¿Cómo se trata la piel con rosácea?

La piel con rosácea es un trastorno inflamatorio crónico de la piel que causa enrojecimiento, granitos y vasos sanguíneos perceptibles, generalmente en la parte central del rostro (nariz, barbilla, pómulos y frente) de una persona.

Se la conoce también como cuperosis pero debido a la aparición de pequeños granos (pápulas y pústulas), se la denomina también acné rosácea, ya que imita a las lesiones que aparecen en el acné pero sin la existencia de los comedones del acné.

Factores que influyen en la piel con rosácea

¿Que causa la rosácea?

Se desconoce la causa de la rosácea, pero podría deberse a una combinación de factores hereditarios y ambientales.

Se sabe de la asociación de rosácea en personas que tienen un control inadecuado de sus vasos sanguíneos, problemas venosos a nivel facial, personas con mayor grado de oxidación de la piel, alteraciones de ciertos microorganismos cutáneos, etc.

¿Es frecuente la piel con rosácea?

Algunas personas pueden ser propensas a desarrollar este trastorno. Es más frecuente en las mujeres que en los hombres, aunque los hombres presentan formas más graves.

Por lo general, la rosácea afecta a personas entre 30 y 50 años de edad.

El trastorno es más frecuente en personas con la piel clara, pero también afecta a personas con piel oscura aunque su identificación sea más difícil. Cursa en brotes, caracterizándose por episodios de exacerbaciones y remisiones.

¿Cómo se produce?

¿Cómo cuidar la piel con rosácea?

La piel se compone de varias capas, epidermis, dermis e hipodermis. En la dermis se encuentran el tejido de soporte o conectivo y las fibras elásticas que dan firmeza y elasticidad a la piel, siendo el lugar dónde se encuentran los capilares o vasos sanguíneos de pequeño tamaño además de otros elementos.

A nivel dérmico, los vasos son más débiles, pudiéndose dilatar más fácilmente. Se visualizan desde el exterior de forma más clara. Por tanto, los vasos son más visibles en una dermis inflamada. Como resultado vemos un enrojecimiento de la piel a nivel de la cara que se manifiesta de forma clara.

Este fenómeno al comienzo de la enfermedad es reversible y desaparece de forma gradual. Pero cuando va pasando cierto tiempo -no hay que olvidar que la rosácea es una enfermedad que cursa en brotes y es crónica– los vasos se dilatan de forma permanente y se hacen visibles de forma crónica.

La aparición de granos se debe a factores inflamatorios y a la presencia de microrganismos. Se señala que algunos ácaros y algunas bacterias pueden estar implicadas en la aparición de la rosácea.

Síntomas

La piel con rosácea afecta solo al rostro y el cuero cabelludo. Existe una rosácea que afecta a la zona ocular que puede aparecer acompañando a la rosácea facial.

Se reconocen cuatro grados de severidad de la rosácea.

  1. Fase de enrojecimiento del rostro en la zona de las mejillas y nariz, puede producir picor a ese nivel. El enrojecimiento tiene una duración superior a un enrojecimiento de carácter general. Estos síntomas persisten durante todas las fases del proceso.
  2. Fase reticular. En esta fase se ven el reticulado capilar y los pequeños vasos visibles (telangiectasias). El aspecto es un enrojecimiento difuso general.
  3. Fase inflamatoria. En esta fase junto con el enrojecimiento, aparece pequeños granos (pápulas). Estos granos a veces contienen pus (pústulas). La piel está caliente y sensible.
  4. En algunas personas, la piel alrededor de la nariz se engrosa, roja y con abultamientos (rinofima). Esto sucede con mayor frecuencia en hombres que en mujeres

Las lesiones son simétricas y pueden aparecer junto con una rosácea ocular, una inflamación que causa enrojecimiento, ardor y picazón en los ojos. En algunas ocasiones, la rosácea ocular aparece antes de la aparición de la rosácea en la cara. Tres de cada cuatro personas tiene rosácea ocular.

Cremas: tratamiento para la piel con rosácea

¿Qué factores pueden desencadenar la piel con rosácea?

Existen una serie de factores que pueden desencadenar los brotes de rosácea:

  • Tomar bebidas calientes y comidas picantes
  • Tomar alcohol
  • Temperaturas extremas (mucho frío o mucho calor)
  • Exposición al sol y al viento
  • Emociones y estrés
  • Algunos medicamentos (amiodarona, corticoides, algunas vitaminas, etc.) que se aplican en la piel o se inhalan por la nariz, pueden desencadenar y empeorar la rosácea.
  • Utilizar ciertos cosméticos en la piel
  • Alteraciones hormonales como en el embarazo o la lactancia

 

Factores de riesgo de brotes de la piel con rosácea

Además de los anteriores factores desencadenantes también existen otros factores de riesgo que pueden influir en el desarrollo de la rosácea, nos referimos a:

  • Sexo femenino
  • Tener la piel clara. Es frecuente en el norte de Europa
  • Edad. Tener más de 30 años
  • Fumadores
  • Tener antecedentes familiares de rosácea

Diagnóstico de la piel con rosácea

¿Cómo se diagnostica la rosácea?

No se utiliza ninguna prueba específica para diagnosticar la rosácea. El médico se basa en los síntomas y en la visualización y examen de la piel. Es fácil diagnosticar la rosácea por parte del médico.

Sin embargo, a veces, es necesario realizar un diagnóstico diferencial con el acné y otros trastornos de la piel que presentan similares características.

¿Cómo se trata la piel con rosácea?

El tratamiento de la rosácea se basa en controlar los síntomas. En la mayoría de los casos, esto requiere una combinación de unas medidas higiénico-dietéticas adecuadas y la utilización de algunos medicamentos.

La duración del tratamiento va a depender del tipo y gravedad de los síntomas.

Las medidas higiénico-dietéticas más útiles en las personas con rosácea son:

  • Evitar los factores desencadenantes. Presta atención a lo que produce los brotes
  • Protección de la cara (usar un protector solar adecuado). También protegerse del frío y del viento.
  • No te frotes ni toques demasiado la cara. Usa una loción limpiadora hidratante y evita los productos que contengan alcohol u otros irritantes de la piel.
  • Reducir el enrojecimiento con maquillaje adecuado para rosácea
  • Dieta rica en fibra y con alimentos ricos en antioxidantes y vitamina A (zanahoria, pimiento rojo, papaya, calabaza y melón)

Mejores consejos para cuidar la piel con rosácea

La dieta occidental rica en azúcares refinados y grasas saturadas generan alteraciones de la microbiota intestinal. Por tanto provoca que actúe como un activador de trastornos inflamatorios como la psoriasis, dermatitis atópica, rosácea y acné. Muchos investigadores sustentan esta hipótesis.

Varios estudios demuestran que tanto el estrés como la inflamación del intestino pueden comprometer la integridad y función protectora de la epidermis.

¿Podrían ayudar los probióticos?

Utilidad de los probióticos con la piel con rosácea

Los probióticos pueden atenuar la inflamación y fortalecer la barrera intestinal mejorando la respuesta inmune y mejorando la inflamación intestinal.

Es conocida la disbiosis (alteración de la microbiota) existente en personas con la piel con rosácea. La utilización de los probióticos junto a una buena dieta podría formar parte del manejo del acné, rosácea, dermatitis atópica y psoriasis.

Esto es debido a que sus efectos indeseables son mínimos y los posibles efectos positivos bastantes considerables. Existen publicaciones científicas que demuestran los efectos de algunos probióticos tanto en acné, dermatitis atópica y psoriasis. (solo algunos están comercializados).

Es deseable una mayor investigación de probióticos intestinales que mejoren los síntomas de esta enfermedad.

Otro tipo de medicamentos para la piel con rosácea

En los últimos años se han desarrollado nuevos medicamentos para la rosácea que incluyen medicamentos tópicos que reducen el enrojecimiento. Se utilizan cremas con fármacos vasoconstrictores.

En el control y reducción de los granos se utilizan antibióticos tópicos y a veces conjuntamente con antibióticos orales.

Cuando la rosácea es grave se utilizan los retinoides, productos derivados de la vitamina A.

Para tratar los vasos dilatados se utiliza el láser y la electrocoagulación.

En caso de aparición de rinofima (rosácea de la nariz con abultamientos) se utiliza, además, la terapia por dermoabrasión, láser y cirugía.

Referencias bibliográficas
• Steinhoff M, Schauber J, Leyden JJ. New insights into rosacea pathophysiology: a review of recent findings. J Am Acad Dermatol 2013; 69: Suppl 1: S15-S26.
• Schaller M, Almeida LM, Bewley A, et al. Rosacea treatment update: recommendations from the global ROSacea COnsensus (ROSCO) panel. Br J Dermatol 2017; 176: 465-71.
• Weiss, E., & Katta, R. (2017). Diet and rosacea: the role of dietary change in the management of rosacea. Dermatology practical & conceptual, 7(4), 31.
• Salem I, Ramser A, Isham N, Ghannoum MA. The Gut Microbiome as a Major Regulator of the Gut-Skin Axis. Microbiol. 2018 Jul 10;9:1459.
• Musthaq S, Mazuy A, Jakus J The microbiome in dermatology. Int J Mol Sci. 2018 Dec 20; 20(1)

Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, desde el año 2013 hasta la actualidad trabajo como Medical Science liaison (MSL) en el departamento médico de Heel España. 
Más información >

2 responses to “¿Cómo se trata la piel con rosácea?

    1. Hola Lorenzo,
      No disponemos de ningún tratamiento específico para la rosácea.Le recomendamos que consulte con un profesional sanitario para que pueda evaluar su caso.
      Muchas gracias por ponerse en contacto con nosotros.
      Saludos,

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Sin categoría
Tags: