Tratamiento del insomnio

Tratamiento del insomnio

El tratamiento del insomnio tiene como objetivo principal mejorar el nivel de satisfacción respecto del sueño, centrándose en intervenciones que lo promuevan positivamente.

Se debe considerar el abordaje terapéutico integral, en el que se tengan en cuenta todos los factores contribuyentes. Se conseguirá:

  • Mejorar la calidad y cantidad de sueño
  • Reducir la latencia de sueño (tiempo que se tarda en conciliar el sueño) y los despertares nocturnos
  • Incrementar el tiempo total que se está dormido
  • Aumentar el funcionamiento diurno

TEST

Evalúa la calidad de tu sueño
Test dormir

TEST

Evalúa la calidad de tu sueño

El manejo del insomnio se basa en una serie de estrategias de modificación de conductas y cambios de estilo de vida a las que se asociará, cuando se considere necesario, el tratamiento farmacológico adecuado.

El objetivo es dotar al paciente de los recursos necesarios para manejar el proceso y reducir al mínimo la utilización de los fármacos hipnóticos.

Todo ello requiere de un papel activo del paciente en el proceso terapéutico permitiendo la realización de una monitorización y seguimiento de su respuesta y motivación.

Tipos de insomnio

  • Insomnio agudo. El relacionado con un acontecimiento estresante.
  • Insomnio psicofísico. Relacionado con ansiedad, hiperactividad mental o incapacidad para cesar en los pensamientos.
  • Insomnio paradójico. El paciente se queja de insomnio y, sin embargo, este no es objetivo. El paciente tiene la sensación de no haber dormido cuando no es así.
  • Insomnio idiopático. Aparece en la infancia o la juventud, sin ninguna causa, y persiste a lo largo de los años.
  • Insomnio por trastornos mentales. Causado por una enfermedad mental subyacente.
  • Insomnio por hábitos inadecuados. Alimentación inadecuada, toma de sustancias excitantes, malas condiciones de luz o temperatura, uso de dispositivos electrónicos antes de dormir…
  • Insomnio por fármacos. Afecta a más del 3% de los pacientes que sufren trastornos del sueño.
  • Insomnio por enfermedad. Algunas enfermedades orgánicas pueden producir insomnio: metabólicas, respiratorias…

Consecuencias de padecer insomnio

Muchos estudios han demostrado que la falta de sueño puede producir:

  • Falta de atención
  • Pérdida de memoria
  • Problemas de concentración
  • Irritabilidad
  • Cambios de humor
  • Somnolencia diurna
  • Desórdenes metabólicos
  • Aumento de problemas cardiovasculares (HTA, Angina, etc.)
  • Estrés y ansiedad
  • Alteraciones de la inmunidad.

Importancia del diagnóstico

Es importante hacer un buen diagnóstico y, en la mayoría de los casos, un abordaje integral y multidisciplinar para conseguir un tratamiento eficaz y una buena resolución del problema.

Esto redundará directamente en una mejora de la calidad de vida del paciente.

Actuaciones y recomendaciones

Las actuaciones deben iniciarse informando al paciente y sus familiares sobre el insomnio (qué es, cómo se produce, cuáles son las opciones de tratamiento…) y corrigiendo aquellas ideas erróneas sobre el sueño y sus alteraciones que puedan condicionar una perpetuación del problema, intentando motivar un cambio de aquellas conductas que pueden mantener el insomnio.

Las recomendaciones deben realizarse de forma individualizada en función a las necesidades y situación del paciente. Tras esta actividad educativa, debe realizarse una valoración de los hábitos del sueño, pues hasta un 30% de los pacientes con trastornos del sueño presentan una alteración de la higiene del sueño.

Tratamiento del insomnio

Tratamiento del insomnio

Algunos especialistas en tratamiento del insomnio indican que a través de medidas de higiene del sueño y terapias de relajación junto con terapia cognitiva conductual pueden ser más útiles que la utilización de fármacos.

Se recomienda, en el primer escalón, una buena higiene del sueño. Esta debe incluir horarios regulares, evitar factores estresantes, disminuir la ingesta de alcohol, evitar estimulantes como el café o bebidas con cafeína.

También evitar el uso de dispositivos electrónicos a la hora de acostarse. Por supuesto, mantener una dieta equilibrada junto con la realización de ejercicio físico.

Algunos fármacos como los antihistamínicos, estimulantes, etc., puede agravar la situación.

Por tanto, se recomienda en todo caso la utilización de melatonina. Es una sustancia cronobiótica ideal para aquellos pacientes con trastornos del ritmo circadiano del sueño como el retraso en la fase del sueño, despertares precoces o mantenimiento del sueño. La melatonia ayuda a dormir y a descansar

La dosis de melatonina (1 mg) es la dosis recomendada por las autoridades europeas. Es la dosis mínima eficaz. Consigue el efecto deseado y minimiza los posibles efectos negativos.

Además es ideal tomarla en sinergia con algunos productos fitoterápicos como la pasiflora o la melisa.

El tratamiento complementario a corto plazo mediante hipnóticos, como benzodiacepinas o análogos benzodiazepínicos, se ha de utilizar solo como último recurso.

¿Por qué tengo insomnio?

 

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

2 responses to “Tratamiento del insomnio

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Descanso sano
Tags: