¿Cómo tratar las hemorroides?

“Sufrir de hemorroides” es un problema más común de lo que pensamos. Afecta a una gran cantidad de personas.

La prevalencia de la enfermedad hemorroidal es variable, pero se estima que tres de cada cuatro personas adultas pueden padecer hemorroides en algún momento de su vida. Por ello, conocer cómo tratar las hemorroides es clave para mejorar la calidad de vida.

Medidas de cómo tratar las hemorroides

¿Qué son las hemorroides?

A priori, padecer hemorroides no es una enfermedad grave. Se trata de una enfermedad cuyos síntomas no suponen más que molestias, picor o sangrado. Y, en la mayoría de las ocasiones, no evoluciona hacia una enfermedad más grave.

Sin embargo, si no se tratan adecuadamente, puede aparecer sangrado intenso, que si se prolonga en el tiempo, puede provocar anemia o dolor extremo, consecuencia del estrangulamiento de las venas hemorroidales.

Las hemorroides son dilataciones de las venas que irrigan la mucosa del ano y el recto produciendo picor o incluso dolor.

Las hemorroides son estructuras fisiológicas constituidas por paquetes vasculares arteriovenosos que forman un almohadillado a lo largo del canal anal. Cuando se presentan alteraciones estructurales de este tejido hemorroidal (dilatación o acúmulo de sangre) y de los tejidos de sostén adyacentes, es cuando pueden aparecer síntomas.

¿Existen diferentes tipos?

Por regla general, las hemorroides se clasifican en externas e internas:

Las hemorroides externas se localizan debajo de la piel alrededor del ano. Se presentan como uno o varios nódulos o bultos.

Las hemorroides internas se sitúan en el interior del recto. Se han clasificado en cuatro grados en función de la gravedad, aunque actualmente se propone clasificarlas según la presencia o ausencia de sangrado o prolapso.

Importancia de conocer cómo prevenir las hemorroides

¿Por qué se producen? ¿Cuáles son los signos y síntomas?

Es normal que las venas hemorroidales se dilaten por efecto fisiológico de la defecación, pero una presión excesiva es lo que puede dar lugar a un aumento de tamaño y a que se hinchen. Por tanto, todo aquello que provoque un aumento de presión en el recto puede dar lugar a la aparición de hemorroides.

Los signos y síntomas de las hemorroides dependen de la ubicación de la hemorroide:

  • Si la ubicación es en el interior del recto, normalmente son asintomáticas. No obstante, a la hora de hacer el esfuerzo o por la irritación que se produce al evacuar, pueden dañar la parte externa de la hemorroide y producir sangrado (rectorragia). En ocasiones, el esfuerzo puede hacer que la hemorroide interna salga por el ano (prolapso) pudiendo causar irritación y dolor.Consejos para saber cómo tratar las hemorroides
  • Si la hemorroide es externa, son más sensibles al tacto, pueden doler al sentarse, picar y sangrar. El picor puede ser intenso si se trombosan, es decir, cuando esa alteración de las venas da lugar a la formación de un coágulo localizado. En ciertos casos de hemorroides externas trombosadas, el coágulo de sangre puede eliminarse de forma espontánea a través de una ulceración cutánea, lo que puede provocar sangrado.

¿Cómo puedo prevenir las hemorroides?

La mejor manera de prevenir la aparición de las hemorroides es procurar que las deposiciones sean blandas, para poder evacuarlas fácilmente. Por tanto, el tratamiento inicial consiste en medidas generales conservadoras (higiénico dietéticas y de estilo de vida) dirigidas principalmente a combatir el estreñimiento y disminuir los síntomas locales:

  • Aumenta el consumo de alimentos ricos en fibra. Los alimentos como frutas, vegetales o cereales contienen fibra que aumentan el volumen de las heces, favoreciendo su evacuación.
  • Evita los alimentos muy sazonados, picantes y grasos. Con ello evitaremos la irritación de la zona afectada y que los síntomas se agraven
  • Aumenta la ingesta de líquido. Ayudará a que las heces tengan la consistencia adecuada.

Conocer cómo tratar las hemorroides: opción con agua

  • Acude al baño en cuanto sientas necesidad. Es muy importante no aguantar las ganas ya que se evitará la realización de un esfuerzo excesivo posterior.
  • Evita pasar tiempo excesivo sentado en el inodoro. Es preferible hacer varios intentos y darle cierto descanso a la zona, que ir al baño y permanecer allí sentado mucho tiempo.
  • Si practicas ejercicio regularmente, conseguirás activar los movimientos peristálticos y, al mismo tiempo, reducirás tu peso. Si tienes que hacer un esfuerzo que sea por mantener un peso corporal adecuado.
  • Evita pasar mucho tiempo en posiciones estáticas, de pie o sentado. Con ello se consigue reducir la presión en la zona afectada.
  • Evita los esfuerzos innecesarios, bien sea levantando peso sin una postura adecuada o en el momento de acudir al baño.

Conoce cómo prevenir y cómo tratar las hemorroides

Si así no mejora, conoce cómo tratar las hemorroides

Cuando los síntomas no mejoran con estas medidas, conocer cómo tratar las hemorroides con tratamientos farmacológicos y quirúrgicos es igualmente interesante:

  • Se suelen utilizar pomadas que contienen corticoide y anestésico. Son eficaces de inicio pero tienen limitaciones de uso, sobre todo en el tiempo. Y es que pueden provocar pérdida de sensibilidad en la piel, irritación y alergias.
  • Una alternativa sería el uso de pomadas o geles de uso tópico sin corticoides. En especial aquellas que contienen aloe vera, ácido hialurónico, aceites lubricantes y principios activos dirigidos a aliviar los síntomas asociados. Y que, además, favorecen la cicatrización y reepitelización de la zona dañada.
  • Cuando hay una tendencia a sufrir hemorroides, se puede plantear el uso de tratamientos sistémicos a base de flavonoides. Estos, por su efecto venotónico, vasoprotector y antioxidante favorecen la remisión de las mismas.
  • Por último, cuando el especialista lo considere oportuno, cabe la posibilidad de su eliminación a través de métodos mínimamente invasivos como:
    • La escleroterapia
    • Lligadura con banda elástica
    • Fotocoagulación con infrarrojos.
    • O recurrir, en última instancia, a la extirpación quirúrgica.

No te “sientas” mal y recupera la vida normal.

BIBLIOGRAFÍA
http://www.medynet.com/usuarios/jraguilar/Manual%20de%20urgencias%20y%20Emergencias/hemorro.pdf
http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1202737558861&ssbinary=true

Ldo. José Manuel García Raboso
Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info