Fisura anal | Síntomas y tratamiento

La fisura anal es una pequeña ulceración, desgarro o corte en la parte interna del canal anal.

Esta lesión es la causa más frecuente de dolor y hemorragia en el ano después de defecar. Es una lesión de la que no se conoce su origen y los mecanismos no son del todo conocidos.

La mayoría de las veces, la fisura se presenta como una lesión que no es grave, pero existen casos en los que es necesario realizar un adecuado diagnóstico para descartar otras patologías. La fisura suele ser corta, de no más de 1 cm de longitud, pero a veces puede ser muy profunda, comprometiendo al tejido muscular.

Cuida la fisura anal en el embarazo

Puede afectar a personas de todas las edades y con frecuencia se observa en niños, ya que el estreñimiento es un problema asociado en estos casos.

La fisura anal no complicada suele curarse de forma espontánea en unas semanas (5 o 6), pero existen otros casos en los que la fisura se convierte en crónica.

Ciertos tratamientos ayudan a aliviar las molestias, incluyendo ablandadores de heces y analgésicos tópicos.

¿Cuáles son las causas de las fisuras?

Una fisura anal se puede producir por el paso de heces duras y compactas a través del ano. Tanto el estreñimiento como la diarrea crónica pueden producir desgarros en la región anal, pero cabe señalar que solo el 25% de pacientes que tienen fisura anal padecen estreñimiento. Se ha postulado también con otras causas como son:

  • Realizar esfuerzos importantes al evacuar (embarazo)
  • Infecciones
  • Isquemia. Disminución del flujo sanguíneo en la zona anal
  • Hipertonía o aumento del tono muscular de reposo del esfínter interno del ano.

Parece ser que el origen y desarrollo de las fisuras anales crónicas está determinada por la existencia de dos condiciones:la hipertonía del esfínter interno y la isquemia regional. El estreñimiento, cuando se produce, debe ser considerado un factor precipitante, y puede tener un papel determinante en el origen de las fisuras agudas.

Aun así, no se conoce cuál es la causa primaria que provoca las fisuras. Existe evidencia de que el estrés psicológico produce una elevación importante de la presión a nivel del ano.

 

Situaciones patológicas que provocan fisura anal

En otros casos las fisuras pueden producirse como consecuencia de otras situaciones patológicas:

  • Enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn
  • Neoplasia
  • VIH
  • Tuberculosis
  • Enfermedades de transmisión sexual (Herpes, sífilis, etc)
  • Traumatismo
  • Enfermedad hemorroidal previa
  • Cirugía anal previa

Consejos para aliviar la fisura anal

¿Cuáles son los síntomas de una fisura anal?

Los síntomas típicos de la fisura anal son el dolor intenso y desproporcionado durante la defecación o después de la misma que dura desde minutos a algunas horas, el sangrado de aspecto rojo brillante que mancha el papel higiénico y el prurito o picor.

El dolor de las fisuras anales se manifiesta como un dolor intenso durante la defecación, posteriormente se alivia y finalmente vuelve a aparecer un dolor urente o ardor.

Es frecuente que cerca de la fisura encontremos un bulto, se debe a una reacción de los tejidos cerca de la fisura.

Las fisuras anales son comunes durante la infancia. Los adultos mayores también son propensos a las fisuras anales debido a la reducción del flujo sanguíneo en el área anorrectal. Durante y después del nacimiento, las mujeres están en riesgo de fisuras anales debido al esfuerzo durante el parto.

Aquellas personas que sufren enfermedad inflamatoria intestinal presentan un mayor riesgo de padecer fisura anal. La inflamación que ocurre en la mucosa intestinal hace que el tejido alrededor del ano tenga más probabilidades de desgarrarse.

Las personas que presentan estreñimiento con frecuencia tienen un mayor riesgo de fisuras anales. El esfuerzo y las heces grandes y duras son las causas más comunes de las fisuras anales.

Cuáles son los síntomas de la fisura anal

¿Cómo se diagnostican las fisuras?

El diagnóstico de fisura anal lo realiza el médico a través del examen clínico. En algunas ocasiones, es posible que sea necesario realizar un examen rectal con un anoscopio, para facilitar la visualización del desgarro y poder confirmar el diagnóstico.

Al explorar la zona anal, no es raro encontrar otras causas de dolor anal o rectal como son las hemorroides. En algunos casos de dolor rectal, es posible que sea necesario realizar otras pruebas diagnósticas (endoscopia, biopsia, etc.) para evaluar mejor los síntomas.

¿Cómo prevenir y tratar la fisura anal?

La primera medida que hay que tomar es evitar el estreñimiento mediante una dieta rica en fibra o bien la toma de suplementos de fibra que actúan aumentando el volumen de las heces o ablandando las heces para inducir deposiciones blandas sin diarrea.

La mayoría de las fisuras anales no requieren tratamiento. Sin embargo, ciertas medidas pueden ayudar a aliviar los síntomas molestos. Estas medidas son:

  • Utilización de fibra, si es posible junto con probióticos. Los probióticos estimulan el tránsito intestinal. A veces, los laxantes osmóticos pueden ser necesarios.
  • Adecuada hidratación
  • Dieta adecuada rica en fibra como las frutas y las verduras
  • Evitar y tratar la diarrea crónica, algunos pacientes presentan fisuras anales cuando padecen un cuadro diarreico de forma crónica.
  • Utilización de baños de asiento con agua tibia, ya que relaja los músculos anales, alivia la irritación e incrementa el flujo sanguíneo en el área anorrectal.
  • Utilización de un gel o pomada de aplicación tópica que ayude a la hidratación de la zona, quite el dolor y escozor, proteja la zona y facilite la cicatrización. Actualmente existen productos con principios activos que actúan de forma sinérgica y que pueden utilizarse durante periodos más largos de tiempo.

Componentes como el aloe barbadensis, aceite de jojoba, el ácido hialurónico, etc. consiguen calmar y proteger la mucosa inflamada.

Además, contrarrestan el dolor, el ardor y el escozor. En concreto, el ácido hialurónico, logra mantener un grado correcto de hidratación de la mucosa, favoreciendo el proceso de reepitelización y atenuando el picor.

Otros tratamientos médicos

Cuando los síntomas no se alivian en las dos primeras semanas se debe consultar con el médico para evaluar la situación. El médico puede recomendar otros tratamientos:

  • Aplicaciones tópicas de nitroglicerina para promover el flujo sanguíneo en esa área o una crema de hidrocortisona, para ayudar con la inflamación
  • Aplicación de anestésicos tópicos como lidocaína en el ano para aliviar la molestia.
  • Utilización de toxina botulínica en inyecciones locales. La toxina evita los espasmos anales y paraliza los músculos de la zona, permitiendo que la fisura cicatrice.
  • Utilización por vía oral y tópica de bloqueantes de los canales del calcio que pueden relajar los músculos del esfínter y permitir que cicatrice la fisura anal.
  • Si finalmente la fisura no responde a estos tratamientos será necesario utilizar tratamiento quirúrgico. Consiste en la realización de una pequeña incisión en el esfínter interno (esfintertomía) para relajar el músculo que permite que la fisura se cierre.

Referencias
• Estrada, J. P., Martinena, E., Marín, L., & Fernández, J. (2001). Terapéutica. El tratamiento actual de… las fisuras anales. Medicina integral: Medicina preventiva y asistencial en atención primaria de la salud, 37(4), 170-191.
• Salas, E. S. (2016). Fisuras anales. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica, 72(615), 261-264.
• Colombatto, G. C., & Ibáñez, P. E. FISURA ANAL.
• Kent, I., Gilshtein, H., & Wexner, S. D. (2020). Fisura anal: anatomía, patogenia y tratamiento. Revista argentina de cirugía, 112(4), 388-397.

Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Dr. Julián Antonio Carvajal Gómez
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, desde el año 2013 hasta la actualidad trabajo como Medical Science liaison (MSL) en el departamento médico de Heel España. 
Más información >

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info