La forma de las heces revela tu estado de salud | ¿Qué dice tu caca de ti?

Todo el mundo defeca, es la forma que nuestro cuerpo se deshace de los residuos.

Nuestras heces nos aportan información sobre lo que está ocurriendo en nuestro tracto gastrointestinal.

¿La forma de las heces también nos da información sobre nuestro estado de salud? Intentamos resolver todas estas dudas.

Tu forma de las heces y tu salud

Haciendo un símil

Mezclamos harina, huevos, leche, azúcar hasta conseguir una masa homogénea. Después, precalentamos el horno a 180 grados y, tras 25 minutos, ya tenemos nuestro bizcocho. ¡Pero qué olor! ¡Qué color! ¡Qué consistencia!

Parece algo muy sencillo. Pero si no combinamos bien los ingredientes, no mezclamos correctamente, la temperatura y los tiempos no son adecuados, la repostería sería una catástrofe.

Algo parecido puede suceder en nuestro organismo. Es decir, muchos factores pueden influir en que el resultado final de nuestra digestión indique que algo no funciona bien. Sí, hablamos del aspecto de nuestras heces y hay que dejar claro que el tema de hoy es hablar del aspecto de nuestra caca. Este tema debemos de tratarlo con normalidad y hacernos muchas preguntas.

¿Existen las heces perfectas?

Las heces normales son lisas y sin irregularidades.

Cuando hacemos una buena digestión, las heces transitan por el intestino a un ritmo adecuado y eso hace que cuando salen sean lisas y con un tamaño de 1 o 2 cm de diámetro. Los movimientos peristalticos cumplen con su función y las heces salen sin esfuerzo. No debemos hacer demasiado esfuerzo para evacuar.

Si el tránsito intestinal es lento, permanecen más tiempo de lo normal en el intestino grueso y eso hace que adquieran la forma del mismo, con irregularidades. Te cuesta más de lo normal evacuar, debido al lento proceso de la evacuación. En estos casos sí solemos vernos forzados a hacer un esfuerzo para evacuar.

¿Cuántas veces debo ir al baño para considerarlo normal?

No se puede definir, en términos generales, cual es el número ideal, ni cómo debe ser una evacuación intestinal saludable.

Cada persona es un mundo y, por tanto, lo que sí debe preocuparnos es si nuestras deposiciones presentan cambios sustanciales de lo que es normal en nuestro caso. Pero también si esos cambios no desaparecen durante varias semanas.

¿La consistencia de las heces es importante?

¿Qué signos y qué forma de las heces pueden significar enfermedad?

Es frecuente que surjan pequeñas variaciones en el tamaño y la forma y, no por ello, indicar la existencia de problemas. Y es que puede variar debido a los alimentos que ingerimos.

Para ayudar a la evaluación de las heces, se creó la Escala de Bristol, desarrollada en 1997 por Lewis y Heaton. La escala muestra 7 tipos de materia fecal explicando cuáles son las normales y cuáles son los posibles problemas que están relacionados con cada uno.

Relación entre forma de las heces y salud

TIPO 1

Heces con forma de bolitas duras, difíciles de evacuar.

Probablemente, son consecuencia de una insuficiente ingesta de agua y de una dieta pobre en fibra, o por una disbiosis (alteración en el equilibrio de la microbiota intestinaldebido a cambios en su composición, distribución o función) que dificulta la retención de agua, lo que hace que los fragmentos sean duros, de difícil tránsito y expulsión.

TIPO 2

Similar a una salchicha, pero de aspecto grueso e irregular. Es el más doloroso en la evacuación ya que suele ser rígida y su tamaño puede sobrepasar la apertura del canal anal.

El temor a la evacuación puede dar origen a hemorroides, fisuras, divertículos, estreñimiento crónico o incluso una evolución a un síndrome de intestino irritable por la presión continua de las heces en las paredes intestinales. También pueden indicar una falta de agua en el organismo.

TIPO 3

Presenta forma alargada con grietas en la superficie, consecuencia de estar más tiempo de lo normal en el intestino.

La frecuencia de evacuación es normal, pero puede requerir un poco más de esfuerzo.

TIPO 4

Heces alargadas, lisas y blandas con un diámetro de 1 a 2 cm y deposiciones fáciles y con una frecuencia diaria. Sería la ideal.

TIPO 5

Heces blandas, con trozos separados y bordes definidos. Pueden indicar que la comida no se ha digerido de forma adecuada y pasa poco tiempo en el tracto digestivo.

Es típico de personas que defecan 2 o 3 veces al día, normalmente tras la ingesta.

TIPO 6

Se trata de fragmentos blandos y esponjosos, de consistencia pastosa y puede ser indicio de diarrea.

En este caso, es difícil controlar el deseo de evacuar y suele ser bastante la cantidad de materia fecal. También puede ser debido a que se ha aguantado el reflejo de defecar más de lo normal porque no había un baño cerca.

Las causas suelen ser porque el colon es ligeramente hiperactivo (colon irritable), por un exceso de potasio en la dieta, deshidratación repentina o por estrés. También se suele asociar al uso excesivo de condimentos en la dieta, consumo de laxantes o bebidas energéticas. Si se alarga en el tiempo es recomendable consultar con el médico.

TIPO 7

Heces sin forma, completamente líquidas, por lo que la diarrea es importante. Se debe acudir al médico si se alarga en el tiempo ya que se puede llegar a la deshidratación. Suele ir asociado a dolor abdominal y las causas son variadas, desde infecciones intestinales (virus, bacterias, etc) o intolerancia a la lactosa.

Suele ser frecuente en niños porque no tienen bien formada la microbiota intestinal y en ancianos.

¿Cuál es el color perfecto para una caca?

Salud gastrointestinal y forma de las heces
El color puede ser debido a lo que hemos comido o porque algo está fallando. Cualquier variación en el color de más de tres días debería preocuparnos y acudir al médico.

En situaciones normales, las heces deben presentar una coloración marrón, ni muy clara ni muy oscura.

Unas heces verdes pueden aparecer cuando consumimos alimentos de ese color o cuando se está tomando hierro. También es típico de las primeras heces del recién nacido. Pero, además, puede aparecer en situaciones de estrés o diarrea por infecciones bacterianas. Y esto es debido a que nuestro intestino no tiene tiempo suficiente para digerir correctamente la bilis.

Las heces amarillas indican que el intestino tiene dificultad para digerir la grasa. Esto puede estar relacionado con problemas que disminuyen la capacidad de absorción intestinal como la celiaquía o falta de producción de enzimas pancreáticas.

Otras causas serían las infecciones intestinales que irían acompañadas de fiebre, diarrea y dolor abdominal.

Las heces negras pueden deberse a la ingesta de suplementos de hierro. Pero, también, podría indicar la existencia de sangrado en la parte superior del aparato digestivo por úlcera o varices esofágicas.

Las heces rojas se deben al consumo de alimentos de este color o indican la presencia de hemorroides, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, infecciones intestinales o cáncer.

Por último, unas heces blanquecinas indican la dificultad para digerir la grasa. Esto puede indicar problemas en hígado o vías biliares.

Conclusiones

Por todo lo dicho, es evidente que una dieta equilibrada, un consumo de agua adecuado y el consumo de probióticos regularmente para tener una microbiota en perfectas condiciones, harán que tu visita al baño no sea una odisea.

Aunque el pasado nunca vuelve, acostúmbrate, si es posible, una vez al día, a mirar lo que dejas atrás porque la forma de las heces dice mucho de tu salud.

BIBLIOGRAFÍA
Lewis SJ, Heaton KW (1997). Stool form scale as a useful guide to intestinal transit time. Scandinavian Journal of Gastroenterology 32 (9)
Joan Mones Xiol (2010) Comprender los síntomas y enfermedades del intestino. Amat editorial

Ldo. José Manuel García Raboso
Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *