Cómo recuperar la flora intestinal de forma natural

La flora intestinal o microbiota intestinal es el conjunto de microorganismos que habitan en el intestino de los seres humanos y que cumplen importantes funciones relacionadas directamente con el aparato digestivo.

También tienen también un importante papel relacionado con el sistema inmunitario. Si se altera puede provocar disbiosis y, con ello, diversas enfermedades. Por ello, conocer cómo recuperar la flora intestinal nos puede ayudar a tener mejor salud.

Importancia de la microbiota intestinal

Hasta hace unos años, cuando aún no se conocía bien la naturaleza de las bacterias intestinales, a esta población se le denominó “flora intestinal”. Hoy se sabe que no tienen nada que ver con el reino vegetal, por lo que se prefiere el término de “microbiota”.

La microbiota humana cuenta con un complejo conjunto de bacterias que pertenecen a unas 1.000 especies distintas. Dentro de esta gran variedad, los géneros que predominan en el intestino son las bifidobacterias y los lactobacilos.

Estas bacterias son necesarias para la digestión de los alimentos, sobre todo de los carbohidratos, son capaces de sintetizar algunas vitaminas, como la vitamina K y son imprescindibles para mantener la denominada función de barrera intestinal, que hace referencia a la capacidad que tiene la mucosa intestinal de permitir el paso de sustancias nutritivas y necesarias, pero de impedir el paso de tóxicos o patógenos.

Además de estas funciones relacionadas directamente con el aparato digestivo, tienen también un importante papel relacionado con el sistema inmunitario.

Flora intestinal y estado de salud

Por todo esto, se puede decir que la integridad y el equilibrio de estas poblaciones bacterianas, contribuyen a nuestro estado de salud y que cuando cuidamos nuestra flora intestinal con una alimentación adecuada, rica en fibra y tomando probióticos, estamos también cuidando nuestro propio sistema inmunológico y nuestra salud.

¿Cuál es el origen de estas bacterias?

En el intestino del feto prácticamente no hay bacterias. Hoy se sabe que hay una cierta transferencia desde la madre, pero es algo casi testimonial.

La primera siembra importante de estas bacterias se produce durante el parto, al pasar a través de la vagina de la madre; posteriormente se continúa adquiriendo esas bacterias a través de la leche materna.

Por lo tanto, el tipo de parto (vaginal o por cesárea) y el tipo de lactancia (materna o artificial), ya condicionan una buena implantación de las bacterias beneficiosas en el intestino.

Factores que influyen en las bacterias intestinales

A partir de ahí, muchos factores, influirán en la calidad y la cantidad de las bacterias intestinales:

  • La dieta. Una dieta variada y rica en fibra es la más adecuada para conseguir una microbiota equilibrada.
  • Los tratamientos médicos. Los antibióticos son los que más afectan a la microbiota, ya que el antibiótico puede matar bacterias beneficiosas, pero no son los únicos; otros medicamentos también pueden alterar las condiciones de la mucosa y del pH intestinal y por tanto pueden afectar a la población de bacterias que habitan en el medio digestivo. Evidentemente el uso de medicamentos es necesario, pero hay que saber que afectan negativamente a la microbiota, por lo que es conveniente el uso de probióticos en el caso de tener que tomar antibióticos u otros fármacos.
  • La edad. Los mayores cambios de la microbiota ocurren en los extremos de la vida: en los niños y en los ancianos. En el adulto mayor, la proporción de bacterias cambia, disminuyendo las bacterias beneficiosas.
  • Enfermedades o infecciones intestinales, ya que alteran el ecosistema intestinal.
  • El estrés. Las situaciones de estrés mantenidas producen alteraciones que afectan a la microbiota.

 

Otros hábitos inadecuados que afectan a nuestra flora intestinal

Hay que entender que las bacterias del intestino y nosotros compartimos un mismo espacio y que lo que nos afecta, las afecta y viceversa. Un descanso inadecuado, falta de hábitos higiénicos o sedentarismo entre otros, son perjudiciales para el buen desarrollo de la microbiota intestinal.
Cómo recuperar la flora intestinal de forma natural: enfermo joven intestino heelespana 300x270 - HeelEspaña

Cuando hay una alteración de la microbiota, tanto en cantidad de bacterias como en proporción de las mismas, se denomina “disbiosis”.

Las consecuencias más frecuentes de una disbiosis intestinal son las alteraciones digestivas, como diarrea o alteraciones en la digestión de los alimentos, pero también se ha relacionado la alteración de la microbiota con algunas patologías extradigestivas como enfermedades alérgicas o metabólicas.

Consejos: cómo recuperar la flora intestinal

Cuando se produce una alteración de la microbiota intestinal por alguno de los factores que hemos mencionado anteriormente, es importante saber cómo recuperar la flora intestinal. Para esto, es importante tener una serie de hábitos y de cuidados:

  • Seguir una dieta equilibrada, pero sobre todo rica en fibra alimentaria, es decir en frutas y verduras. La fibra tiene efecto prebiótico. O, dicho de otro modo, actúa como “alimento” de las bacterias intestinales beneficiosas y, por lo tanto, promueve su proliferación.
  • Evitar los alimentos ultraprocesados.
  • Tomar alimentos fermentados como yogur o quesos, puesto que estos alimentos contienen bacterias beneficiosas.
  • Evitar el consumo de tabaco y restringir alcohol y café.
  • Tomar únicamente los medicamentos que sean necesarios. No hay que caer en la automedicación ni en el sobreuso de fármacos.
  • Evitar el estrés y respetar las horas de sueño y descanso.

Hábitos saludables: cómo recuperar la flora intestinal - HeelProbiotics - HeelEspaña

¿Nos puede ayudar tomar probióticos?

Los probióticos se definen como: “microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un efecto beneficioso a la salud del hospedador”.

Se trata de bacterias que habitan normalmente en el intestino humano. Desde la antigüedad, el hombre ha utilizado bacterias para fermentar alimentos y que así éstos se conservaran mejor. La leche fermentada (yogurt) era un alimento muy popular en algunas poblaciones en las que se constató una superior esperanza de vida. Este hecho animó a investigar sobre las causas. Por ello se aisló la bacteria responsable de la producción del yogurt, el lactobacilo.

Cómo recuperar la flora intestinal de forma natural: medicos tratamiento gastrointestinal heelespana - HeelEspaña

Desde estas primeras investigaciones se ha avanzado mucho en el conocimiento de estas bacterias. Es por ello que se han aislado numerosas cepas que han demostrado un efecto beneficioso para la salud.

De manera general, los probióticos se utilizan para restaurar el equilibrio en la microbiota intestinal.

Lo decimos de forma más específica. Determinadas cepas han demostrado en estudios de laboratorio y en ensayos clínicos un papel concreto en determinados aspectos. Es por ello que pueden ser empleadas en esas situaciones para mejorar la sintomatología de diferentes patologías.

Debemos ser conscientes de que convivimos con millones de seres vivos que están constantemente cuidando de nuestra salud. Nosotros también tenemos que cuidarlos manteniendo una condiciones adecuadas en su hábitat, es decir en nuestro intestino. Ayudando a nuestras bacterias nos ayudamos a nosotros mismos a permanecer sanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *