¿Por qué me siento agotado constantemente?

Hay ciertos momentos de nuestra vida en donde pasamos por situaciones de estrés, problemas, exigencias personales y laborales que se extienden en el tiempo. Y sentirse agotado es normal ante todas estas circunstancias. Incluso, cuando parece que estás durmiendo lo suficiente, puede aparecer este cansancio o agotamiento.

Son muchas las causas y reducir esta sensación es posible.

TEST

Evalúa la calidad de tu sueño
Test dormir

TEST

Evalúa la calidad de tu sueño

¿Cuáles son las causas de estar agotado?

Cuando se está agotado, se suele tener una sensación de cansancio o de falta de energía. Puede tener muchas causas que van desde estar trabajando mucho, no dormir lo suficiente, el estrés y la preocupación, la falta de actividad física o padecer una enfermedad.

Detallamos algunas de las causas por las que puedo sentirme agotado:

  • Ciertas enfermedades. Puede que el sentirse agotado esté causado por ciertas patologías víricas, como la gripe. O porque el sistema inmunológico esté debilitado, por lo que el organismo es más sensible a padecer infecciones.
  • Deficiencias de tipo nutricional. La deficiencia de vitaminas de los grupos B y C, de coenzima Q, magnesio, sodio, zinc, triptófano o ácidos grasos esenciales provocan la sensación de cansancio y de agotamiento.

 

Me siento agotado a menudo

Cómo te sientes si estás agotado

Cuando se está agotado, puede que padezcas alguno de estos síntomas:

    • Cansancio físico
    • Irritabilidad
    • Falta de motivación
    • Distanciamiento afectivo
    • Sensación de estar sobrepasado y sin fuerzas para continuar
    • Problemas de sueño, especialmente insomnio de conciliación
    • Dificultad para desconectar

Qué hacer si me siento agotado

Lo más importante es que prestes atención e identifiques las señales lo más pronto posible para poder ponerle remedio.

Si notas fatiga, estás más irritable o distraído es el momento de actuar.

Descansa lo suficiente

Algunos de los efectos de la falta de sueño pueden incluir:

  • Dormirse durante el día
  • Sensación de cansancio
  • Falta de concentración
  • Problemas de memoria
  • Dificultades para la toma de decisiones
  • Irritabilidad
  • Frustración
  • Riesgo de accidentes y lesiones

 

 

Por todas estas consecuencias, es básico ponerle remedio. Para ello:

  • Intenta conseguir estar despierto durante todo el día y dormir por la noche. Es recomendable que no te eches la siesta. Si lo haces, que no sea más de media hora y hazlo antes de las 15 horas.
  • Acuéstate y levántate siempre a la misma hora cada día. Incluso, los fines de semana.
  • Evita las cenas copiosas y pesadas. Opta por un picoteo ligero antes de irte a la cama, como un vaso de leche tibia o un plátano pueden ser buenas opciones que te pueden ayudar a conciliar el sueño.
  • Reduce el consumo de cafeína. Su consumo antes de acostarse o tomarla en exceso durante el día provoca sensación de aumento de energía y hace más difícil conciliar el sueño.
  • El dormitorio solo debe usarse para dormir. Actividades tales como comer, trabajar, ver la televisión, leer, beber, discutir o debatir los problemas del día se deben hacer en otros lugares.
  • Si no puedes dormir después de estar 20-30 minutos en la cama, levántate y ve a otra habitación y haz otra cosa, como leer o realizar ejercicio. Puedes repetirlo esto tantas veces como sea necesario hasta que consigas tener sueño.

 

Me activo por las mañanas con ejercicios

Ejercicio diario

Aunque suena contradictorio, la práctica de ejercicio regular conseguirá mejorar tu estado físico y evitarás sentirte agotado. Con el deporte regular conseguirás mejorar la forma física, la función cardiorrespiratoria, la fuerza muscular, la masa ósea y conseguirás descansar mejor. Además, disminuye la grasa corporal y ayuda a mantener un peso saludable.

Practicar ejercicio de manera regular consigue que el cuerpo libere una serie de hormonas que reportan sensación de bienestar. Evita el sedentarismo porque las personas que realizan deporte tienen una vida más saludable.

Dieta saludable

Hemos comentado que un déficit de vitaminas puede llevarte a sentirte cansado y agotado. Por tanto, vigila tu alimentación.

Una buena opción es seguir la dieta mediterránea. Esta dieta promueve el consumo diario de frutas y hortalizas, grasas saludables como el aceite de oliva o las que aportan los frutos secos e hidratos de carbono con bajo índice glucémico como los contenidos en arroz y legumbre.

Además, se recomienda un consumo habitual de carnes blancas, pescados, huevos y lácteos y un consumo únicamente ocasional de carnes rojas y alimentos procesados.

De hecho, si las deficiencias de vitaminas y nutrientes continúan a pesar de mejorar la dieta, se está valorando la posibilidad de introducir la ingesta de complementos alimenticios que contengan, entre otros, triptófano, magnesio, ácidos omega 3 como el Ácido Docosahexaenoico (DHA), vitaminas del grupo B y probióticos específicos para ayudar a personas que sufren alteraciones emocionales o cambios del estado de ánimo que provocan cansancio y agotamiento.

 

Tner una dieta saludable y equilibrada

Presta atención a esto si estás agotado y…

  • No sientes alivio con el descanso o después de dormir.
  • Si estás cansado y no es causa de ninguna actividad.
  • No eres capaz de hacer las actividades cotidianas.
  • Sientes tus piernas y brazos pesados y tienes dificultad para moverlos.
  • No tienes energía.
  • Estás muy débil.
  • Experimentas confusión, falta de concentración o dificultad para razonar.
  • El cansancio perjudica tu trabajo, vida social o la rutina diaria.

Referencias
https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-cansancio-astenia-13060306
https://www.redalyc.org/pdf/3498/349851791017.pdf

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info

Categorias:
Descanso sano