¿Cómo se comporta tu piel mientras duermes?

Cambios hormonales, situaciones de estrés, cambios de clima o exposición a diferentes ambientes. Todo influye en nuestra piel. Por ello, durante el día, la piel se centra en potenciar los sistemas de defensa. Y, por la noche, el comportamiento de la piel es diferente centrándose, principalmente, en la regeneración.

Diferencias en el comportamiento de la piel por la noche - HeelEspaña

Conceptos básicos de la piel

La piel es la frontera del organismo con el medio externo. Su función primordial es la adaptación y la conexión del individuo con el medio ambiente. Pero no son las únicas. La protección frente agresiones externas, la termorregulación o la producción de vitamina D se encuentra entre ellas.

Día y noche: diferencias para nuestra piel

Se puede decir que la piel sufre una progresión. De una actividad diurna de protección y defensa a una fase nocturna de reparación.

Comportamiento de la piel durante el día

Por la mañana nuestra piel se protege y protege al organismo de factores ambientales nocivos. Hablamos de la luz ultravioleta, bacterias, virus o contaminación.

El maquillaje o los radicales libres afectan a nuestra piel tapando y ensuciando los poros.

Otras agresiones como la calefacción o el viento provocan que nuestra piel se defienda. En este caso, una buena crema hidratante, que incluya factor de protección contra el sol, ayudará en esa tarea defensiva.

Comportamiento de la piel durante la noche

Sí, dormir embellece. Cuando estamos descansando es cuando nuestra piel se pone manos a la obra para realizar la restauración celular.

¿Cómo se comporta tu piel mientras duermes?: colageno noche comportamiento piel heelespana - HeelEspaña

Es de noche cuando la piel se nutre. Y, sobre todo, se tiene que recuperar de los daños que sufre de todo el día. Por lo tanto, el comportamiento de la piel es de renovación cuando estamos dormidos.

Por la noche, mientras dormimos, se regulariza la presión sanguínea y la respiración se estabiliza. También, durante la noche, suben los niveles de la hormona del sueño, la melatonina y descienden los del cortisol, la del estrés. El metabolismo se ralentiza también y esto hace que nuestro cuerpo se relaje.

Es el momento del día en que nuestra piel se prepara para regenerarse y eliminar los radicales libres que aceleran el envejecimiento de nuestra piel.

Colágeno: reparación por la noche

El colágeno compone la mayor parte de la dermis. Es la proteína que sostiene la piel. Por tanto, la pérdida de colágeno, que se va deteriorando con el paso del tiempo, provoca en la piel un aumento de la flacidez y la formación de arrugas.

Y la formación de colágeno se produce mientras dormimos. Por tanto es por la noche cuando se sustituyen las fibras dañadas de colágeno por elementos nuevos. Gracias a un sueño reparador, el cuerpo se recupera y se repara, sobre todo en la primera parte del sueño.

Dormir, clave para una piel sana

Conoce el comportamiento de la piel mientras duermes - HeelEspaña

Dormir y tener un descanso sano beneficia a todo el organismo. Y como no puede ser de otra forma, a nuestra piel también. No decimos nada nuevo y que no hayas escuchado en otras ocasiones.

Dormir entre 7 y 8 horas diarias es algo básico que nos ayudará a la reparación celular y que esta se haga en las mejores condiciones.

De hecho, un sueño poco reparador y escaso provoca un envejecimiento prematuro de la piel.

¿Por qué envejece nuestra piel con una mala calidad del sueño?

La falta de sueño puede tener efectos negativos en nuestra piel porque:

  • Provoca la alteración de la normal regulación de la piel. La termorregulación es una función básica de la piel que puede verse afectada por un sueño poco reparador. La piel aísla a nuestro cuerpo, conserva el calor cuando hace frío y transpira cuando el cuerpo se calienta. Por eso, cuando dormimos mal nuestro cuerpo no regula adecuadamente.
  • Se altera la barrera cutánea. Con lo que factores externos como la contaminación puedan penetrar más fácilmente.

Así que ¡ya sabes! A descansar

Regeneración: Comportamiento de la piel por la noche - HeelEspaña

Por ello, te damos unos cuantos consejos para conseguir el descanso que necesitas para lograr que nuestra piel luzca limpia y saludable.

  • Mantén un horario fijo para acostarte y levantarte. Los cambios constantes en los horarios de sueño aumentan las probabilidades de que se generen dificultades graves para dormir.
  • Evita el uso de dispositivos electrónicos en la cama.
  • Cuida el entorno ambiental. Duerme en oscuridad, en silencio y con una temperatura en la habitación entre 18 y 21 grados.
  • Limita la siesta a un máximo de 20 a 30 minutos tras la comida.
  • Mantén un horario regular de comidas. Y, para la cena, evita las comidas pesadas. Toma infusiones relajantes que ayudan a reducir la ansiedad y a conciliar mejor el sueño.
  • Evita las comidas y bebidas estimulantes como refrescos de cola o el café. Además de evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Realiza ejercicio de manera regular.
  • Y puede ser muy conveniente que establezcas unos hábitos regulares previos a dormir, tales como leer un libro, darte una ducha…

Otros cuidados básicos beneficiosos para nuestra piel

No hay que olvidar que la piel, al estar permanentemente en contacto con el exterior, sufre. Por tanto, hay que llevar unos hábitos de vida adecuados y saludables para lucir una piel bonita y sana a cualquier edad. No es ningún secreto.

  • Come de forma sana, equilibrada y variada.
  • Evita los cambios rápidos de peso. Estos producen una distensión de la piel que es más difícil de recuperar a medida que envejecemos.
  • Deja de fumar. El tabaco produce grandes cantidades de radicales libres.
  • Hidratación. Bebe 2 litros de agua al día para mantener la piel hidratada.
  • Factor de protección. Protege bien tu piel de la radiación UV. Tanto en invierno como en verano. Esta radiación es la causante de la aparición de las arrugas y de las manchas en la piel.

Comportamiento de la piel por la noche, ¿cómo es? - HeelEspaña

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias:
Dermatitis atópica