¿Te despiertas en alguna de estas franjas horarias? Descubre por qué te desvelas

Es realmente maravilloso dormir del tirón toda la noche, ¿verdad? Cuando esto sucede, sentimos que el día lo vamos a afrontar con una sonrisa. Pero en más de una ocasión nos despertamos durante la noche.

¿Por qué nos pasa esto? ¿Quieres saber por qué te desvelas? Hay muchos motivos. Todos ellos benignos y tratables pero resultan bastante molestos.

Evita el insomnio: ¿por qué te desvelas?

Trastornos del sueño

El principal trastorno del sueño es el insomnio, seguido de la apnea del sueño y el síndrome de piernas inquietas. La causa más habitual y la más importante de padecerlos suele ser el ritmo de vida que llevamos en la actualidad.

Todos los pacientes con trastornos del sueño sufren un deterioro en su calidad de vida y les lleva a sentir cansancio, problemas de memoria o de concentración y, además, un descenso del rendimiento laboral o escolar.

Con dichos trastornos, los pacientes tienen muchos despertares a lo largo de la noche o se despiertan excesivamente pronto y no pueden volver a dormirse.

¿Quieres saber por qué te desvelas?

Todos sufrimos despertares breves durante la noche pero se llaman micro-despertares, que no duran más de 15 segundos y, después, no recordamos que nos hayamos desvelado.

Es la manera que tiene nuestro cuerpo de asegurar que el sistema se mantiene activo a lo largo de la noche. De hecho, se producen de manera fisiológica durante la noche.

Sin embargo, si esos micro-despertares duran más tiempo, se puede decir que existe algún tipo de anomalía en el organismo, enfermedad o hay un factor externo que altera nuestro sueño.

Fases del sueño. Motivos por qué te despiertas en cada una de ellas

Antes de saber por qué te desvelas, hablemos de las fases del sueño

En circunstancias normales, el sueño se divide en dos estados diferentes:

  • Sueño no REM. Comprende, a su vez, varios estados:
    • Fase 1. Es la más corta y abarca el sueño más superficial. En esta fase es fácil despertar al sujeto, la respiración es más calmada y la frecuencia cardiaca lenta. Los ojos se mueven lentamente por debajo de los párpados cerrados sin ningún tipo de ritmo.
    • Fase 2. Supone el 50% del sueño total. En esta fase los sueños son raros y no se suelen recordar. También existe ausencia de movimientos oculares y la frecuencia cardiaca es lenta.
    • Fase 3. Es un sueño muy profundo y reparador. Hay ausencia de sueños y las frecuencias cardiaca y respiratoria son muy lentas.
  • Sueño REM. También llamado sueño paradójico o sueño MOR (movimientos oculares rápidos). Se caracteriza por:
    • Presencia de movimientos oculares rápidos.
    • Frecuencia cardiaca y respiración irregulares.
    • Presencia de sueños emocionales activos.
    • Es más frecuente al final de la noche.
    • Se asocia con una elevada actividad cerebral.

Cosas que haces mal antes de dormirte: por qué te desvelas

¿Qué me pasa si me despierto en la Fase No REM?

Existen fenómenos y comportamientos que aparecen en el sueño. En concreto, las que se producen en esta fase del sueño las podemos clasificar como:

Trastornos del despertar

  • Terrores nocturnos. Se caracterizan por un despertar brusco desde la fase lenta del sueño, generalmente en el primer tercio de la noche. Y el despertar suele ser con gritos, lloros, sensación de miedo e, incluso, deambulación. Son más frecuentes en niños de 4 a 12 años y tienden a resolverse espontáneamente durante la adolescencia.
  • Sonambulismo. Es un trastorno muy frecuente en la infancia y suele desaparecer con la edad. El paciente desarrolla conductas iniciadas durante el sueño lento que evolucionan hacia la marcha. Sigue dormido y no recuerda lo ocurrido. El sonambulismo incluye comportamientos como sólo caminar, a algo más grave como intentar escapar de casa, e incluso acompañarse de caídas y lesiones. Por tanto, al no existir tratamiento, lo más conveniente en estos casos es intentar evitar que ocurran accidentes.

 

Trastornos de la transición vigilia-sueño

  • Calambres nocturnos. Es la sensación dolorosa en los músculos del pie, de la pierna o del muslo. Ocurre durante el sueño y provoca despertares. Tiene una prevalencia alta en la población ya que lo sufre un 15%.
  • Somniloquios. Es “hablar dormido”. Los pacientes no recuerdan que han hablado y puede ser coherente o no coherente. Es más común que se produzca en la transición entre la vigilia y el sueño.

¿Por qué me desvelo o por qué me puedo desvelar en la Fase REM?

Cosas para saber por qué te desvelas: deja el móvil

  • Trastorno de conducta de sueño REM. Se suele dar entre los 50 y 60 años y con mayor frecuencia lo padecen los hombres. Se caracteriza por un aumento del movimiento de manera involuntario como pegar, moverse en la cama o patalear. Y, en ocasiones, el paciente se muestra violento hasta llegar a producir lesiones o autolesiones.
  • Pesadillas. Son ensoñaciones aterrorizadoras y atemorizantes para el paciente. Es muy habitual que las pesadillas provoquen el despertar completo y que se recuerde perfectamente el contenido. Es más frecuente en la infancia. Si se producen en los adultos, son más espaciadas y menos intensas.
  • Parálisis del sueño. Es un trastorno que provoca mucho miedo al paciente ya que nota parálisis e incapacidad para moverse voluntariamente tanto en la fase de adormecimiento como en el momento de despertarse. Pero, eso sí, acaba espontáneamente.

Otros comportamientos que ocurren durante el sueño

Existen otro tipo de despertares que no se pueden encajar ni en una fase ni en otra pues ocurren en varias de las fases de modo indistinto.

  • Ronquido. El ronquido es un sonido ronco producido en la nariz y la garganta durante el sueño. Es bastante frecuente y se va haciendo aún más frecuente a medida que se envejece. Las personas que roncan difícilmente saben que lo hacen a menos que otra persona se lo diga. Sin embargo, algunas personas pueden escuchar su propio ronquido cuando se despiertan.
  • Bruxismo. Es el frotamiento y desgaste de los dientes durante el sueño. Además del dolor de mandíbulas, puede provocar cansancio y cefalea matutina. Aparece en cualquier fase del sueño, incluida la fase REM. El tratamiento suele ser con férulas bucales para proteger los dientes.
  • Enuresis. Es hacerse pis durante el sueño. El control del esfínter por la noche se debe alcanzar a los 5 años de edad. Si la enuresis persiste, hay que descartar una causa orgánica o psicológica.

Higiene del sueño

La falta de sueño se asocia con alteraciones en la motivación, la emoción y el funcionamiento cognitivo. Pero, también con un mayor riesgo de enfermedades graves como la diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Por tanto, es necesario llevar a cabo una serie de actuaciones, conocidas como higiene del sueño, para alcanzar un sueño saludable que comporte una mejor calidad de vida. Entre estas recomendaciones, destacamos:

  • Evitar el uso de dispositivos electrónicos con emisión de luz al menos dos horas antes del horario de sueño habitual.
  • Dormir en oscuridad, no dejando la luz o la televisión encendidas. Utilizar un antifaz en el caso de que no pueda evitarse la contaminación lumínica procedente de la calle.
  • Asegurar que el ambiente para dormir sea silencioso.
  • Mantener la temperatura de la habitación entre 18-21 °C.
  • Limitar la siesta a un máximo de 20-30 min tras la comida. Pero evitarla si contribuye a una mayor dificultad para dormir por la noche.
  • Mantener un horario regular de comidas y evitar comidas copiosas durante el turno de noche.
  • Evitar los alimentos que producen flatulencia, acidez o reflujo.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • No ingieras líquidos antes de ir a dormir durante el día.

Referencias
https://ses.org.es/docs/rev-neurologia2016.pdf
https://www.sepeap.org/wp-content/uploads/2014/11/Parasomnias-episodios-anormales-durante-el-sue%C3%B1o.pdf

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias:
Descanso sano