro que casi todos recordamos nuestra infancia, cuando teníamos ese habitual “dolor de garganta”. Y nuestra abuela o nuestra madre nos decía que “hiciéramos gárgaras”. Hoy que vivimos el auge de la Medicina de precisión, de las superespecialidades. Ahora que estamos en la era de la genómica… ¿siguen siendo de utilidad acciones tan “rudimentarias” como hacer gárgaras?

Pues la verdad es que sí. Existe una base fisiológica que avala la utilidad de esta práctica. El nombre de gárgaras, viene del latín gurgulio, que significa garganta. Hace referencia a la acción de mantener un líquido en la garganta y hacerlo vibrar con el velo del paladar. Con este proceso, lo que se consigue es mantener durante un tiempo ese líquido en la zona afectada y conseguir un efecto tópico, directo, del líquido en cuestión.

Otras acepciones de hacer gárgaras

Gárgaras para la garganta inflamada: mujer gargaras - HeelEspaña

Seguramente, muchos están pensando ahora mismo en la expresión “vete a hacer gárgaras”. Es una expresión que se le dice a alguien cuando pensamos que tiene una actitud inconveniente.

Efectivamente, la expresión tiene ese origen. Es una forma de decirle a alguien que se entretenga haciendo gárgaras, lo que supone que mientras que las hace no molesta.

Además, durante ese tiempo está imposibilitado para hablar. Es por ello por lo que al mandar al pesado de turno a “hacer gárgaras” nos libramos un rato de él y encima está callado.

Por qué es bueno hacer gárgaras para la garganta

Bueno, expresiones aparte, lo cierto es que los gargarismos con agua templada y sal tienen:

  • Un efecto antiedematoso y antiinflamatorio por efecto directo de la sal.
  • Un efecto vasodilatador por la temperatura.

Hay que tener en cuenta que el agua con sal debe utilizarse con moderación. No más de 2-3 veces al día. Y es que si se aumenta esta frecuencia se puede conseguir el efecto contrario al resecar más la mucosa.

También son muy útiles las gárgaras para la garganta pero con infusiones de algunas plantas. Entre estas plantas destacan el eucalipto, tomillo, regaliz, canela o erísimo entre otras.

Sprays para el dolor de garganta

Existen también otras formas de conseguir un efecto directo en la mucosa faríngea con extractos de plantas. Es el caso de los sprays. En el mercado existen sprays bucofaríngeos de diferentes componentes como própolis, zanthoxylum, aloe o ácido hialurónico.

Consiguen un efecto rápido calmante del dolor y protector de la mucosa.

Referencia

https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-el-dolor-garganta-el-uso-13042366
https://pti-saludglobal-covid19.corp.csic.es/csic-cov19-091/

Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente trabajo como Gerente dentro del departamento Médico en Laboratorios Heel España y soy autora de artículos en revistas y blogs y he escrito algunos libros de divulgación científica sobre nutrición y salud.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias:
Invierno