Dolor de lumbares, ¿por qué aparece y cómo aliviarlo?

Seguramente todos habremos oído decir a alguien “¡cómo me duelen las lumbares!”. Pero ¿qué hay exactamente detrás de esta frase y del dolor de lumbares?

Por qué se produce el dolor de lumbares

¿Qué son “las lumbares”?

Cuando se habla de “las lumbares” nos estamos refiriendo a las vértebras lumbares. La columna vertebral es el eje de nuestro cuerpo, la estructura ósea más importante y es que de aquí parten, directa o indirectamente, el resto de los huesos del esqueleto.

La columna vertebral está compuesta por 24 vértebras individuales. Son 7 vértebras cervicales, 12 dorsales o torácicas y 5 lumbares. Además de 5 vértebras sacras fusionadas, que forman el hueso sacro.

El peso que tienen que soportar las vértebras aumenta según nos dirijamos hacia abajo, de manera que las vértebras lumbares son las vértebras individuales que más peso soportan, de hecho, su tamaño es mayor que el de las dorsales y las cervicales, para adaptarse a esto.

Curvas de la columna vertebral

Por otra parte, la columna vertebral no es recta, sino que presenta unas curvas hacia delante o hacia atrás que le confieren estabilidad y movilidad. En la región lumbar existe una curva hacia delante, llamada lordosis lumbar.

La posición de la lordosis lumbar es muy importante porque de ella depende que la carga que tienen que soportar estas vértebras esté bien o mal repartida.

Cambios en la curvatura, tanto por rectificación como por estar más pronunciada, alteran el reparto del peso en las vértebras, pudiendo producir daños en el propio hueso o en los tejidos adyacentes.

Pero no olvidemos que los huesos pertenecen en conjunto a lo que llamamos aparato locomotor. Es decir, nuestro esqueleto no tendría sentido si no estuviera dotado de movimiento y este movimiento se hace gracias a los músculos, que tienen la capacidad de contraerse o relajarse y de los tendones que conectan los músculos a los huesos.

Causas comunes del dolor de lumbares

Músculos de la zona lumbar

De manera general, a lo largo de toda la columna vertebral existen músculos extensores, que son capaces de mover la columna vertebral hacia atrás. Así como músculos flexores, que son los que la flexionan hacia adelante. También están los oblicuos, que son los que consiguen el movimiento rotatorio hacia uno u otro lado.

En concreto en la zona lumbar existen varios planos musculares.

  • Un plano más profundo formado por los llamados músculos paravertebrales. Son los que se encuentran directamente en las vértebras. Son, en realidad, un conjunto de numerosos músculos pequeños pero que, en sinergia, confieren una gran movilidad a la columna en los tres ejes.
  • Más superficial a este plano se encuentran los grandes músculos. Es decir, el psoas y el cuadrado lumbar. Ambos son músculos muy potentes, de gran superficie. El psoas consigue la flexión de la columna (nos inclinamos hacia delante). Mientras que la acción del cuadrado lumbar es la contraria (inclinación de la zona lumbar hacia atrás).

La complejidad de todas estas estructuras, la posición relativa entre unas y otras y su conexión directa con los miembros inferiores e indirecta con el resto del aparato locomotor, hace que sea frecuente la aparición del dolor de lumbares, debido a distintas causas y situaciones.

¿Por qué decimos que tenemos dolor de lumbares?

Efectivamente, cuando decimos “me duelen las lumbares” en realidad podemos estar hablando de dos cosas distintas. O bien de un dolor que realmente se inicia en las vértebras lumbares. O bien de un dolor de los músculos de la zona lumbar.

En realidad el término correcto para englobar el dolor de lumbares es el de lumbalgia (dolor de la zona lumbar) o dicho de una manera más popular, lumbago.

Causas del “dolor de lumbares”

Si el dolor proviene realmente de las vértebras, lo más probable es que se trate de una artrosis. El dolor entonces es constante, puede irradiarse hacia abajo y empeora después de caminar o estar mucho tiempo de pie.

Es también muy típico que haya más dolor al iniciar el movimiento después de un período de reposo, como que “cuesta arrancar”; por eso, a las personas que sufren de artrosis lumbar se les recomienda que alternen los periodos de descanso con los de actividad física. Además, lo habitual es que estas personas tengan artrosis en otras articulaciones tanto de la propia columna vertebral como en caderas o rodillas.

Dolor de lumbares, ¿por qué aparece y cómo aliviarlo?: dolor articular artritis rodilla - HeelEspaña

La osteoporosis también produce dolor óseo. Un dolor sordo y continuo que además se puede ver agravado por fracturas patológicas, es decir, por fracturas óseas que se producen ante mínimos estímulos externos.

Otra causa frecuente de dolor de lumbares es la aparición de hernias discales. Los discos intervertebrales son pequeñas almohadillas situadas entre cada dos vértebras y que actúan como amortiguadores.

A veces estas almohadillas se deforman y comprimen las raíces nerviosas que se encuentran entre las vértebras, produciendo un dolor intenso, de tipo calambroideo, que se irradia generalmente hacia la pierna.

Otra causa del dolor lumbar: los músculos de la zona

Lo más habitual es que el dolor lumbar no esté causado por “las lumbares”, sino por la musculatura de la zona. Cuando los músculos se contraen excesivamente y no consiguen relajarse, se produce un dolor que puede llegar a ser muy intenso y muy invalidante.

El dolor muscular se diferencia muy bien porque suele ser de aparición brusca, a menudo tras un movimiento forzado o una mala postura.

Este dolor impide la movilidad de la columna y dificulta mucho el poder sentarse o levantarse o caminar con normalidad.

¿Cómo aliviar el dolor de lumbares?

Consejos para aliviar el dolor de lumbares

Cuando se produce la lumbalgia o dolor en la zona lumbar, producido por contractura muscular, es conveniente seguir estos consejos:

  • En el período agudo hay que evitar el ejercicio y movimientos bruscos. No conviene tampoco un reposo absoluto en cama, es mejor hacer movimientos suaves y cambiar con frecuencia de posición.
  • El calor ayuda a la relajación muscular. Mejor el calor seco, con una almohadilla eléctrica o con una toalla calentada con la plancha o en un radiador.
  • También la ducha con agua caliente dirigida a la zona es recomendable. Secando bien después toda la región lumbar.

Y, para cuando el dolor vaya cediendo, es conveniente:

  • Hacer ejercicios de estiramiento de los músculos lumbares. En personas propensas a padecer lumbalgias, esto debería ser un hábito constante.
  • Tener una actividad física regular. Nadar es un deporte muy adecuado para las personas con problemas de espalda.
  • Si se tiene sobrepeso es el momento de plantearse llevar una dieta adecuada.
  • Si el dolor no desaparece o aparece con mucha frecuencia, hay que acudir al médico para que haga un diagnóstico adecuado y establezca el tratamiento correspondiente.

Aliviar el dolor de lumbares con ejercicios

Como siempre, los hábitos saludables de vida, en este caso un ejercicio que fortalezca la musculatura lumbar y abdominal, son imprescindibles para mantener un buen estado de salud y de bienestar.

Bibliografía
https://www.elespanol.com/como/aliviar-dolor-lumbago-trucos-consejos/471703594_0.html
https://cuidateplus.marca.com/bienestar/2018/07/18/dolor-lumbar-ejercicios-mejorarlo-166340.html
http://www.nopiensescorre.com/2017/10/11/cuales-son-los-musculos-implicados-en-los-dolores-lumbares/

Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente trabajo como Gerente dentro del departamento Médico en Laboratorios Heel España y soy autora de artículos en revistas y blogs y he escrito algunos libros de divulgación científica sobre nutrición y salud.
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.

Categorias:
Entorno saludable