Pautas para tener buenas digestiones en verano con probióticos

Es importante cuidarse durante todo el año y mantener unos hábitos saludables, especialmente si sufrimos de digestiones pesadas y difíciles, pero en verano es más probable que descuidemos nuestra dieta. Chiringuitos de playa, mayor descontrol horario, más comidas fuera de casa, cambios en las horas de sueño…

Pautas para tener buenas digestiones en verano, también con probióticos - HeelProbiotics - HeelEspaña
Consejos para mejorar nuestras digestiones en verano – HeelProbiotics – HeelEspaña

Lo más recomendable sería mantener nuestra dieta diaria también durante las vacaciones. Sin embargo, sabemos que puede resultar complicado. Irnos de vacaciones y romper con la rutina alimentaria, puede afectar a nuestras digestiones. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Pautas para mantener una correcta digestión en verano

La digestión es el proceso a través del cual el organismo obtiene las sustancias que necesita para desarrollar sus funciones a través de los alimentos digeridos.

Durante los días de verano, debido al calor, tendemos a sentirnos con menos apetito, las digestiones se vuelven más lentas y sentimos tener mayor somnolencia.

Facilitar la digestión: también con probióticos

En verano debemos mantener una dieta equilibrada al igual que el resto del año, pero siempre teniendo en cuenta algunos factores que nos ayuden a tener mejores digestiones en esta época del año. Como verás en estos consejos, la ingesta de probióticos facilita la digestión en verano. Te contamos más:

  1. Prepara comidas ligeras: con alto contenido de alimentos refrescantes e hidratantes, que resulten fáciles de digerir: gazpachos, ensaldas, pasta con verduras…
  2. No te saltes ninguna comida: es mejor comer con regularidad y poca cantidad.
  3. Mantén la ingesta apropiada de proteínas diaria: en verano mejor con quesos frescos, leche, yogurt…
  4. Mucha hidratación: es muy importante, en verano, mantener el cuerpo hidratado. Hay que beber mucha agua para reponer el líquido que perdemos con el sudor, principalmente a través de agua, pero también con frutas naturales.
  5. Evita el café después de la comida: produce acidez. Puedes sustituir el café por un poleo o un té de hierbabuena.
  6. Ingiere probióticos: la ingesta de probióticos como complementos alimenticios facilita la digestión especialmente en verano. Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en la cantidad adecuada, ejercen un efecto beneficioso sobre la salud del huésped. La toma de probióticos puede ser un buen aliado a la hora de mejorar el perfil de la flora intestinal y, por tanto, de las digestiones. De manera especial, ayudan en aquellas alteraciones que pudieran derivarse de la toma de diestas inapropiadas.
  7. Haz ejercicio con regularidad: Hacer ejercicio de manera regular es una buena costumbre que ayuda a evitar las digestiones pesadas. Uno de los más indicados sería la natación, completo y refrescante.
Pautas para facilitar la digestión: también con probióticos
Pautas para tener buenas digestiones en verano – HeelProbiotics – HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *