Manos secas, ásperas o agrietadas | TIPs para una piel sana

El frío excesivo, el sol o la sequedad son condiciones ambientales que dañan la piel de las manos.

Por supuesto también el uso de sustancias químicas, tanto las empleadas a nivel laboral como los productos de limpieza, suponen una agresión para la delicada piel de nuestras manos. Y esto nos lleva a tener las manos secas. ¿Sabes cómo aliviar y tratar el problema?

¿Se puede evitar tener las manos secas?

¿Cuidamos las manos como se merecen?

La piel de las manos es una piel muy fina y, además, está expuesta constantemente a las inclemencias del tiempo. Su participación en el sentido del tacto precisa que dispongan de una piel fina que no amortigüe las sensaciones.

El hecho de tener que utilizarlas constantemente nos obliga a llevarlas, casi siempre, descubiertas. Esto hace que la producción de las manos no sea siempre la que sería necesaria.

Además, con la situación actual en la que nos lavamos las manos muchas veces a lo largo del día y que nos aplicamos gel hidroalcohólico en numerosas ocasiones, castigamos a nuestras manos.

Manos secas, ásperas o agrietadas | TIPs para una piel sana: piel seca mano - HeelEspaña

Al final, el resultado es que la piel de las manos se agrieta o se reseca fácilmente. Sobre todo durante el invinero o en los climas más secos es habitual notar cómo la piel de las manos está áspera o agrietada. Incluso nos aparecen pequeñas heridas y excoraciones.

Por este motivo, es muy importante en los tiempos que corren saber cómo cuidar las manos después de tantos lavados.

Cuidados para las manos secas, ásperas o agrietadas

Entonces, ¿qué es lo que podemos hacer para cuidar la piel y evitar las manos secas. Es importante mantener hidratada y elástica la piel de las manos, esto nos ayudará a evitar molestias y a hacer más agradable nuestro contacto con los demás.

He aquí algunos consejos:

  • En invierno conviene llevar guantes y proteger así las manos del frío y el ambiente seco. Aunque no tengamos mucha sensación de frío, la piel sí la tiene y se daña con las bajas temperaturas. Además, si justo antes de ponernos los guantes nos aplicamos una buena crema hidratante, esta penetrará mejor y actuará con mayor eficacia.
  • Por supuesto utilizar cremas hidratantes y reparadoras a menudo. En la situación actual, sería recomendable casi cada vez que utilicemos el gel hidroalcohólico. Existen muchos principios activos que tienen un efecto hidratante de la piel. Vamos a destacar aquí una sustancia, la ectoína. Tiene un poder hidratante muy alto y que además ayuda a reparar la función de barrera de la piel.¿Qué crema utilizar para reparar las manos secas?
  • Protegernos las manos cuando vayamos a utilizar productos químicos o de limpieza. Los guantes de goma o de látex son una buena opción. Pero hay que tener en cuenta que estos materiales también pueden producir reacciones en la piel. Si es así, hay que utilizar guantes de algodón debajo de los de goma o comprar los que ya tienen un forro interior de este tejido.
  • Llevar las uñas arregladas. Las uñas largas pueden causar pequeñas heridas. Además, hay que extremar la hidratación en las zonas de alrededor de las uñas, pues es generalmente una zona muy castigada.
  • Es mejor usar jabones que no lleven fragancias o colorantes. Los de glicerina pueden ser un buen ejemplo de jabones adecuados para las manos.
  • Secar bien las manos después de lavarlas. Y es que la humedad, con el viento frío, también las puede dañar.
  • Se pueden utilizar mascarillas y exfoliantes periódicamente. E, incluso, baños de parafina.

Estos cuidados son un buen hábito para nuestras manos. Pero, realmente, deberíamos tenerlos en cuenta en todo momento y no únicamente cuando la piel se encuentre deteriorada.

Cuidados de las manos secas

 

Con las manos secas, ¿cuándo acudir al dermatólogo?

Estos cuidados pueden ser suficientes si las manos secas o agrietadas aparecen como un problema puntual que aparece o lo relacionamos con los cambios en el clima o en los hábitos de los que hablábamos antes.

Si detectamos que las alteraciones de la piel ocurren de manera constante o recurrente o, incluso, que tienen una mayor importancia que una simple piel seca, hay que acudir al dermatólogo.

El dermatólogo podrá establecer el diagnóstico adecuado y, por lo tanto, el tratamiento específico.

Son muchas las patologías dermatológicas en las que se pueden presentar manos secas o agrietadas. Una de ellas es la dermatitis atópica, en la que la sequedad en las zonas de la piel afectadas es una constante. También con la dermatitis de contacto se pueden presentar grietas en la piel, a veces, muy pronunciadas. Estas grietas tienen el peligro de que pueden infectarse, empeorando el cuadro.

Como ya hemos dicho, la aparición de estas lesiones de manera crónica o intensa o la aparición de otras lesiones dérmicas como ampollas, exudados o enrojecimientos requieren siempre de la visita al profesional sanitario. En el resto de los casos, el cuidado adecuado de la piel de las manos conseguirá que difrutemos de una piel suave e hidratada, sin sequedad ni grietas.

Referencias

https://www.europapress.es/chance/belleza/noticia-consejos-cuidar-manos-no-resientan-uso-hidroalcohol-20200530132034.html
https://diariodevalladolid.elmundo.es/articulo/innovadores/residuo-urbano-crema-pieles-secas/20190618120838286245.html
https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/grandes-reportajes/la-mano-que-tenemos-en-comun-2_5802

Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente trabajo como Gerente dentro del departamento Médico en Laboratorios Heel España y soy autora de artículos en revistas y blogs y he escrito algunos libros de divulgación científica sobre nutrición y salud.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *