Coágulos en la menstruación, ¿es normal?

En la menstruación es un poco difícil decir qué es normal y qué no es normal; existe mucha variabilidad de una mujer a otra e incluso variaciones importantes a lo largo de la vida de una misma mujer.

Empecemos explicando un poco cómo es el ciclo menstrual y qué es lo que se entiende por “normal”, aunque sería mucho mejor decir “común” o, simplemente, no patológico.

Denominamos ciclo menstrual al tiempo que transcurre entre el primer día de una menstruación y el primero de la siguiente. Lo “normal”, o sea, lo estadísticamente más habitual, es que dure entre 24 y 38 días (entre 24 y 45 días en las primeras reglas). Lo ideal serían 28 días de duración del ciclo, pero duraciones mayores o menores de estos teóricos 28 días pueden ser perfectamente normales.

 

menstruación

 

Como ya hemos visto, lo que identifica el inicio del ciclo es la menstruación, es decir, la expulsión de sangre proveniente del útero a través de la vagina. La menstruación debería durar entre 4 y 8 días.

Veamos ahora qué es lo que ocurre durante esos (digamos) 28 días y qué cambios hormonales se producen en nuestro cuerpo, para que cada período ocurra ese sangrado.

Cambios hormonales

El ciclo menstrual está comandado principalmente por 4 hormonas: estrógenos y progesterona, producidas por los ovarios LH y FSH, producidas por la hipófisis. Es decir, por una pequeña glándula que se encuentra en el centro del encéfalo.

Si empezamos por el día 1 del ciclo, es decir, por el primer día de la menstruación, las cuatro hormonas están en niveles bajos. La secreción hormonal comienza entonces a elevarse, pero con distinto ritmo para cada una:

  • Los estrógenos alcanzan su pico máximo sobre el día 12, en el día 14 sufren una bajada hasta niveles mínimos y pasado el día 14 vuelven a elevarse en forma de meseta, pero sin llegar a los niveles elevados del día 12.
  • La progesterona se encuentra en niveles bajos la primera mitad del ciclo y a partir del día 14 comienza a elevarse, teniendo sus niveles más altos más o menos en los días 20-24
  • Las dos hormonas hipofisarias, la LH y la FSH, tienen una elevación en forma de pico muy marcado (mucho más la LH que la FSH) más o menos en el día 14.

¿Por qué hacemos tanta referencia al día 14? Pues porque en ese ciclo ideal de 28 días, es en el día 14 cuando se produce la ovulación. La elevación de las dos hormonas hipofisarias, pero especialmente de la LH, es el estímulo para que se ovule, es decir, para que uno de los óvulos que se ha estado preparando en el ovario salga de este y vaya hasta las trompas de Falopio, y allí espere a que aparezca un espermatozoide que lo pueda fecundar.

 

por qué salen coágulos en la menstruación

Fases del ciclo

La ovulación marca “un antes y un después” en el ciclo menstrual: los días previos a esta se denominan en conjunto fase folicular, y a la postovulación se la denomina fase lútea.

Esto nos hace entender los cambios que antes hemos descrito en estrógenos y progesterona: los estrógenos se encargan de preparar al óvulo para su salida del ovario, por eso sus niveles más altos son antes de la ovulación.

La progesterona ya lo va gritando en su nombre: “pro gestación”.

Es la hormona encargada de que, si se produce una fecundación del óvulo, la gestación se lleve a cabo de la manera más eficaz posible, por eso, sus niveles son más altos en la segunda parte del ciclo.

Así que ya sabemos que durante la primera parte del ciclo se prepara al óvulo para salir, en el día 14 comienza su migración a la trompa y en la segunda parte del ciclo espera a ser fecundado y a iniciar la nueva vida. Si esto ocurriera, el óvulo ya fecundado se desplazaría hasta el útero y se implantaría. Para esto se introduce en la pared del útero, o sea, en el endometrio, y allí se alimenta para ir formando poco a poco todos los tejidos y órganos del nuevo ser.

Por eso, el útero tiene que estar preparado por si esto ocurriera: durante la segunda fase del ciclo, el endometrio se engrosa y se llena de vasos sanguíneos que le llevarán los nutrientes al posible embrión. Todo está preparado para un posible embarazo. Pero claro, esto no ocurre siempre (según las estadísticas, una media de 1.3 veces en la vida de cada mujer española).

 

Y ¿qué pasa si no hay embarazo? Pues que todo tiene que volver otra vez a su estado inicial, porque cuando se acabe este ciclo, tiene que empezar el siguiente, por eso el ciclo termina cuando toda esa pared engrosada y rica en vasos sanguíneos del útero se desprende y se elimina. Eso produce el sangrado menstrual y ya volvemos al día 1, pero del siguiente ciclo.

¿Por qué sangramos?

El sangrado se produce porque la preparación que ha tenido el útero para albergar al embrión ya no es necesaria y se elimina el tejido que ya no hace falta, por lo que algunos vasos sanguíneos quedan abiertos por un tiempo. La cantidad de sangre que se elimina en cada ciclo es muy variable de una mujer a otra e incluso en la misma mujer de un ciclo a otro.

Se han establecido unos límites que nos dicen que un sangrado se considera normal cuando es menor de 60 ml, se considera moderado cuando es una pérdida de entre 60 y 100 ml de sangre y se considera excesivo cuando supera los 100 ml.

Duración del ciclo

Y volvemos ahora al concepto de normalidad: más importante que si la mujer tiene un ciclo de 25 días o de 35, es que sea regular. Es decir, que si siempre es de 25 es perfectamente normal y si siempre es de 35 también lo es. Ahora bien, si un mes es de 25 días, luego de 30, al siguiente de 24 y otro más de 35, esto sí nos puede estar indicando una alteración hormonal. Con la cantidad pasa lo mismo: hay mujeres que saben que sangran muy poco y otras que habitualmente tienen un sangrado abundante.

 

duración del ciclo menstrual

Cantidad de sangrado

El sangrado abundante no es en sí patológico, aunque sí hay que tener en cuenta que las mujeres que tengan habitualmente un sangrado superior a los 80 ml por periodo tienen más probabilidades de padecer anemia, lo que se puede manifestar como debilidad, sensación de cansancio, palidez, caída del cabello, etc.

Un sangrado abundante puede interferir en las actividades diarias.

Lo que sí hay que tener en cuenta es los cambios en el sangrado, una cantidad inusual se puede deber a distintas causas como miomas, pólipos, tumores malignos, alteraciones hormonales, alteraciones de la coagulación o uso de DIU. Si ocurre un aumento del sangrado, siempre hay que consultar con el médico.

Aparición de coágulos

Pero entonces, los coágulos en la menstruación, ¿son normales o no son normales? Los coágulos lo único que indican es que la cantidad de sangre eliminada es abundante. Si la cantidad de sangre es grande, ésta quedará por un tiempo retenida en la vagina o en los tramos inferiores del útero, y al quedar retenida y no fluir, la sangre se coagula y por eso aparecen los coágulos mezclados con la sangre más líquida.

Como ya hemos dicho anteriormente, si esto es la norma en las reglas de una mujer, no tiene porqué considerarse patológico. Si por el contrario aparecen de pronto en una persona que siempre había tenido un flujo menstrual más moderado, sí hay que investigar por si se trata de alguna de las causas que antes hemos mencionado.

En cualquier caso, la recomendación de hacer revisiones periódicas con el ginecólogo es siempre un buen consejo y por supuesto, hay que acudir al médico cuando se experimenten cambios en lo que cada mujer entiende como “lo normal” en su menstruación.

 

Referencias
https://flo.health/es/tu-ciclo/salud/menstruacion/que-significan-los-coagulos-de-sangre-en-la-menstruacion
https://www.abc.es/familia/mujeres/abci-coagulos-sangre-menstruacion-aparecen-202110260118_noticia.html
https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/womens-health/in-depth/menstrual-cycle/art-20047186
https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/salud-femenina/biolog%C3%ADa-del-aparato-reproductor-femenino/ciclo-menstrual
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/menorrhagia/symptoms-causes/syc-20352829

Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente trabajo como Gerente dentro del departamento Médico en Laboratorios Heel España y soy autora de artículos en revistas y blogs y he escrito algunos libros de divulgación científica sobre nutrición y salud.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Salud de la mujer