¿Los besos transmiten bacterias?

Los besos expresan sentimientos, deseos e intenciones. Hay besos familiares, de despedida, de amor, eróticos, de condolencia o de Judas.

Pero con cada uno de estos besos que damos liberamos hormonas y movemos muchos músculos del cuerpo.

Es el mejor tratamiento para la depresión, aumenta nuestro ritmo cardiaco, mejora nuestro sistema inmunológico y mejora, en definitiva, nuestro bienestar.

Conocemos los beneficios de los besos, pero, también, pueden producir el contagio de enfermedades causadas por virus o bacterias.

Infecciones trasmitidas a través de la saliva

La saliva protege a la cavidad oral de las infecciones bacterianas y de los virus gracias a su composición enzimática y por la presencia de anticuerpos.

Sin embargo, aunque actúe como un agente limpiador natural debido a sus componentes, es susceptible de contener bacterias.

Pero, además de los besos, otra forma de contagio a través de la saliva es cuando se tose o se estornuda.

Por ello, con un beso en el que haya contacto o intercambio de saliva, se pueden trasmitir algunas enfermedades, siendo un ejemplo de estas enfermedades, la mononucleosis infecciosa.

 

Besarnos puede causarnos infecciones

Enfermedad del beso

Una de las infecciones más característica es la mononucleosis, conocida comúnmente como “enfermedad del beso”.

Es un síndrome clínico causado por el virus de Epstein-Barr. Esta se transmite a través de los besos, pero también al toser o estornudar o por contacto cercano entre las personas.

Provoca fatiga, fiebre e inflamación de los ganglios. Pero también el paciente puede padecer gastritis, náuseas o inflamación de garganta.

La enfermedad puede durar de 30 a 50 días y se presenta a cualquier edad, aunque es más frecuente entre jóvenes de 15 a 20 años.

En la mayoría de los casos se cura sin problemas, aunque en algunas situaciones puede derivar en cuadros más serios como hepatitis y anemias hemolíticas.

Herpes simple tipo I

Este virus causa principalmente lesiones e infecciones a nivel de la cavidad oral, como el herpes labial. Pero también puede producir, aunque con muchas menos frecuencia, lesiones oculares o en casos puntuales, meningoencefalitis.

El herpes oral se propaga fácilmente por exposición directa con la saliva o incluso con solo unas gotas de esta. Pero la transmisión más frecuente, ocurre a través del contacto personal cercano, como los besos.

 

Herpes por causa de labios

Gripe

Es una infección respiratoria aguda causada por el virus de la influenza tipo A o B.

En la mayoría de los casos es una enfermedad de moderada gravedad que se transmite de persona a persona por secreciones nasales o por la saliva.

La enfermedad tiene un inicio súbito, fiebre mayor de 38 °C, postración, cefalea, mialgias, tos seca y manifestaciones nasales como estornudos, rinorrea y obstrucción aérea, con inflamación faríngea.

Protege tus besos: prevención

La infección por microorganismos a través de la saliva ocurre con mayor facilidad cuando las defensas naturales del organismo están disminuidas.

Por ejemplo, en personas con deficiencia de vitamina C o con inmunosupresión por medicamentos u otras causas.

Algunos fármacos como los antidepresivos pueden causar hiposalivación, esto hace que estas personas tengan hasta cuatro veces más cantidad de bacterias en su boca.

Hay medidas muy sencillas para reducir la posibilidad de transmitir o padecer una infección a través de los besos.

  • Evita darlos cuando tengas gripe o estés resfriado

Por supuesto, tampoco cuando tengas herpes labial. Ni que decir tiene tomar otras medidas de higiene y protección cuando se está constipado, como la de estornudar o toser siempre con un pañuelo, lavarse muy a menudo las manos y ventilar las habitaciones en las que permanezcamos.

 

 

  • Mantén una buena higiene dental

Cepíllate muy bien los dientes, al menos 3 veces al día. No aplicar una buena técnica de cepillado aumenta las probabilidades de desarrollar distintas patologías en la cavidad oral.

Por ello, los cuidados preventivos diarios, como el cepillado y uso de hilo dental, evitan problemas posteriores, y son menos dolorosos y menos costosos que los tratamientos por una infección.

¡Y no te olvides de cepillar la lengua! Con ello conseguirás disminuir la placa bacteriana, que es la responsable de enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis.

  • Cuida tu microbiota oral cuidando tu alimentación

La cavidad bucal está compuesta por cientos de especies de microorganismos diferentes, la mayoría de las cuales son bacterias beneficiosas.

Algunos estudios realizados in vitro e in vivo han demostrado que muchos de los componentes naturales de los alimentos y bebidas provocan modificaciones en esta microbiota.

Además, una microbiota oral saludable es capaz de generar unas condiciones desfavorables para la proliferación de especies clave de las patologías periodontales y la caries.

Y sí, con los besos también se pueden intercambiar estas bacterias beneficiosas y, por tanto, ayudar a equilibrar la microbiota de la otra persona.

Quien está enfermo puede transmitir enfermedades, pero quien está sano, también puede transmitir salud.

 

Como esta compuesta nuestra microbiota bucal

 

Beneficios de los besos

Los besos estimulan la producción de hormonas responsables del buen humor:

  • La oxitocina. Es una hormona relacionada con el amor materno, las contracciones uterinas, el parto y la atracción sexual. Gracias a esta hormona se libera el sentimiento de amor y se fortalece el vínculo con la pareja.
  • Las endorfinas, hormonas responsables de la sensación de felicidad.
  • Y la dopamina, que estimula el centro de placer en el cerebro y produce la sensación de bienestar. Recibir besos de manera regular ayuda a estar protegido contra la depresión.
  • Adrenalina. Produce una serie de cambios físicos. Provoca cambios en la presión arterial, en el nivel de glucosa y del ritmo cardíaco, además nos produce la sensación de alerta.

 

Besarnos nos da algunos beneficios

 

El afecto, en general, tiene efectos reductores del estrés. Besar, en particular, reduce el estrés percibido, aumenta la satisfacción de la relación de pareja e, incluso, disminuye los niveles de colesterol.

 

Referencias
https://www.elsevier.es/es-revista-quintessence-9-articulo-enfermedades-viricas-bacterianas-mucosa-oral-X0214098510884339

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Entorno saludable