¿Garganta irritada? 5 maneras de aliviarla

Uno de los síntomas principales de la faringitis es sentir irritación de garganta. Por lo que tener en cuenta una serie de indicaciones para intentar prevenir o aliviar la garganta, como puede ser evitar el aire acondicionado, es muy interesante.

Consejos para aliviar la garganta irritada

Faringitis infecciosas

La faringitis es la inflamación de la faringe. Cuando no se han extirpado las amígdalas palatinas o anginas, también pueden inflamarse y doler la garganta. Se produce, entonces una amigdalitis, que muy comúnmente ocurre de manera simultánea con la faringitis. Las causas de faringitis se pueden agrupar básicamente en dos tipos: las faringitis infecciosas y las irritativas.

Faringitis víricas

Las faringitis infecciosas, a su vez pueden ser víricas y bacterianas. Las víricas son, con mucho, las más comunes. Se pueden producir por distintos virus.

Puede manifestarse con dolor de garganta, dolor al tragar, sensación de picor o escozor en la garganta y a veces febrícula (décimas de fiebre).

Se puede acompañar también de otros síntomas como dolor de cabeza, malestar, aumento de la mucosidad, estornudos, etc. El tratamiento es generalmente sintomático; no tiene sentido utilizar antibióticos puesto que como ya hemos dicho, el agente causante es un virus y no una bacteria.

Faringitis bacteriana

La faringitis bacteriana, con o sin amigdalitis, es más problemática. Aunque su frecuencia es menor, las consecuencias pueden ser importantes. En algunos casos puede complicarse y producir abcesos, fiebre reumática o glomerulonefritis. Es por ello por lo que se debe tratar desde los primeros momentos con antibiótico, además del tratamiento sintomático que sea necesario para la garganta.

La faringitis bacteriana se distingue por fiebre alta, malestar general, dolor muy intenso de la garganta y aparición de exudados (placas blanquecinas) en el fondo de la garganta.

Aunque hay que decir que no siempre que aparece un punteado blanquecino se trata de una faringitis bacteriana, en algún caso, también puede aparecer en las faringitis víricas.

Las faringitis infecciosas, sean víricas (las más frecuentes) o bacterianas, ocurren sobre todo en invierno y meses fríos. Sin embargo, también pueden ocurrir durante la primavera y el verano que aparezca con dolor de garganta. Cuando se sospecha una faringitis bacteriana (por la aparición de fiebre), debe consultarse con el médico. También se debe consultar si un dolor de garganta que en principio no parece complicado, tarda más de 7 días en desaparecer.

Faringitis irritativas

Consejos para cuidar la garganta irritada

Las faringitis irritativas ocurren cuando no existe un agente infeccioso, pero se ha tenido contacto con algún irritante. Por ejemplo el humo del tabaco, tanto para el fumador como para el fumador pasivo, puede ser motivo de irritación de garganta. También la contaminación ambiental puede producir esta molestia en la garganta; existen también irritantes que no provienen del exterior, como la faringitis o la laringitis producidas por un reflujo gastroesofágico; también el uso del aire acondicionado o la excesiva sequedad ambiental pueden producir molestias en la garganta.

Aunque en general la faringitis vírica es la más frecuente, durante el verano tenemos que tener especial atención con la irritativa. Como decíamos antes, el uso del aire acondicionado puede producir sensación de picor o escozor en la garganta, con o sin tos, dolor, dificultad para tragar e incluso afonía.

El problema del aire acondicionado no es solamente el frío directo que produce, sino sobre todo, que se trata de aire seco. Esto hace que disminuya la humedad en al ambiente y se reseque la piel y las mucosas de la garganta. Al resecarse la mucosa respiratoria, pierde elasticidad y disminuye el riego sanguíneo en la zona, lo que también está propiciado por la baja temperatura. De esta manera se produce la sensación de picor, escozor y dolor de garganta.

Cómo aliviar la irritación de garganta

Para intentar prevenir o aliviar, si ya ha ocurrido, la irritación de garganta, hay que tener en cuenta una serie de indicaciones:

  1. Hidratarse convenientemente. Puede parecer que el consejo de beber 2 litros diarios de agua es un recurso fácil, que se utiliza para todo. Pero es que realmente así debería ser. No hay que olvidar que un 80% de nuestro cuerpo es agua. Es por esto que, cuando nos falta parte de este líquido, son muchas las alteraciones que podemos sufrir. En este caso, como ya hemos dicho, la mucosa respiratoria sufre ante la falta de humedad del ambiente. La única manera de reparar esto es proporcionarle a nuestros tejidos el agua que necesita.

    En el caso de las faringitis, en invierno es muy agradable la toma de líquidos calientes, que producen una sensación rápida de mejoría. Tanto en forma de caldos de pollo o verduras como infusiones o leche.

    Hidratación para tratar la diarrea - HeelEspaña

    Durante el verano, seguramente no nos apetezca un líquido muy caliente. Pero, al menos, que sea templado. Si para hidratar la garganta tomamos agua muy fría, se va a producir una vasoconstricción que no va a ser favorable para resolver los síntomas.

  2. Evitar el contacto con irritantes. Si nos movemos en un ambiente muy contaminado, se va a favorecer que tengamos la sensación de irritación de garganta. Seguramente, quienes viven en ciudades con mucha polución no pueden hacer nada por solucionarlo. Lo que sí se puede evitar es el contacto con algunos irritantes como el tabaco.

    El tabaco es una de las causas más importantes de faringitis, por lo que no tiene sentido seguir tratamientos o hábitos saludables para cuidar la garganta, si a la vez se está fumando.

    Tabaco y presión arterial: ¿Cuál es su relación? - HeelEspaña

    Además no se puede olvidar a los fumadores pasivos. Hay que tener mucho cuidado con los niños que conviven con padres fumadores. A menudo, ciertos síntomas respiratorios que presenta el niño están causados por el tabaco de los padres. Y. simplemente, con que dejen de fumar en su presencia. O, aún mejor, con que dejen de hacerlo definitivamente, puede mejorar la salud de sus hijos.

  3. No abusar del aire acondicionado. Ya sabemos que ahora en verano, a veces es imposible estar sin él, pero debemos tener conciencia de que hay que usarlo en su justa medida. En verano hace calor y nuestro cuerpo se tiene que adaptar. No podemos pretender estar todo el día con una chaqueta puesta.

    Además, cuando se utilice el aire acondicionado hay que humedecer el ambiente. Poner recipientes con agua por la estancia puede ser una buena práctica. Cuidado con el aire acondicionado del coche: la salida de aire suele dirigirse directamente a la cara, lo que reseca aún más la mucosa respiratoria. En este caso, hay que dirigirlo para que no dé el chorro de manera directa.

Otras medidas para cuidar la garganta

  • Hacer gárgaras. Puede ser una buena solución para la irritación de garganta. Se pueden hacer con agua tibia con vinagre o limón y sal. Y, también, con infusiones de algunas plantas como la salvia o el erísimo. Desinfectan y suavizan la garganta, a la vez que ayudan a hidratarla.
  • Aprovechemos algunos productos naturales eficaces, como por ejemplo el propóleo. El propóleo o própolis es una sustancia producida por las abejas. Es una resina que las abejas utilizan para tapar pequeños huecos en su panal. Pero, también, para darle más consistencia a la estructura. Lo utilizan también para evitar la aparición de parásitos e infecciones.

    El propóleo tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas y produce un alivio rápido de los síntomas de irritación de garganta.

    Actualmente se pueden encontrar en muchas presentaciones. Desde pastillas o caramelos a las presentaciones más cómodas como el spray, que consigue un efecto directo en la zona afectada.

Estos 5 consejos pueden ser muy útiles. Pero no hay que olvidar que si aparece fiebre, el proceso no desaparece en 5-7 días o aparecen otros síntomas asociados, hay que consultar con el médico para que establezca el diagnóstico y el tratamiento más adecuado.

Referencias

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000655.htm

https://www.redaccionmedica.com/recursos-salud/diccionario-enfermedades/faringitis

https://cuidateplus.marca.com/bienestar/2019/11/19/dudas-recurrentes-faringitis-171312.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *