¿Cómo aliviar la tos seca?

La tos es un reflejo natural del cuerpo para eliminar cualquier irritación pulmonar. Su principal finalidad es expulsar mocos, flemas o secreciones en general. En algunas ocasiones, puede indicar la presencia de enfermedades importantes. En cuanto a la tos seca, podemos decir que es aquella en la que no se elimina mucosidad, si no que se debe a una irritación de las vías respiratorias altas. Así que es inevitable preguntarnos cómo aliviar la tos seca.

Calmar la tos de manera natural - HeelEspaña
Soluciones naturales que nos ayudan a calmar la tos – HeelEspaña

La tos seca es un acto reflejo provocado, en ocasiones, de forma voluntaria. Suele estar asociada a una sensación de cosquilleo en la garganta. Es un síntoma que puede estar causado por diferentes factores: alergias, factores ambientales como la calefacción o algunas infecciones. Por esto mismo, lo más importante es conocer qué es lo que lo produce para poder aliviarlo. Mantener la garganta limpia y húmeda ayudará a calmar la irritación y la tos.

Características y causas de la tos seca

Vamos a detallar más características de la tos seca para poder conocer las causas que lo provoca y así intentar combatirla:

  • Necesidad permanente de toser.
  • Tos sin expectoración.
  • Sensación de irritación, cosquilleo y sequedad en la garganta.
  • La tos suena dura.
  • El pecho no está afectado. No suena y no hay congestión.
  • Suele dificultar el sueño por la noche.
  • Produce cansancio.

En cuanto a las causas, podemos decir que es una infección de las vías respiratorias altas, que se puede producir de manera repetida. Por ejemplo, por el humo del tabaco, el polvo o la contaminación.

Tos seca o alérgica, ¿sabes cómo aliviarla?

La tos seca es muy molesta e incómoda no sólo para el que lo padece, sino para las personas que conviven con el paciente. Sufrir una molesta tos seca puede alterar nuestra vida cotidiana e impedirnos dormir. Es por ello que saber cómo aliviar la tos seca, sobre todo por la noche, es necesario.

Al ser una tos con poco sentido, fatigante y que empeora la irritación, suele aconsejarse suprimir esta tos utilizando medicamentos antitusivos. Siempre teniendo en cuenta la causa que lo produce, el tratamiento específico de la tos seca debe reducir su intensidad y frecuencia.

Por supuesto, el médico valorará el caso y prescribirá, como hemos dicho, el medicamento antitusivo más adecuado. Sin embargo, podemos emplear diferentes remedios naturales y hábitos saludables que pueden ayudar al paciente a calmar la tos. Te recomendamos seguir los siguientes consejos :

  • Beber abundante agua: ayuda a disminuir la irritación de garganta. Con esta medida, también se consigue que las vías aéreas estén hidratadas.
  • Eliminar el polvo de la casa todos los días. En muchas ocasiones, la tos seca es el síntoma de una alergia permanente al polvo, por lo que hay que evitar entrar en contacto con él.
  • Evitar el contacto con los animales, en los casos en los que se presenten alergias. Por el mismo motivo que el polvo.
  • Evitar ambientes cargados con humos, sobre todo de cigarrillos. Y, evidentemente, fumar. El tabaquismo favorece la aparición de tos que puede convertirse en crónica. El tabaquismo es, quizás, la causa más frecuente de tos crónica.
  • Tomar miel, que permite mantener la zona de la garganta debidamente limpia, disminuyendo así la incidencia de la tos.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura. Es uno de los factores importantes para las reacciones respiratorias.

Causas de la tos crónica

Podemos decir que hay situaciones que suponen el 90% de las causas de la tos crónica, especialmente en niños, aunque también se dan en adultos.

  1. El asma. Es una enfermedad en que los bronquios de inflaman y puede tener, como único síntoma, la tos crónica. La tos se acompaña de dificultad para respirar y pitos en el pecho.
  2. El reflujo gastroesofágico. Ácidos procedentes del contenido del estómago al esófago. Estos ácidos estimulan los receptores nerviosos en el esófago y producir tos.
  3. Goteo retronasal. Se define como la caída de secreciones producidas en la nariz o en los senos paranasales hasta la garganta. Estas secreciones irritan la mucosa de la faringe y laringe y estimulan las terminaciones nerviosas. Todo ello produce tos persistente.

No todas las toses son iguales

Es cierto, no todas las toses son iguales. Acabamos de hablar de qué es y cómo aliviar la tos seca. Pero existe otro tipo de tos: la tos productiva. Conocida también como tos con expectoración o bronquial, es la que se acompaña de moco o flemas, y está provocada por acumulación de mucosidad en las vías respiratorias. En este tipo de tos, no debe inhibirse el reflejo de la tos puesto que se dificultaría la eliminación de secreciones, como el moco o flemas. Por lo tanto, se aconseja facilitar la expectoración y, de esa manera, facilitar la mucosidad. Para resumir las características, podemos decir que:

  • Existe producción de moco, con expectoración.
  • Congestión nasal.
  • Suele empeorar por las mañanas.
  • El pecho se ve afectado. Existen ruidos al respirar (pitos)

¿Cómo podemos aliviar la tos con expectoración?

Esta tos con flema o con moco se produce, normalmente, como consecuencia de un resfriado común. Entonces va asociada a otros síntomas como rinorrea, llamada también congestión nasal, además de retención de moco en la faringe. Esto conlleva otros síntomas generales como malestar, posible febrícula, dolor de cabeza, etc.

Repetimos que la tos con expectoración o con moco no debería ser suprimida a no ser que afecte a la calidad de vida y al descanso del paciente que le impida llevar una vida normal. Para resolver el proceso, se necesita una valoración general del cuadro y un tratamiento adecuado de la infección vírica, si ésta es la causa. Por tanto, el médico realizará esta valoración y recomendará el tratamiento que fuera preciso.

De todos modos, podemos ayudar a expulsar estos mocos o flemas, siguiendo una serie de fáciles consejos o recomendaciones para que el proceso sea más rápido. Entonces, ¿cómo aliviar la tos con flema? Entre estas medidas podemos destacar:

  • Beber mucho líquido. Mantenerse hidratado ayuda a fluidificar y a eliminar el moco. Podemos hacerlo con agua, zumos o leche con miel y limón. La miel, además, tiene propiedades antibacterianas, calmantes, antioxidantes y expectorantes. Del mismo modo, si nos gustan más, podemos prepararnos infusiones expectorantes con una serie de plantas que presentan un efecto beneficioso a nivel respiratorio. Destacamos el hinojo, eucalipto o el tomillo, entre otras.
  • Limpiar la nariz con suero fisiológico. Este acto limpia las vías respiratorias superiores y dejará el camino libre para que el moco pueda salir. Por tanto, se evita tener mucosidad.
  • Puede ser también de utilidad utilizar humidificadores. En el invierno, con el uso de la calefacción, el ambiente de las habitaciones hace que sea muy seco. Ello provoca una alteración de las mucosas, deseca las secreciones que se encuentran en las vías respiratorias y, por tanto, dificulta su expulsión.
  • Utilización de diferentes plantas medicinales con efecto positivo sobre diferentes síntomas y alteraciones del aparato respiratorio. Entre ellas destacamos la hiedra común o Hedera helix. Es eficaz y seguro para reducir los síntomas de la infección respiratoria aguda de vías altas. Por tanto, el extracto de hoja de Hedera helix es un principio activo muy conocido y usado para el tratamiento de la tos por:
    • Su efecto espasmolítico. Relaja el músculo bronquial, por lo que produce una apertura de las vías aéreas
    • Efecto mucolítico. Ayuda a la fluidificación del moco.

¿Sabes cómo aliviar la tos seca? - HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *