Probióticos para tratar el síndrome metabólico

¿Qué es el síndrome metabólico?

Denominamos síndrome metabólico al conjunto de alteraciones metabólicas que exponen a padecer un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y otras como la diabetes.

Este conjunto de alteraciones metabólicas está constituido por la obesidad de distribución central (obesidad abdominal), la disminución de las concentraciones de colesterol HDL, el aumento del nivel de triglicéridos, el aumento de la presión arterial y la glucemia elevada.

Se dice que el síndrome metabólico es un trastorno prooxidante, protrombótico y proinflamatorio.

El aumento de la grasa abdominal provoca un estado inflamatorio crónico provocado debido a la liberación de unas sustancias denominadas adipocinas que producen las células grasas o adipocitos, que favorecen la aparición de resistencia a la insulina, hiperglucemia y alteraciones de los lípidos sanguíneos. Además, se añade también el aumento de la presión arterial.

 

Relacion entre microbiota alterada y problemas de metabolismo

 

¿Qué produce el síndrome metabólico?

El síndrome metabólico se está convirtiendo en uno de los principales problemas de salud pública y se asocia a un incremento de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular.

Se piensa que el síndrome metabólico es una enfermedad genética, pero no se conocen totalmente todos los factores implicados.

Existen una serie de factores implicados:

  • Sobrepeso y obesidad
  • Estilo de vida inactivo
  • Resistencia a la insulina: El organismo no puede usar bien la insulina, una hormona que introduce el azúcar de la sangre en las células para darles energía. La resistencia a la insulina puede conducir a niveles altos de azúcar en la sangre y a un aumento compensador de insulina.
  • Edad: El riesgo aumenta a medida que una persona envejece
  • Genética: Origen étnico y su historia familiar
Existen una serie de alteraciones metabólicas que sirven para reconocer el síndrome metabólico:
  • Obesidad abdominal. Tener demasiada grasa alrededor de la cintura es un factor de riesgo para enfermedades del corazón.
  • Nivel elevado de triglicéridos (más de 150mg/dl), un tipo de grasa distinta al colesterol que se encuentra en la sangre.
  • Nivel bajo de colesterol HDL (menos de 40 mg/dl en hombres y 50 mg/dl en mujeres): En ocasiones, el HDL se conoce como colesterol “bueno”, porque ayuda a eliminar el colesterol de las arterias.
  • Aumento de la presión arterial (más de 130/85 mmHg): La presión arterial elevada de forma prolongada, puede dañar el corazón y provocar otros problemas de salud.
  • Nivel elevado de azúcar en ayunas (más de 100mg/dl). El nivel elevado de glucosa en la sangre puede ser un signo temprano de diabetes.

La presencia de 3 de estas 5 alteraciones es sinónimo de padecimiento de síndrome metabólico, cuyas principales complicaciones son las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.

 

La relación entra la microbiota y el metabolismos

 

Síntomas del síndrome metabólico

La mayoría de los pacientes con síndrome metabólico no tienen signos o síntomas, más allá de tener un perímetro abdominal aumentado. Pero hay signos que pueden ayudar a los médicos a realizar un diagnóstico de síndrome metabólico:

  • Exceso de grasa en la zona abdominal.
  • Dificultad para digerir la glucosa (intolerancia a la glucosa). Los pacientes con síndrome metabólico generalmente tienen hiperinsulinemia o diabetes tipo 2.
  • Niveles elevados de colesterol sobre todo LDL o «colesterol malo» y triglicéridos en la sangre.
  • Tensión arterial elevada

A estos signos hay que añadir todos aquellos que aparezcan como consecuencia de las complicaciones de la obesidad, diabetes, hipertensión, etc.

 

 

¿Qué medidas se pueden tomar para el Síndrome metabólico?

Uno de los pilares fundamentales para prevenir el síndrome metabólico es tener un estilo de vida saludable:

  • Dieta adecuada que limite la ingesta de grasas saturadas y trans. La dieta mediterránea sería la dieta ideal, ya que contiene alimentos que aceleran el metabolismo. Porque es una dieta rica en frutas, verduras, granos integrales y carnes magras. Además, se debe limitar el consumo de azúcar, sal, alcohol y grasas.
  • Mantenimiento de un peso corporal adecuado e intentar disminuir el peso en caso de obesidad o sobrepeso.
  • Evitar el estrés
  • Evitar el tabaco y alcohol
  • Realizar actividad física regular

Si estos cambios en el estilo de vida no son suficientes, es posible que se instaure una terapia farmacológica. Por ejemplo, es posible que necesite fármacos para bajar el colesterol, la glucosa o la presión arterial.

 

Como prevenir el síndrome metabólico

 

¿Son buenos los probióticos en el síndrome metabólico?

Diferentes estudios han demostrado que en el síndrome metabólico existe una disbiosis, es decir una alteración de la calidad y/o calidad de las diferentes especies de la microbiota intestinal. No se sabe si esta disbiosis es causa o efecto de las alteraciones metabólicas.

Las personas obesas presentan una microbiota diferente a los individuos delgados, presentando una menor diversidad y diferentes cantidades de las distintas especies.

Estos pacientes presentan una microbiota de tipo inflamatorio, sobre todo debido a una disminución de bacterias productoras de ácidos grasos de cadena corta, en concreto de butirato, que presenta un carácter antinflamatorio. Esta inflamación puede afectar a diferentes órganos y tejidos (tejido adiposo e hígado, etc.) produciendo alteraciones metabólicas.

 

TEST

¿Tienes síntomas de
microbiota alterada?
Realizar test

TEST

¿Tienes síntomas de
microbiota alterada?

 

Se ha demostrado cómo las dietas ricas en grasas disminuyen el número de bifidobacterias. También se han visto cambios de la composición de la microbiota en individuos con enfermedad del hígado graso, diabetes, etc.

Existen una serie de mecanismos por los que se pueden explicar la acción de los probióticos para tratar el síndrome metabólico: acción sobre la respuesta inmune disminuyendo la inflamación, inhibición de los patógenos gastrointestinales, regulación del control del apetito, regulación del metabolismo lipídico y de la glucosa, mantenimiento de la integridad de la barrera intestinal.

Existen algunos ejemplos de cepas probióticas que han demostrado efectos sobre la obesidad, (B. lactis B420) reduciendo la masa grasa corporal y la circunferencia abdominal en adultos con sobrepeso u obesidad; manteniendo la integridad de la barrera intestinal y modulando la respuesta inmune.

 

Que probióticos son buenos para el síndrome metabólico

 

Probióticos más utilizados

Los probióticos más utilizados pertenecen a los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium. Existen también datos sobre el efecto de otras cepas (Bifidobacterium animalis subsp. lactis CECT8145) que ha demostrado ser capaz de modular y reducir el acúmulo de grasa y el perímetro abdominal. Estos resultados sugieren que los probióticos podrían servir tanto en la prevención como en el tratamiento (como intervención complementaria) de las alteraciones relacionadas con el síndrome metabólico.

Referencias
1. Koutnikova H, Genser B, Monteiro-Sepulveda M, et al. Impact of bacterial probiotics on obesity, diabetes and non-alcoholic fatty liver disease related variables: a systematic review and meta-analysis of randomised controlled trials. BMJ, 2019. doi: 10.1136/bmjopen-2017- 017995
2. Hibberd AA, Yde CC, Ziegler ML, Honoré AH, Saarinen MT, Lahtinen S, Stahl B, Jensen HM, Stenman LK. Probiotic or synbiotic alters the gut microbiota and metabolism in a randomised controlled trial of weight management in overweight adults. Benef Microbes. 2019 Mar 13;10(2):121-135.
3. Lee, S. J., Bose, S., Seo, J. G., Chung, W. S., Lim, C. Y., & Kim, H. (2014). The effects of co-administration of probiotics with herbal medicine on obesity, metabolic endotoxemia and dysbiosis: a randomized double-blind controlled clinical trial. Clinical nutrition, 33(6), 973-981.
4. Uusitupa HM, Rasinkangas P, Lehtinen MJ, Mäkelä SM, Airaksinen K, Anglenius H, Ouwehand AC, Maukonen J. Bifidobacterium animalis subsp. lactis 420 for Metabolic Health: Review of the Research. Nutrients. 2020 Mar 25;12(4):892.

Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, desde el año 2013 hasta la actualidad trabajo como Medical Science liaison (MSL) en el departamento médico de Heel España. 
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info