Dormir con ruido blanco, ¿te puede ayudar a relajarte?

Mucho se está hablando últimamente del ruido blanco y de cómo ayuda a dormir más fácilmente. Pero, ¿qué es exactamente el ruido blanco? ¿Es cierto que consigue que nos durmamos de manera más rápida y sin sobresaltos?

Dormir con ruido blanco: ¿funciona? - HeelEspaña

Ruido blanco, ¿qué es?

De un modo sencillo podemos decir que el ruido blanco promueve la relajación antes de dormir.

Proporciona un sonido constante y relajante para el cerebro.

Una vez que la persona está dormida, el ruido blanco funciona toda la noche para enmascarar o tapar sonidos provenientes del ambiente, ya sea un ronquido o el ladrido de un perro.

Para hacernos una idea, el ruido blanco puede ser el sonido del televisor sin sintonizar, o bien, el sonido suave y constante del aire acondicionado.

Tiene un efecto semejante al sonido de la lluvia o al de las olas del mar, siendo más precisos, el ruido blanco se describe como una señal de sonido que contiene todas las frecuencias y estas son de la misma potencia.

Dormir con ruido blanco, ¿te puede ayudar a relajarte?: mujer relajada disfrutando mar - HeelEspaña

¿Qué efectos positivos tiene el ruido blanco?

Según los expertos el ruido blanco es el ideal para enmascarar o tapar sonidos provenientes del ambiente, como el ruido de un coche, un ladrido o un golpe en la pared.

De ahí que cada vez haya más aparatos y aplicaciones de móviles que emiten ruido blanco. Estas distintas ofertas del mercado aseguran que dormir con ruido blanco mejora la calidad del sueño.

¿Por qué dormir con ruido blanco nos ayuda? - HeelEspaña

¿Qué beneficios nos aporta dormir con ruido blanco?

Cada vez hay más gente que ha probado dormir con ruido blanco y aseguran que funciona, sobre todo aquellas personas que se despiertan con cualquier presencia repentina de sonido. Pero hay que decir que no hay suficientes investigaciones científicas que lo demuestren.

El sonido del ruido blanco es capaz de crear una atmósfera relajante, favorece la meditación y la concentración. De hecho, aumenta la capacidad cognitiva y mejora las habilidades para el estudio.

Se dice, también, que ayuda a tranquilizar a los bebés. Y muchas personas utilizan el ruido blanco para relajarse antes de dormir. Afirman que ese ruido constante les ayuda a concebir el sueño.

Dormir es una necesidad biológica

El sueño forma parte de la vida de las personas y supone una necesidad biológica.

Durmiendo restablecemos las funciones físicas y psicológicas básicas para alcanzar un rendimiento satisfactorio.

La cantidad de sueño necesaria es variable en cada persona pero, generalmente, está entre 7 y 8 horas en un adulto. Los trastornos del sueño y, en particular, el insomnio afectan a la persona por la noche y, durante el día, es cuando sufre las consecuencias del descanso insuficiente.

Cómo nos puede ayudar dormir con ruido blanco - HeelEspaña

Consecuencias de no dormir bien

Ya sabemos que la falta de sueño, no dormir o el insomnio pueden llevar a problemas de salud y con la percepción de la propia salud como mala.

El insomnio casi siempre se presenta asociado a fatiga diurna y alteraciones del humor tales como irritabilidad, tensión e, incluso, un estado de ánimo deprimido.

Además, los pacientes con insomnio suelen presentar quejas somáticas, como gastrointestinales, respiratorias o dolores de cabeza. Otras consecuencias de no dormir adecuadamente es la falta de concentración, para organizar el trabajo e, incluso, advierten que su productividad es más baja de lo esperado.

La privación de sueño tiene múltiples consecuencias para la salud y puede afectar al sistema nervioso pero también al sistema cardiovascular, metabólico y otros. Por eso, la melatonina puede ser tu gran aliado para conciliar el sueño. Además, favorece un descanso reparador.

Medidas de higiene

Más que trucos para dormir, los especialistas recomiendan tener una rutina o un patrón de sueño. En la mayoría de pacientes, las medidas de higiene se consideran un pilar imprescindible en el tratamiento del insomnio. Entre otras medidas, destacamos:

  • Horarios regulares. Despertarse y acostarse todos los días, más o menos, a la misma hora. Los cambios constantes en los horarios del sueño aumentan la probabilidad de que se generen dificultades graves y crónicas para dormir.
  • Mantener condiciones ambientales adecuadas para dormir. Temperatura ambiente alrededor de los 18ºC, ausencia de ruidos y luz o un colchón adecuado.
  • Comer a horas regulares y evitar comidas copiosas cerca de la hora de acostarse. Pero tampoco es conveniente acostarse con el estómago vacío. Un vaso de leche templada o un yogur puede ser una buena opción. Y es que, además, los productos lácteos contienen triptófano, que facilita la inducción del sueño.
  • Evita el café, el té o los refrescos con cola, sobre todo a partir de las 17 horas. Además, conviene limitar el consumo de alcohol y reducir el consumo de tabaco, ya que la nicotina que contiene, es una sustancia estimulante.

Además, no te olvides de…

  • Evitar siestas largas. En casos concretos, se puede permitir una siesta después de comer, pero no superior a 30 minutos.
  • Realiza ejercicio físico moderado y de manera regular con luz solar. La duración aproximada debe ser de una hora y se debe realizar al menos 3 horas antes de irse a la cama.
  • Realizar rutinas antes de acostarte puede contribuir a que duermas mejor. Una opción es practicar la respiración lenta y relajada.
  • Si no consigues dormirte en 30 o 45 minutos aproximadamente, es mejor salir de la cama y de la habitación. Realizar alguna actividad relajante y monótona hasta volver a sentir sueño y, entonces, volver a la cama.

Dormir con ruido blanco: ventajas - HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *