Cómo calmar la tos seca por la noche

Son las 4 de la mañana y es la tercera noche que esta insoportable tos no te deja dormir. No solo es lo molesto que te resulta durante el día andar con el pañuelo constantemente, sino que a esto le añadimos la época que estamos viviendo en donde la gente no deja de mirarte si te arrancas a toser.

Parecía un simple resfriado que iba a durar pocos días. Así ha sido, pero esta tos no te abandona y, para colmo, tu hijo ha empezado también a toser. ¿Qué hacemos entonces para calmar la tos seca?

¿Qué puedo hacer?

La tos es un mecanismo de defensa de nuestro propio cuerpo frente a los agentes externos. Se trata de una aliada de nuestro organismo para despejar las vías respiratorias de partículas u otros cuerpos extraños. Consigue expulsarlos hacia el exterior a través de una gran cantidad de aire desde los pulmones.

Este mecanismo está dirigido desde nuestro sistema nervioso central. Por ello es difícil de controlar aunque queramos, sin embargo sí que hay maneras de aliviar la tos persistente.

Aunque la tos pueda sonar, a veces, bastante horrible y nos de malas noches, la mayoría de las veces no corresponde con problemas graves. Tenemos que tomárnosla como lo que es, un mecanismo de defensa.

Tipos de tos

Cómo calmar la tos seca por la noche: tipos de tos - HeelEspaña

Aunque hay muchos tipos de tos, por su origen se clasifica principalmente en los siguientes tipos:

  • Tos seca o irritativa. Es la que no conlleva arrastre de secreciones. Se produce por inflamación de la vía respiratoria; a veces, cuando un resfriado está empezando o acabando. Es poco eficaz y puede ser muy molesta, especialmente por la noche.
  • Tos ronca o “perruna”. Es un tipo de tos seca muy característica, sobre todo, en niños. Se origina por inflamación de la laringe, en la zona de las cuerdas vocales. Es por ello por lo que, a menudo, existe afonía. Las causas son variadas, estando implicados los virus, cambios de temperatura o las alergias. Es bastante característica de los cambios de estación y del otoño.
  • Tos productiva. Está relacionada con el arrastre de secreciones hacia el exterior. Este tipo de tos tiene una función primordial y no se recomienda eliminarla para que siga cumpliendo con su labor. Pero, evidentemente, por la noche también puede ser molesta.

¿Qué es lo que me causa la tos?

Son muchos los motivos que pueden desencadenar este reflejo:

  • Algunas personas comienzan a toser cuando respiran aire muy seco que se ha calentado. Este tipo de tos puede ser más perceptible, por ejemplo, la primera vez que enciendes la caldera (calefacción).
  • La tos seca suele ser causada por irritación debido al humo del cigarrillo, irritantes ambientales, alergias, goteo retronasal o asma. Varias enfermedades pulmonares crónicas también provocan carraspera o tos seca.
  • Algunas personas tosen, por costumbre, sin motivo aparente.
  • El reflujo gástrico también puede provocar una tos seca crónica. Por lo general, también tendrá otros síntomas. Destacan la acidez estomacal, el ardor en la garganta o el aumento de saliva.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos para el corazón y la presión arterial.
  • Otras causas son la gripe, el resfriado común, la tos ferina o haberse tragado un objeto.

¿Por qué tosemos más por la noche?

La causa más frecuente de la tos es el resfriado común que, entre otros síntomas, produce rinorrea o exceso de mucosidad.

El principal motivo por el que tosemos más por la noche es la llamada rinorrea posterior. Se produce porque, al estar tumbados en la cama, el moco tiende a depositarse sobre la faringe, produciendo el reflejo de la tos.

Otra causa relativamente frecuente de la tos no productiva es el reflujo gastroesofágico. Provoca que el ácido producido en el estómago ascienda a niveles más altos del aparato digestivo que son menos resistentes al contacto con el ácido que el estómago.

Cuando alcanza el nivel de la faringe-laringe, esta irritación local produce también el reflejo de la tos. La llegada del ácido a niveles superiores del tracto digestivo es más frecuente por la noche ya que al estar tumbados en la cama disminuye la posibilidad de que el ácido descienda por efecto de la gravedad.

¿Cómo puedo calmar la tos seca?

Estas medidas generales pueden ayudarte a calmar la tos seca y la tos con expectoración:

  • Toma mucho líquido. Estar bien hidratado disminuye la irritabilidad de la garganta y disminuye las secreciones mucosas. Un vaso de agua o una infusión a temperatura ambiente y endulzado con miel cuando surja la tos te ayudará a calmarla más rápido y a dormir mejor.
  • Más fruta. Una dieta alta en fibras, sobre todo fruta, ayuda a reducir la tos crónica y otros síntomas respiratorios.
  • Baños o duchas con agua caliente. Al inhalar el vapor generado, humedece las vías respiratorias y reduce la congestión y ayuda a calmar las ganas de toser.
  • Usa un humidificador ambiental. Para que la casa tenga menos aire seco, es posible colocar un recipiente con agua cerca del radiador o el ventilador.
  • Elimina agentes irritantes de la habitación. El polvo, pelo, caspa de animales o el humo lo son. Procura ventilar la habitación, retirando peluches y alfombras que acumulan polvo. También, cambiando la ropa de cama periódicamente para que no se acumulen ácaros.
  • No fumar. Este mal vicio produce bronquitis crónica y otras afecciones respiratorias.
  • Usa más de una almohada. Ello te permitirá dormir con la cabeza elevada.

¿Qué alimentos ayudan a calmar la tos seca?

Uso de remedios naturales

  • Zumo de Limón con miel. La capacidad antibiótica y antibacteriana de la miel junto con el aporte de Vitamina C ayudará a combatir el exceso de mucosidad.
  • Lavados nasales. Diluirán la mucosidad nasal y, por tanto, la rinorrea posterior.
  • Gárgaras con agua y sal. Consiguen humedecer la garganta y pueden aliviar la tos.
  • Un poco de menta. El mentol es un buen expectorante y puede ayudar a diluir la flema y aliviar la tos.
  • Eucalipto. Contiene cineola que también actúa como expectorante y alivia la tos.
  • Hedera helix (hiedra). Fluidifica el moco y tiene un efecto broncodilatador.

Como última opción, recurre a medicamentos

  • Mucolíticos. Elimina las secreciones de las vías respiratorias superiores e inferiores.
  • Antihistamínicos. Alivian síntomas provocados por alergias.
  • Descongestivos nasales. Hay algunos naturales, que contienen chitosán vegetal, que eliminan el moco eficazmente.
  • Antitusígenos. Solamente se usan en tos seca, no en la productiva.
  • Jarabes y pastillas para la tos. Revisten la mucosa de la garganta de sustancias que pretenden disminuir la irritabilidad de ésta.

Pero recuerda que, si la tos persiste en el tiempo, debes acudir a un especialista para descartar otras complicaciones.

BIBLIOGRAFIA
Diego Damiá A, Plaza Moral V, Garrigues Gil V, Izquierdo Alonso JL LópezViña A, Mullol Miret J, Pereira Vega A. Tos crónica. Normatia SEPAR. Arch Bronconeumol 2002; 38: 236-245.
Irwin RS, Corrao WM, Pratter MR. Chronic persistent cough in the adult: the spectrum and frequency of causes and successful outcome of specific therapy. Am Rev Respir Dis 1981;123: 413-7.

Ldo. José Manuel García Raboso
Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias:
Invierno