Alimentos que contienen probióticos

¿Hay alimentos probióticos? La respuesta es sí. Pero, ¿dónde podemos encontrarlos?

Un poco de historia

La Historia de la Medicina corre paralela a la Historia del hombre. Desde los primeros pobladores de la Tierra existe el concepto de salud y enfermedad y aparece la necesidad de cuidar y tratar a los enfermos. En esta extensa Historia de la Medicina destacan muchos nombres. Y, entre ellos, el de Hipócrates, médico griego nacido en el año 460 a.C. y considerado el padre de la Medicina moderna.

¿Por qué nos remontamos ahora a 5 siglos antes de Cristo? Pues para poner las cosas en su sitio. De este modo podremos comprender que muchos conceptos que ahora parecen “estar de moda” y que creemos que acabamos de inventar, en realidad son conocimientos que ya hace muchos siglos manejaban los antiguos.

Preocupación por la alimentación

La actual preocupación por la salud y su relación con la alimentación no es desde luego nada nuevo. Reflexionemos un momento sobre dos famosas frases que se atribuyen a Hipócrates. “Deja que los alimentos sean tu medicina y que la medicina sea tu alimento” y “Toda enfermedad comienza en el intestino”.

La primera frase expone claramente que ya desde tiempos antiguos, se entendía que la comida no solo sirve para alimentarse. También puede servir para curar o más comúnmente para prevenir enfermedades. Se trata de aprovechar bien los nutrientes que tengan los alimentos de nuestra dieta.

La segunda frase por supuesto que está también relacionada con esto mismo. Sin embargo hoy podemos relacionarla con lo que ahora denominamos la microbiota intestinal.

Alimentos que contienen probióticos: microbiota intestinal heelespana - HeelEspaña

Microbiota intestinal: funciones

La microbiota intestinal es el conjunto de bacterias beneficiosas que habitan en el intestino.

Se trata de billones de bacterias que conviven con nosotros desde nuestro nacimiento hasta el final de nuestros días. ¿Qué hacen todas esas bacterias en el intestino? Pues, básicamente, proporcionarnos salud.

Las bacterias de la microbiota intestinal no están ahí porque sí. No se trata simplemente de que, si no nos hacen daño, las dejamos estar. Tienen funciones asignadas imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo:

  • Contribuyen al desarrollo y mantenimiento del sistema inmune.
  • Son necesarias para la digestión de los alimentos, especialmente los hidratos de carbono.
  • Intervienen en el metabolismo.
  • Cada vez hay más estudios que avalan que tienen también una influencia muy importante sobre el sistema nervioso y el comportamiento.

Relación entre enfermedades e intestino

Sabiendo todo esto no nos parece nada descabellado lo que ya dijo Hipócrates hace tantos años. Él ya dijo que las enfermedades empiezan en el intestino.

Quizás sea exagerado decir que “toda enfermedad” comienza en el intestino. Pero lo que sí es cierto es que ya se han descrito numerosas enfermedades en las que se ha demostrado que existe una alteración de la microbiota intestinal. Desde patologías digestivas como la enfermedad celíaca a metabólicas como la obesidad o alérgicas como la dermatitis atópica, por poner solamente algunos ejemplos.

Teniendo esto en cuenta, está claro que es importante “cuidar” a nuestras bacterias.

Del equilibrio adecuado entre las distintas especies bacterianas, dependerá también nuestro estado de salud.

¿Cómo podemos cuidar la microbiota intestinal?

Las bacterias son seres vivos que, por tanto, necesitan básicamente dos cosas para sobrevivir: una buena alimentación y un hábitat adecuado. El hábitat adecuado se lo proporciona nuestro intestino.

Las condiciones de humedad, temperatura, pH, ausencia de luz y concentración de oxígeno, son normalmente las adecuadas para ellas.

Es cierto que a veces el hábitat cambia, por ejemplo cuando ocurren determinadas patologías intestinales como gastroenteritis infecciosa o cuando tomamos antibióticos. Si ocurre alguna de estas circunstancias, es necesario ayudar a repoblar el intestino.

Alimentos que contienen probióticos: senales microbiota alterada - HeelEspaña

En cuanto al alimento de las bacterias, hay que decir que ellas necesitan un aporte de fibra fermentable. Pues bien, a esa fibra fermentable que es el alimento natural de las bacterias, es a lo que denominamos prebióticos. Mientras que a las bacterias beneficiosas que administramos para repoblar el intestino, es a lo que denominamos probióticos.

¿Dónde podemos encontrar los probióticos?

Alimentos que contienen probióticos: chocolate alimentos probioticos heelprobiotics heelespana - HeelEspaña

Centrémonos ahora en los probióticos. ¿Dónde podemos encontrarlos? ¿Hay alimentos probióticos? ¿Qué alimentos pueden ser ricos en probióticos? La respuesta es sí y si empezamos a buscar información al respecto, encontraremos muchos artículos hablando de algunos alimentos muy ricos en estas bacterias beneficiosas como el té de kombucha, el natto, el miso, el tempeh o el kimchi.

Pero hagamos ahora una reflexión. Pensemos en cualquier familia española. En estas familias ¿con qué frecuencia se toma natto o kimchi? ¿En cuántas se ha sustituido la paella de los domingos por miso o tempeh? Realmente en muy pocas.

Microbiota intestinal y alimentos probióticos - HeelProbiotics - HeelEspaña

La alimentación es, por supuesto, una cuestión de salud, pero la gastronomía es también una cuestión cultural, social y de tradiciones. Cualquier cambio brusco en la dieta de una persona suele ser un fracaso y esto es debido a que nos cuesta mucho modificar costumbres que se han ido forjando desde la infancia.

Estos alimentos son, por supuesto, una fuente muy importante de probióticos y pueden ser los alimentos del futuro, no lo dudo. Pero, en el presente, la mayoría de las familias no van a utilizarlos con la frecuencia suficiente como para que propicien un cambio en el estado de salud.

¿Hay alimentos de la dieta mediterránea ricos en probióticos?

Pues si los hay. Por eso nos vamos a centrar en ellos y dejar un poco aparte los alimentos de otras culturas. Probablemente son muy valiosos pero no han encajado aún de manera cotidiana en la dieta española.

Vamos a empezar tomándonos un aperitivo con aceitunas aliñadas, pepinillos encurtidos y berenjenas en vinagre. Después podemos tomar un poco de queso fresco acompañado por pan de masa madre. Y, en el postre, podemos elegir entre chocolate negro o yogur. Todos estos alimentos son ricos en probióticos.

Incluir alimentos probióticos en la dieta de una forma habitual, es una manera de ayudar al equilibrio de la microbiota intestinal.

Pero, ¿es suficiente con esto para reponer una microbiota alterada? En muchos casos no. Estos alimentos deben considerarse alimentos saludables y formar parte habitual de nuestra dieta para mantener el estado de salud. Sin embargo, cuando hay un desequilibrio, son insuficientes para reestablecerlo.

Los alimentos probióticos no son suficiente para reponer la microbiota intestinal

Alimentos que contienen probióticos: mujer toma complemento alimenticio heelespana - HeelEspaña

¿Por qué esto es así? Existen miles de especies distintas de bacterias probióticas. Y, aunque hemos hablado en general de sus funciones, no todas las especies tienen las mismas características y las mismas implicaciones en la salud.

Los alimentos probióticos, de los que acabamos de hablar, contienen estas bacterias pero en un número limitado de especies. Además, dependiendo de sus condiciones de conservación, el número total de bacterias es muy variable. Es por ello que cuando los consumimos tomamos probióticos, pero no sabemos cuántos y sólo de unas pocas especies.

Cuando existe un desequilibrio en la microbiota, como por ejemplo cuando se han tomado antibióticos, hay que estar seguro de reponer la flora intestinal de una manera adecuada. En este caso es mejor acudir a un complemento alimenticio.

Los complementos alimenticios aseguran la cantidad y el tipo de cepas bacterianas que se ingiere.

Esto se hace aún más necesario cuando existe alguna patología relacionada con alteraciones de la microbiota. Hay especies bacterianas que han demostrado tener una acción positiva en patologías concretas.

Complementos probióticos

Alimentos que contienen probióticos: cuerpo hombre mujer probioticos - HeelEspaña

Hay cepas bacterianas que se han estudiado en enfermedad celíaca o en dermatitis atópica. Y estas cepas bacterianas han demostrado un buen resultado. Sin embarto, otras especies no han demostrado ningún efecto, por lo que la administración debe hacerse con el complemento alimenticio que lleve de manera específica esas cepas.

Parece que lo más adecuado será el ingerir los alimentos probióticos de manera habitual, como base de una dieta saludable. Y, además, apetecible. Pero, además, utilizar los complementos alimenticios a base de probióticos con cepas específicas, para cuando ocurre algún desequilibrio.

Y desde luego, tener presente a diario el pensamiento de Hipócrates. Y, entender que la salud o la enfermedad comienzan con una buena o una mala alimentación.

¿Existen los alimentos probióticos? - HeelProbiotics - HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *