¿Cómo calmar la piel irritada? | Alivia los síntomas

En diferentes situaciones sentimos nuestra piel irritada, enrojecida e inflamada. Incluso podemos tener un picor tan intenso que afecta de manera negativa a nuestra vida, y es que puede conseguir, incluso, reducir la calidad del sueño e interferir en la actividad diaria y la relación con los demás.

¿A qué se deben esas reacciones inflamatorias de la piel y cómo podemos aliviar esa sensación?

Factores que influyen en la piel irritada

¿Por qué tenemos la piel irritada?

La piel nos protege de los agentes agresores externos, ejerce un equilibrio en la eliminación de sustancias y en la pérdida de agua. También interviene regulando la temperatura corporal.

Pero por el hecho de ser una barrera entre el exterior y el interior hace que agentes externos provoquen reacciones en nuestra piel que la alteran y provoquen esa molesta sensación de tener la piel irritada.

El sol, tener la piel seca, la dermatitis atópica, algunos cosméticos o el frío pueden provocarla. Si te pasa a menudo, es conveniente la visita a un dermatólogo porque puede deberse a un problema que se convierta en crónico.

Piel seca

La sequedad y la sensibilidad de la piel provocan irritación y picor. Esto es debido a ciertos factores internos como el desequilibrio entre los distintos elementos que forman la piel, como ciertos lípidos, proteínas y agua.

Son varias las causas externas que provocan que tengamos la piel seca: los cambios bruscos de temperatura, el grado bajo de humedad o la polución son algunos de ellos.

Para evitar tener la piel seca, debemos cambiar nuestros hábitos básicos para cuidar nuestra piel y llevar una vida más saludable. Será de utilidad beber 2 litros de agua diarios, evitar los cambios bruscos de temperatura y prescindir de las duchas con agua muy caliente.

Consejos para tener una piel saludable

Dermatitis de contacto

El eccema de contacto es una placa enrojecida de la piel con descamación. Produce picor e irritación y lo provoca el contacto directo de una sustancia. Y son muchas las sustancias que pueden provocar que tengamos la piel irritada por contacto:

  • Níquel. Es, con diferencia, la sustancia que más causa esta alergia de contacto, tanto en niños como en adultos. El níquel está contenido en multitud de objetos, como tijeras, llaves, herramientas, monedas, cremalleras o botones. La sudoración y el contacto estrecho con la piel facilita la absorción y la aparición de lesiones.
  • Cremas con antibióticos.
  • Bálsamo del Perú contenido en muchos perfumes y cosméticos.
  • Formaldehido.
  • Cromo. Causa un gran número de dermatitis de contacto relacionadas con el trabajo, sobre todo en la construcción ya que se encuentra en el cemento que, a su vez, es una sustancia que produce que la piel se irrite.
  • Gomas.
  • Desodorantes, desinfectantes y conservantes de telas.
  • Tintes de pelo, esmalte de uñas, cosméticos.
  • Las plantas son uno de los grupos alergénicos más relevantes en Europa. Algunas plantas pueden provocar que nuestra piel esté irritada tanto por contacto directo, como por tratamientos por vía oral o por el uso de cosméticos.
  • Insecticidas.

¿Qué otros síntomas puede provocar la dermatitis de contacto en nuestra piel?

Consejos para aliviar la piel irritada

  • Enrojecimiento de la piel
  • Picor que puede ser intenso
  • Placas descamativas con piel seca, agrietada y áspera
  • Ampollas, algunas veces, con supuración y costra
  • Ardor o dolor ligero

Cuidados básicos de la piel irritada

Los cuidados básicos de la piel son la primera estrategia para protegerla. De esta manera, la piel se normaliza y evitamos la inflamación y tener la piel irritada. Sí, además nuestra piel está irritada, seguro que estos consejos te van a ser de gran ayuda:

Higiene diaria

  • El baño aporta hidratación a la piel retirando las escamas, costras y sustancias irritantes, como puede ser el sudor. Pero las recomendaciones para el baño son:
    • Una vez al día
    • No exceder los 5 o los 10 minutos. Si se prolonga más, hay estudios que indican que se puede producir una alteración de la barrera cutánea.
    • Mejor ducharse a bañarse.
  • Realizar un secado suave, sin frotar y con toallas que no raspen.
  • Se recomienda agua caliente o tibia. Alrededor de los 27-30º
  • Es muy recomendable utilizar sustancias limpiadoras sin jabón como los syndets o soluciones acuosas. Tienen un pH neutro o bajo y son menos alergénicas, no irritan y no llevan fragancias. Por el contrario, los limpiadores con jabón, con elevado pH y que contienen surfactantes, deben evitarse porque pueden causar sequedad de la piel, irritación y dermatitis de contacto.
  • Uso de emolientes tras el baño. Es básico para mantener una hidratación más prolongada. Deben ser empleados al menos, dos veces al día y en cantidad suficiente.

La mejor crema para la piel irritada

  • En el caso de la dermatitis de contacto, si conoces la sustancia irritante que te provoca la piel irritada, evítala.
  • Evitar ir con mucha ropa, ya que, el sudor puede empeorar los síntomas.
  • Se recomienda elegir prendas de algodón y evitar los sintéticos y las lanas que tienden a provocar reacciones alérgicas en la piel. No utilizar detergentes muy agresivos ni suavizantes.
  • Utilizar geles hidratantes especiales para el baño con un pH adecuado. Utilizar compuestos hipoalergénicos y sin perfume.
  • Mantener una temperatura adecuada y un ambiente húmedo en las habitaciones, así evitaremos la sequedad.
  • Evitar la calefacción demasiado alta.

¿Qué tipo de cremas son de utilidad?

Algunas cremas, fundamentalmente a base de ectoína, junto con otros componentes como la corteza de avellano y la crema lamelar con ceramidas, pueden actuar como protectores para la piel.

Ayudan a restaurar y mantener la capa externa de la piel, disminuyendo la inflamación, prurito y la pérdida de agua transepidérmica o agua que se pierde a través de la capa más externa de la piel.

Este tipo de cremas se puede utilizar en caso de dermatitis que cursan con inflamación, picor y sequedad, cuando no sea estrictamente necesaria la utilización de corticoides tópicos. También puede utilizarse como coadyuvante a tratamiento con corticoides tópicos.

Ectoína: ingrediente para aliviar la piel irritada

Referencias
http://anedidic.com/descargas/formacion-dermatologica/16/el-prurito-y-sus-efectos-sobre-la-piel.pdf
https://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-actitud-ante-un-prurito-generalizado-14280

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *