Copa menstrual e infección de orina, ¿existe relación?

Existen muchos productos higiénicos para el flujo menstrual que utilizan las mujeres: tampones, compresas y, cada vez más, la copa menstrual.

Muchas mujeres ya lo han probado y otras se resisten por las creencias sobre los inconvenientes que tiene para la flora vaginal. Vamos a hablar de todo ello e intentar aclarar dudas y resumir las principales características que hacen de la copa menstrual la mejor opción para evitar la infección de orina.

Cistitis: infección urinaria que afecta a la vejiga

Las infecciones urinarias recurrentes son muy frecuentes en la mujer. Concretamente, la infección urinaria más habitual es la cistitis, es decir, la infección que afecta a la vejiga.

Esta enfermedad se produce en la mayoría de los casos por una bacteria patógena llamada Escherichia Coli.

Copa menstrual e infección de orina, ¿existe relación?: cistitis copa menstrual heelespana - HeelEspaña

La E. Coli es un habitante normal del intestino. Cuando habita en el aparato digestivo puede no causar enfermedad. Y es que aquí su cantidad está controlada por las bacterias beneficiosas que habitan en el colon, es decir la microbiota intestinal.

Estas bacterias controlan el sobrecrecimiento de otras especies potencialmente patológicas, impidiendo que produzcan síntomas.

Causas de las cistitis

Si la microbiota intestinal se desequilibra u ocurre alguna otra alteración en el medio, la E. Coli puede migrar desde el aparato digestivo hasta la vejiga y allí producir la cistitis. El cuadro clínico de la cistitis puede variar en función de la zona en la que se presente la infección.

Copa menstrual e infección de orina, ¿existe relación?: principales sintomas cistitis - HeelEspaña

Normalmente se manifiesta por dolor y escozor al orinar, a veces expulsión de sangre con la orina, ganas constantes de orinar, emitiendo poca cantidad cada vez.

En algunas ocasiones se añade fiebre, malestar, alteraciones del apetito y sensación de pesadez y dolor en la parte inferior del abdomen.

Cuando la E. Coli migra desde el aparato digestivo hasta la vejiga, obligatoriamente tiene que pasar por la zona vaginal. La vagina también contiene normalmente bacterias beneficiosas, es decir, la microbiota vaginal, que puede jugar un importante papel en la defensa frente a los gérmenes causantes de la cistitis.

 

¿Los cambios hormonales pueden causar una infección vaginal?

Otra cuestión a tener en cuenta es que la mujer está constantemente sometida a cambios hormonales. A parte de las situaciones especiales como el embarazo o la menopausia, durante toda su vida fértil, las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) están fluctuando y presentando unos niveles distintos en cada etapa del ciclo menstrual.

Copa menstrual e infección de orina, ¿existe relación?: cambios hormonales menstruacion - HeelEspaña

Durante la menstruación, los niveles de estrógenos disminuyen y eso supone un ambiente desfavorable para el epitelio vaginal pero también para el epitelio de la vejiga. En este momento hay una disminución de los mecanismos defensivos de estos tejidos, por lo que las infecciones son más probables.

Menstruación y relación con las cistitis

La menstruación conlleva la necesidad de unos hábitos higiénicos específicos que, de no realizarse correctamente, pueden ser un factor negativo que propicie la aparición de cistitis y de infecciones vaginales.

Copa menstrual e infección de orina, ¿existe relación?: chica dolorida menstruacion - HeelEspaña

En primer lugar hay que decir, que simplemente por el hecho de que exista el flujo menstrual, el pH de la vagina cambia, de manera que se hace más alcalino.

El pH ácido que, de manera natural hay en la vagina, es un mecanismo de defensa frente a la proliferación de bacterias patógenas.

Por eso, la menstruación es un momento en el que pueden aumentar las infecciones vaginales. Pero también las urinarias puesto que, como ya hemos dicho antes, la E. Coli tiene que pasar por las inmediaciones de la vagina para llegar a la vejiga. Si se encuentra con una microbiota vaginal equilibrada y un pH ácido su paso se dificultará. Y, por tanto, no podrá anidar en la vejiga para producir la cistitis.

Hábitos higiénicos durante la menstruación

También hay que considerar el tipo de productos higiénicos para el flujo menstrual que se estén utilizando para evitar alterar, en la medida delo posible, nuestra flora vaginal.

Las compresas les resultan útiles y cómodas a muchas mujeres. Sin embargo hay que tener en cuenta que la sangre se mantiene en la zona de celulosa. Es aquí donde se descompone y aparecen productos de degradación que alteran el pH. Además, como la compresa es impermeable, la zona se mantiene más húmeda de lo normal, permitiendo la proliferación de hongos y otros microorganismos. Para que esto no ocurra, la compresa debería cambiarse cada vez que se mancha de sangre.

En cuanto a los tampones, se ha hablado mucho de la posibilidad que tienen de producir el llamado Síndrome de Shock Tóxico (SST). Esta enfermedad ocurre como consecuencia de la producción de una serie de toxinas de la bacteria Stafilococcus aureus. El S. Aureus es un habitante normal de nuestra piel.

Cuando se produce alguna herida puede penetrar y entonces produce infección. Esta bacteria tiene la capacidad de producir una sustancia tóxica que pasa a la sangre. Y es entonces cuando aparecen los síntomas como fiebre alta de comienzo súbito, confusión, convulsiones, vómitos, diarrea, hipotensión arterial, dolores musculares y, en ocasiones, incluso fallo hepático y renal.

No es un síndrome específico del uso de tampones y puede ocurrir en heridas de la piel.

Pero sí  es cierto que hay casos descritos en el mundo de mujeres que han sufrido esta patología asociada al uso de tampones. Esto es porque al colocarlos, si no se ha hecho un buen lavado de manos, estas bacterias pueden ser introducidas con el tampón y producir este cuadro.

¿El tampón altera la flora vaginal?

Copa menstrual e infección de orina, ¿existe relación?: copa menstrual frente tampon heelespana - HeelEspaña

Pero sin llegar a estas situaciones que, afortunadamente, no son frecuentes, sí hay que tener en cuenta que el tampón altera el medio vaginal.

Reseca la mucosa, pues absorbe la humedad y mantiene la sangre, que empieza a degradarse enseguida, retenida en la zona. Estas condiciones alteradas pueden influir negativamente en la microbiota.

Ya hemos comentado antes que una microbiota vaginal equilibrada es un punto básico para combatir a la E. Coli en su paso migratorio desde el aparato digestivo hasta la vejiga, donde producirá las cistitis.

Cuando la microbiota intestinal está desequilibrada, se pierden parte de los mecanismos defensivos frente a las cistitis.

¿Es buena opción la copa menstrual?

Otra opción que se está utilizando últimamente cada vez más entre las mujeres es la copa menstrual. La copa menstrual consiste en un recipiente de silicona que se introduce en la vagina y recoge el flujo menstrual. Debe cambiarse periódicamente y lavarse con atención. Cada vez que se aplica, se debe hacer un cuidadoso lavado de manos, igual que con los tampones, puesto que las posibilidades de introducir S. Aureus siguen estando presentes.

Respecto a la microbiota vaginal y la prevención de las cistitis, la copa menstrual tiene la ventaja respecto a los tampones de que no reseca la mucosa y es más respetuosa con las bacterias beneficiosas residentes en la vagina.

Por eso, es preferible su uso en mujeres que sufran cistitis de repetición. Pero, sobre todo, si estas cistitis aparecen frecuentemente relacionadas con el momento de la regla.

¿Se puede utilizar la copa menstrual con infección urinaria?

Copa menstrual: ¿buena opción para evitar la infección de orina? - HeelEspaña

Lo ideal es acudir a tu médico para que determine si existe infección y pueda aplicar el tratamiento adecuado para así aliviar los síntomas y curar la infección antes de tu siguiente menstruación.

Sin embargo, puedes usar sin problema la copa menstrual ya que ella no va a empeorar tus síntomas ni va a condicionar a peor tu infección urinaria.

Es muy importante el aseo y la esterilización de la copa menstrual para evitar el riesgo de infección aunque este no es el medio más idóneo para el desarrollo o crecimiento de microorganismos.

¡No olvides extremar siempre la higiene!

Copa menstrual e infección de orina, ¿existe relación?: lavado manos higiene menstruacion - HeelEspaña

Las cistitis son muy frecuentes en mujeres y, en algunas de ellas, la aparición de esta patología puede estar en relación con la menstruación.

Durante este período hay que extremar la higiene. Y, por supuesto, elegir el método para contener el flujo menstrual que más se adecúe a cada mujer. Pero siempre haciendo un lavado de manos antes de colocarlo y cambiándolo cada poco tiempo. La copa menstrual parece ser el método más respetuoso con la microbiota vaginal.

El uso de probióticos intestinales y vaginales combinados es un factor importante de prevención de las cistitis. Así se consigue reequilibrar las microbiotas intestinal y vaginal. Por tanto, dificulta tanto la proliferación como la migración de las bacterias patógenas que más frecuentemente producen las cistitis.

¿Qué beneficios tiene la copa menstrual? - HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *