Insomnio: El trastorno del sueño más frecuente

El ser humano invierte, por término medio, un tercio de su vida en dormir. Dormir es una actividad necesaria, porque con ella se restablece el equilibrio físico y psicológico básico de las personas. Por otro lado, la necesidad de sueño cambia, en cada persona, de acuerdo a la edad, estado de salud, estado emocional y otros factores. El tiempo ideal de sueño es aquel que permita realizar las actividades diarias con normalidad.

La calidad del sueño afecta al buen funcionamiento de todo el organismo

La función primordial del sueño es el descanso:

  • Reparación de los tejidos mediante la secreción de hormonas anabólicas (GH, prolactina, testosterona y progesterona) y la supresión de hormonas catabólicas (cortisol).
  • Recuperación de la energía
  • Mantenimiento de la red neuronal y las sinapsis (comunicaciones) nerviosas.

Pero otra función básica del sueño es la consolidación de la memoria.

Por tanto, la privación del sueño tiene múltiples consecuencias para la salud. Y es que, en situaciones patológicas, con un insomnio persistente, se han comprobado alteraciones prácticamente a todos los niveles. Afecta no sólo al Sistema Nervioso Central (SNC), también a nivel del sistema cardiovascular, metabólico… Se pueden producir alteraciones nerviosas como irritabilidad, alteraciones de la memoria, cansancio, baja inmunidad, alteraciones del ritmo cardiaco, etc…

Consecuencias de la privación del sueño - Heelespaña
Inconvenientes del insomnio – HeelEspaña

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *