Estrés y ansiedad con la nueva normalidad | 5 TIPs para superarlo

Hemos padecido un confinamiento domiciliario sin precedentes en nuestro país, propiciado por la pandemia de la Covid-19. Este duro golpe generó un gran impacto en el bienestar físico y psicológico de las personas.

Covid 19 y cómo aliviar la ansiedad por la nueva normalidad

Pero, tras unos meses más relajados, nos damos de frente con la nueva realidad. “Vienen meses duros” es lo que oímos a nuestros políticos y médicos constantemente.

Por tanto, es lógico pensar que tanta incertidumbre por nuestra salud y economía, nos lleve, nuevamente, a sentir ansiedad. ¿Qué se puede hacer para superarlo?

Efectos psicológicos del confinamiento

Durante el confinamiento provocado por la pandemia, nos encontramos fuera de lugar y de nuestra zona de confort. La circulación estaba limitada a actividades de primera necesidad y sólo estaban permitidos los desplazamientos al lugar de trabajo o centro de salud, con las actividades culturales, artísticas o deportivas cerradas. Los niños en casa, sin colegio y los padres que pudieron, en casa con ellos, teletrabajando y ejerciendo de profesores de sus hijos.

El miedo al contagio, la dificultad para concentrarse, sentimiento de culpa, cambios de humor e irritación y enfado son algunos de los aspectos a los que se refieren muchas personas preguntadas de aquello que han sentido durante el confinamiento.

Recomendaciones generales para superar la ansiedad por la nueva normalidad

No vienen tiempos mejores para parar el virus. Sin embargo, podemos intentar llevarlo lo mejor posible. Pensar en positivo, ya que hemos pasado un confinamiento severo y podemos estar mejor preparados para unas semanas que se presentan complicadas.

Soluciones para evitar tener ansiedad por la nueva normalidad

Dormir lo necesario

Es importante dormir un mínimo de 8 o 9 horas diarias. Si lo necesitas, duerme una pequeña siesta.

El sueño es un proceso biológico que ocupa la tercera parte de la vida del ser humano y es fundamental para regular nuestro sistema inmune. Mientras dormimos, nuestro sistema defensivo aprovecha para regenerarse y fortalecerse, y se realizan funciones de eliminación de toxinas y productos de deshecho.

Es cierto que cuando se tiene estrés o ansiedad es más difícil conciliar el sueño. Con estas pautas, puedes conseguir dormir lo necesario:

  • Mantén horarios fijos para irte a la cama.
  • Cena poco y pronto. Evita irte a la cama justo después de haber cenado.
  • Evita la cafeína.
  • Toma un baño caliente antes de irte a dormir.
  • Practica ejercicio moderado. Pero hazlo, por lo menos, dos horas antes de irte a la cama.
  • La habitación tiene que tener una temperatura adecuada. Lo aconsejable es entre los 18 y 21 grados.
  • Evita los dispositivos electrónicos.
  • Practica alguna técnica de meditación o aprende técnicas de respiración.

 

Disfruta de pequeñas cosas

La lectura de un libro, escuchar música o ver una película o serie consiguen que estés activo mentalmente, y constituye una excelente estrategia para regular las emociones y el cuerpo.

También puede ayudarte el mantenimiento del contacto con las personas queridas. Gracias a la tecnología, podemos seguir cultivando nuestras relaciones sociales mediante el teléfono o las videollamadas.

Practica ejercicio

El ejercicio físico es un pilar fundamental para mantener un adecuado estado de salud, por el contrario, el sedentarismo y la inactividad tienen consecuencias negativas.

Nuestro cuerpo está diseñado para estar en movimiento, es importante incorporar el ejercicio físico como algo habitual en la vida diaria.

Tenemos que encontrar el ejercicio más adecuado a las circunstancias: bicicleta estática, sacar al perro y dar un paseo, abdominales o el yoga pueden ser interesantes de practicar.

El ejercicio previene el estrés y la ansiedad de esta nueva normalidad, pero también:

  • Fortalece los huesos.
  • Aumenta la fuerza muscular y la flexibilidad.
  • Ayuda a controlar el peso.
  • Previene enfermedades cardiovasculares y la diabetes.
  • Favorece el tránsito intestinal.
  • Mejora la autoestima y el estado de ánimo.
  • Mejora la calidad del sueño.

Cuida la alimentación

Procura comer sano y equilibrado. Evita aumentar la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas o azúcares refinados. Es importante evitar el alcohol o la cafeína. Consume más alimentos que te aporten energía y vitalidad.

Una alimentación saludable para intentar paliar los efectos de la ansiedad por la nueva normalidad sería:

  • Aliméntate todos los días con hortalizas, verduras, setas y fruta.
  • Consume carne, pescado, huevos y marisco variada.
  • Imprescindible, todos los días, el aceite de oliva
  • Aumenta el consumo de caldos de huesos o de espinas de pescado
  • Toma lácteos como el yogur
  • Bebe agua. Y, si lo deseas, infusiones sin edulcorar

Manejo de la información

Consigue aliviar el estrés y la ansiedad por la nueva normalidad

Es bueno mantenerse informado, pero evitando la sobreexposición a la información en los casos en que la persona compruebe que le altera emocionalmente. Verse afectado emocionalmente en esta situación de pandemia, es lo más lógico.

Hay que entender que las reacciones emocionales como, la ansiedad por la nueva normalidad, estar preocupado, sentir desesperanza o incertidumbre entra dentro de lo esperable. Pero si todas estas emociones consiguen superar los recursos de la persona para superarlo, es momento de desconectar informativamente hablando.

Cómo alejar la ansiedad por la nueva normalidad

Referencias

https://www.mindicsalud.com/blog/como-distinguir-los-sintomas-de-ansiedad-de-los-sintomas-del-covid-19
https://kidshealth.org/es/parents/coronavirus-calm-esp.html
https://www.infosalus.com/nutricion/noticia-pandemia-aumentado-numero-pacientes-trastorno-conducta-alimentaria-20201027143358.html

Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Lda. Laura Arbeloa Jiménez
Licenciada en Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Actualmente trabajo en Heel España realizando diferentes funciones de comunicación corporativa y marketing.
Más información >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *