Cómo identificar problemas de concentración en niños y adultos

Constantemente se están realizando tareas y acciones más o menos complejas que requieren un grado de concentración. Leer, trabajar, estudiar o mantener una conversación, entre otras muchas actividades, necesitan de nuestros recursos mentales para llevar a cabo esa acción. Sin embargo, hay situaciones o factores que nos llevan a perder esa concentración necesaria y que determina el rendimiento en nuestras labores del día a día.

Entendiendo qué es la concentración

La concentración es la capacidad de enfocar la mente en una tarea específica, excluyendo distracciones y manteniendo la atención durante un período prolongado de tiempo.

Es crucial en nuestra vida diaria, ya que permite que seamos más eficientes y productivos en nuestras actividades. Cuando estamos concentrados, somos capaces de procesar información de manera más efectiva, tomar decisiones acertadas y completar tareas con mayor precisión.

La falta de concentración puede tener un impacto negativo en nuestras vidas, dificultando nuestro rendimiento académico o laboral, así como nuestras relaciones personales.

La concentración es un proceso complejo que involucra múltiples destrezas y habilidades y que brinda numerosos beneficios que pueden mejorar tu vida de muchas maneras diferentes:

  • Cuando te concentras, puedes aprender de manera más efectiva. Eso se debe a que la concentración te permite prestar atención a lo que sucede a tu alrededor y absorber nueva información.
  • Te permite recordar mejor las cosas. Ayuda a procesar información en tu memoria para que puedas recuperarla más tarde cuando la necesites.
  • Ayuda a mantenerte en la tarea y evitar distracciones. Cuando te concentras en un objetivo específico, es más fácil ignorar las distracción y mantener el rumbo. Este beneficio es especialmente relevante hoy en día, donde hay tantas “cosas” que compiten por nuestra atención.

Cómo identificar problemas de concentración en niños y adultos: concentracion problemas - HeelEspaña

¿Por qué es crucial?

La concentración contribuye a alcanzar los objetivos buscados en cualquier área de la vida. Cuando se enfoca la atención en una tarea específica, es más que probable que se alcance el éxito en lo que uno se propone.

Un empresario dedicado a un proyecto, el estudiante preparándose para los exámenes, o un deportista en busca del máximo rendimiento para lograr un récord, son ejemplos en los que la concentración juega un papel crucial para lograr aquello en lo que te has empeñado.

En ese sentido, la capacidad de concentración te permite comprometerte con la tarea en cuestión y bloquear las distracciones. Esto puede ayudarte a comprender y recordar mejor la información o una resolución más efectiva de las tareas complejas y, en consecuencia, aumentar tu motivación para lograr los objetivos.

La concentración trae consigo:

  • Un mejor rendimiento académico

Y productividad laboral

  • Mayor creatividad

Que permite explorar nuevas ideas y soluciones

  • Mejor memoria

Y claridad mental. Al permanecer enfocado en un tema en particular, se puede retener mejor la información

  • Mejor salud física y mental

Concentrarse puede ayudar a reducir los niveles de estrés porque al concentrarse en algo puede aislarte de lo que te preocupa

El impacto de la falta de concentración en nuestras vidas diarias

La falta de concentración puede tener un impacto significativo en nuestras vidas diarias. Cuando no podemos enfocarnos adecuadamente en una tarea, es más probable que cometamos errores y seamos menos eficientes. Además, la falta de concentración puede afectar nuestra capacidad para retener información y aprender nuevas habilidades.

En el ámbito laboral, esto puede traducirse en proyectos incompletos o de baja calidad, lo que a su vez puede afectar nuestra reputación profesional y nuestras oportunidades de crecimiento.

En nuestras relaciones personales, la falta de concentración puede llevar a malentendidos y dificultades para comunicarnos efectivamente con los demás.

También puede afectar nuestra salud mental, ya que la incapacidad para concentrarse puede generar estrés y ansiedad.

Y a la salud física ya que una falta concentración puede ser la responsable de accidentes domésticos y de otra índole.

Por otro lado, la falta de concentración también puede tener consecuencias negativas en nuestra vida digital. Las constantes distracciones de las redes sociales y las notificaciones pueden hacer que nos desconectemos de lo que realmente importa y dificulten nuestra capacidad para completar tareas importantes.

En resumen, la falta de concentración puede tener un impacto significativo en todos los aspectos de nuestras vidas, tanto en el ámbito personal como profesional. Es importante ser conscientes de este problema y buscar formas de mejorar nuestra capacidad de concentración para poder alcanzar nuestros objetivos con éxito.

Cómo identificar problemas de concentración en niños y adultos: ejercicios que ayudan concentrarte - HeelEspaña

¿Qué factores alteran la concentración?

Habitualmente, estas serían las razones por las que puede verse afectada la capacidad de concentración:

  • Cansancio físico

Por exceso de trabajo, un descanso inadecuado o por no llevar una correcta alimentación

  • Mucho tiempo con la misma actividad

Suele causar distracción, probablemente, por aburrimiento.

  • Fatiga mental

Muchas actividades sin el descanso adecuado y sin la distracción necesaria que se consigue realizando actividades placenteras.

  • Condiciones ambientales

El ruido, la luz inadecuada, la temperatura incorrecta son motivos para que no se logre el nivel de concentración necesario

  • Problemas personales

Una ruptura, un duelo, una enfermedad, un despido son situaciones difíciles de llevar y afrontar y que, a corto plazo, pueden impedir la concentración para la realización de actividades.

La concentración y los niños

Si para un adulto resulta difícil concentrarse, para un niño mucho más.

La concentración es una habilidad que se va desarrollando con la edad y es importante que esa habilidad se vaya desarrollando poco a poco y en función de la edad.

La capacidad de concentración va aumentando con la edad y, en términos generales, oscila desde los 3 a 5 minutos a la edad de 1 año hasta los 20 a 50 minutos en el caso de un niño de 10 años.

Para poder concentrarse no solo es cuestión de poner atención, también hay que poner a trabajar otros recursos cognitivos como la clasificación, la comparación, la relación, asociación, percepción, memoria y pensamiento.

Cómo identificar problemas de concentración en niños y adultos: ninos adultos concentrados - HeelEspaña

¿Cómo mejorar la concentración?

Si quieres mejorar tu concentración, ten en cuenta estos consejos:

  • Limita las distracciones

Apaga el teléfono, cierra la puerta de tu despacho o habitación, evita las luces brillantes, cierra las aplicaciones de redes sociales y cualquier otra cosa que pueda suponer una distracción para el desarrollo de tu tarea concreta.

  • Pequeñas metas para grandes objetivos

Mantener la concentración durante largos periodos es complicado, pero si te marcas metas específicas, contribuirá a mantener tu mente enfocada en la tarea y evitar que se desvíe hacia otras cosas. Para ello, divide tu objetivo en pequeñas etapas asumibles y que, a medida que vayas completando, te animará a cubrir la tarea de manera satisfactoria.

  • Establece rutinas

Puede que resulte complicado al principio, pero establecer horarios fijos ayuda a tu cerebro a saber cuándo es el momento de ocio y cuándo es el momento de concentrarse en la actividad diaria que estés realizando

  • Un respiro cada cierto tiempo

A medida que pasa el tiempo, tu capacidad de concentración se va reduciendo. Es algo completamente normal. Sin embargo, la técnica de dividir tu tiempo que dediques a estar concentrado bien sea en el trabajo o en el estudio, en tramos con intervalos de descanso puede que te lleve a ser más productivo.

  • ¡Siii! Dormir bien

Una de las cosas más importante para concentrarte mejor es asegurar un buen reparador y las horas necesarias.

Si duermes poco es seguro que te sentirás cansado, irritable y con una capacidad de concentración claramente reducida.

  • Tu espacio de trabajo o estudio

Asegúrate que el lugar donde acostumbras a trabajar o estudiar esté ordenado, limpio y organizado. No es ninguna tontería porque, de esta manera, consigues evitar la distracción.

  • Confía en los complementos alimenticios

Si con estos consejos, todavía te resulta complicado concentrarte y la dieta que sigues es adecuada, puede resultar interesante recurrir a complementos alimenticios de venta en farmacias que incluyen extractos de plantas como ginkgo, bacopa, huperzia, melena de león y otros ingredientes como la fosfatidilserina, vitaminas y minerales dirigidas a mejorar tu capacidad de concentración de una manera natural.

¡Silencio!¡Es hora de concentrarse!

BIBLIOGRAFIA
https://www.redalyc.org/pdf/3498/349832342036.pdf

Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Mente equilibrada