Dermatitis atópica, cuidados e hidratación de la piel

La dermatitis atópica es una enfermedad de elevada prevalencia, sobre todo en los países desarrollados, lo que le ha convertido en una prioridad de salud. Su alta frecuencia, su curso en brotes y su cronicidad afectan a la calidad de vida de los pacientes y sus familiares.

Cuidados básicos para la piel con dermatitis atópica - HeelEspaña
Consejos para cuidar la piel con dermatitis atópica – HeelEspaña

Por tanto, mejorar el día a día de los pacientes es básico y conocer los cuidados diarios y de hidratación que forman parte del tratamiento de por vida de los pacientes con piel atópica es fundamental.

Estrategias de prevención para mejorar la dermatitis atópica

Actualmente no existe curación para esta enfermedad. El objetivo del tratamiento es la mejora de la calidad de vida de los pacientes mediante la disminución de la sintomatología asociada y la disminución del número de brotes. Los cuidados básicos de la piel son la primera estrategia para protegerla, prevenir y eliminar las infecciones. Existen medidas higiénicas y generales en el tratamiento de la dermatitis atópica que pueden influir en la evolución de la enfermedad. Entre estas estrategias destacamos:

  • Evitar el calor excesivo y mantener un nivel de humedad moderado-alto.
  • La ropa de contacto con la piel debe ser de algodón. Hay que evitar la lana, las fibras sintéticas y las etiquetas interiores en la ropa.
  • Cortar y limpiar las uñas para evitar posibles infecciones a causa de las lesiones originadas por rascado.
  • Se recomienda la ducha en vez del baño con agua tibia. Ésta no debe ser superior a 5-10 minutos, y una vez al día como máximo.
  • El secado debe ser suave, sin frotar.

Y, entre todas estas estrategias, destacamos una medida primordial: una buena hidratación.

Hidratación: rutina fundamental para el cuidado de la piel atópica

Dentro de la terapia básica de la enfermedad, el uso de tratamientos no farmacológicos de uso tópico para favorecer la hidratación de la piel se realiza a través de emolientes específicos para piel atópica de uso diario.

Para restaurar la capa córnea como línea de actuación en el tratamiento de la dermatitis atópica se pueden utilizar además, cremas con Ectoína. Está demostrado que su empleo, dos veces al día, disminuye el prurito.

El uso de cremas con Ectoína y otros componentes como la crema lamelar y la corteza de avellano, son indicadas en el abordaje de los síntomas asociados a la dermatitis atópica y otras dermatosis. Gracias a la Ectoína se consigue prevenir la deshidratación de la piel, estabilizar la membrana y reducir la inflamación, minimizando así la aparición de nuevos brotes.

Cuidados diarios para la dermatitis atópica - HeelEspaña
Evita las lesiones con estos consejos – HeelEspaña

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *