Cansancio sin causa aparente

El cansancio es un concepto físico que hace referencia a una sensación de agotamiento muscular y de falta de energía que se produce tanto tras el ejercicio como en reposo.

Si la sensación aparece únicamente tras el ejercicio, se habla entonces de fatiga. Y cuando además de la sensación física hay un componente psíquico, (“no solo me canso, sino que además no tengo ganas de hacer nada”), entonces hablamos de astenia.

¿Por qué estamos cansados?

Son muchos los motivos que pueden conducir a esta sensación de cansancio.

Los motivos más frecuentes para estar cansados son: exceso de actividad física, situaciones de estrés mantenido o incluso alteraciones del sueño.

Pero, también, puede ocurrir con la toma de algunos medicamentos como antidepresivos, antihipertensivos, antihistamínicos, sedantes o analgésicos. Esta sensación de cansancio también se puede dar después de intervenciones quirúrgicas o patologías crónicas. Incluso, tras el consumo excesivo de alcohol o cafeína o tras el embarazo, entre otros.

¿Cuándo debo preocuparme?

¿Cuál es el motivo del cansancio? - HeelEspaña

Ante estas situaciones, todos notaríamos antes o después la sensación de cansancio y, en principio, no hay porqué considerarlo patológico.

Lo patológico es que el cansancio aparezca en situaciones que no lo justifican o de una manera reiterada.

El cansancio no es una patología en sí mismo, sino que puede ser una manifestación de muchas patologías diferentes.

Las mujeres están más cansadas

Cansancio sin causa aparente: mujer cansada - HeelEspaña

En términos generales, la sensación de fatiga y cansancio es más frecuente en las mujeres. Parece que los cambios hormonales tienen que ver con esta circunstancia.

También es más común en las personas que realizan sus actividades con un exceso de carga emocional o de preocupación. Igualmente, influye si además se tiene una mala alimentación y un sueño de poca calidad que no favorezcan la recuperación.

Estrés emocional y cansancio

Entre las causas patológicas de cansancio y fatiga más frecuentes, hay que nombrar tanto a las alteraciones psíquicas o emocionales como físicas.

La carga emocional que le pone cada uno a los trabajos del día a día influye, y mucho, en cómo se resuelven los obstáculos diarios.

Una carga excesiva de estrés o un rechazo a las actividades diarias (descontento en el trabajo, actividades poco satisfactorias, etc), hace que estas labores se vuelvan más “cuesta arriba”.

Cansancio y enfermedad: qué relación les une - HeelEspaña

En ese contexto, nuestra mente ya lo percibe como una carga extraordinaria, incluso antes de empezar a realizarlas. Y, como mecanismo de defensa, intenta ahorrar energía y pone, por tanto, menos a nuestra disposición. Eso hace que la tarea se convierta en un enorme esfuerzo.

Este tipo de cansancio se puede detectar porque la persona no tiene esa sensación cuando cambian las circunstancias. Y es que cuando está de vacaciones o cuando son otras tareas más gratificantes las que tiene que realizar, no tiene la sensación de cansancio habitual.

Cansancio por enfermedad

Si la sensación de cansancio es independiente del tipo de actividades que se realicen, hay que pensar en una patología física.

Una de las más frecuentes causas de fatiga y cansancio es el hipotiroidismo. Esta patología se identifica rápidamente con una analítica. Se suele acompañar de otros síntomas como aumento de peso, adormecimiento durante el día y sensación de frío, entre otros.

Otra causa posible es una anemia. La anemia más frecuente es la ferropénica, es decir, la que se produce por disminución del hierro en sangre.

Esta disminución de hierro puede deberse a un aumento de las pérdidas, por ejemplo, cuando hay un sangrado, a veces imperceptible, pero continuo en el tracto digestivo.

También se da en mujeres con reglas muy abundantes. Incluso, también se puede producir por la disminución de la ingesta que se da en dietas inadecuadas. Las dietas muy restrictivas también pueden producir falta de vitaminas como la B12 o el ácido fólico que también pueden originar otros tipos de anemia.

Otras patologías relacionadas con el cansancio

Cansancio e insomnio: Relación - HeelEspaña

Algunas patologías metabólicas como la diabetes o el sobrepeso también pueden producir cansancio. Y, además, a menudo, van asociadas entre sí.

La diabetes supone una alteración del metabolismo de la glucosa, lo que impide su entrada a las células y por tanto que éstas puedan tener su alimento disponible. Esto produce una sensación de cansancio y mala tolerancia al ejercicio.

El sobrepeso se asocia a menudo a la diabetes tipo II. Pero, además, por sí mismo, también puede causar más cansancio. Supone que el organismo tiene que mover mayor masa corporal, lo que hace más difíciles las actividades físicas.

 

Por supuesto enfermedades más graves como enfermedades autoinmunes u oncológicas también pueden tener el cansancio entre sus síntomas. Pero habrá, casi siempre, otras manifestaciones asociadas que orienten a que el problema de base es de importancia.

También las enfermedades articulares que cursan con dolor hacen el movimiento más difícil, produciendo sensación de cansancio. Es el caso de artrosis y artritis entre otras.

En todo paciente que refiere cansancio habitual hay que revisar su medicación. Como ya hemos mencionado anteriormente, algunos medicamentos, entre los que destacamos los sedantes y los antihipertensivos, pueden producir esta sensación.

Relación entre el cansancio y el sueño

No hay que olvidar la importancia del sueño.

Nunca se puede tener una actividad diurna normal si no se ha disfrutado de un descanso reparador durante la noche.

Los ciclos de sueño y vigilia van acoplados y lo que ocurre en uno de ellos, para bien o para mal, afecta al otro sin ninguna duda.

Todas estas causas de cansancio suelen ser duraderas en el tiempo. Es por ello que se acompañan de una sensación de debilidad que se manifiesta durante semanas o meses. Y, generalmente, va creciendo paulatinamente hasta que el paciente lo nota como algo que le dificulta su vida diaria.

Relación del cansancio con infecciones respiratorias

En esta situación hay que pensar que el paciente puede estar “incubando” alguna infección. Y, muy probablemente, respiratoria.

Cansancio sin causa aparente: conjunto personas enfermas gripe heelespana - HeelEspaña

Las enfermedades infecciosas se producen cuando un microorganismo patógeno, ya sea un virus (lo más frecuente) o una bacteria, penetra en nuestro cuerpo. En muchas ocasiones la entrada del microorganismo no produce enfermedad. Y esto se debe a que nuestro sistema inmunológico es capaz de atacarlo en el inicio y no llega a producirse ninguna alteración.

En otras ocasiones, esa lucha se hace más difícil para nuestro organismo. Y es cuando el virus o la bacteria consiguen su objetivo y comienzan las manifestaciones típicas de cada enfermedad.

Pero existe un período en el que nuestro sistema inmunitario se encuentra totalmente activado y en plena lucha en el que aún el microorganismo no ha conseguido producir la enfermedad. En ese momento, todos los recursos de nuestro cuerpo están a disposición de nuestro sistema inmune.

Esto supone, a veces, un gasto de energía importante que nos hace sentir más cansados, debido a que toda la energía se está consumiendo en esa lucha.

Ante esto… Protégete

En esas situaciones es muy importante tener una alimentación sana y adecuada, un sueño suficiente y períodos de descanso físico apropiados. Hay que utilizar todos los recursos en el sistema inmunológico y proporcionarle todo lo que necesita.
Además hay que estar atento a si aparece algún síntoma que nos pueda indicar que la enfermedad se está desarrollando. Como dolor de cabeza, dolor de garganta o un aumento de la mucosidad en las vías respiratorias.

En los meses fríos, en los que el virus de la gripe está más activo, hay que pensar que una sensación brusca de cansancio puede estar revelando un intento del virus de la gripe por penetrar en nuestro organismo y producir la enfermedad.

La mejor defensa ante esta situación es el reposo, una buena alimentación y un sueño reparador. Además, estar atento a cómo evoluciona el cuadro para poder pedir ayuda a un profesional de la salud ante los primeros síntomas.

¿Cuáles son las causas del cansancio? - HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *