Dolor al defecar, ¿cómo aliviarlo?

Las causas por las que se produce dolor al defecar son variadas y, por fortuna, la mayor parte de ellas tiene solución. Algunas de ellas son las hemorroides, la fisura anal o la fístula anorrectal. Pero no son las únicas.

Por qué tengo dolor al defecar

¿Qué definimos como dolor?

El dolor se define como una experiencia sensorial y emocional desagradable. Si atendemos únicamente a esta definición, podríamos entender el dolor como algo negativo de lo que tenemos que huir.

Sin embargo, aunque nos pueda parecer extraño, hay que entender que el dolor tiene un propósito: es la forma en la que nuestro organismo nos avisa de que algo va mal.

Por supuesto, que una vez que hemos atendido al aviso y que hemos descubierto qué nos quiere contar (es decir, una vez que se ha establecido un diagnóstico), ya pierde la utilidad y hay que seguir el tratamiento adecuado para que el dolor desaparezca, a la vez, por supuesto, que se trata la causa que lo produjo.

¿A qué nos referimos con dolor al ir al baño?

Cuando hablamos molestias al defecar, hay que tener en cuenta lo anterior. En un primer momento, lo importante no es si el dolor es intenso o leve o si me da más o menos vergüenza decírselo al médico.

Lo realmente importante es entender que hay algo que no está bien en esa zona, que se nos ha “encendido” un aviso y hay que saber cuál es el problema.

Motivos de dolor al defecar

Causas que provocan molestias al defecar

Las causas por las que se produce dolor son variadas. Por eso es muy importante establecer el diagnóstico adecuado.

Entre las principales causas más frecuentes encontramos:

Hemorroides

Problemas que hacen que tengamos dolor al defecar

Es la causa más frecuente de todas. Se trata de la inflamación de las venas que se encuentran en la zona anal y rectal. Estas venas por diferentes causas se congestionan e inflaman.

Pueden permanecer durante tiempo sin producir síntomas, pero en ocasiones la inflamación aumenta o se produce incluso un trombo en el interior del vaso y aparece lo que se denomina una crisis hemorroidal.

El dolor puede llegar a ser muy intenso y se acompaña también de picor y escozor en la zona e incluso de sangrado. Es muy importante evitar el estreñimiento, realizar una higiene adecuada de la zona (mejor con agua y jabón que con papel).

El tratamiento consiste en pomadas con efecto analgésico y antipruriginoso y venotónicos, es decir, fármacos que mejoren la circulación venosa. Si estos tratamientos no consiguen resolver el problema, se puede recurrir a tratamientos instrumentales y quirúrgicos.

 

Fisura anal

Es una herida longitudinal o desgarro en la mucosa del canal anal. Generalmente es muy dolorosa.

La base del tratamiento consiste en evitar el estreñimiento. Se pueden aplicar también pomadas analgésicas y en algunos casos hay que recurrir a la cirugía.

Causas del dolor al defecar

Fístula anorrectal

Es una comunicación entre el recto y la piel, un pequeño túnel que comunica el recto con el exterior, encontrándose la salida generalmente cerca del ano.

El trayecto fistuloso a menudo se infecta por el contacto con las heces y puede supurar. Es común que produzca dolor. La salida de una pequeña cantidad de heces por el orificio, es un signo que el paciente detecta enseguida.

El tratamiento va encaminado a cerrar la comunicación. Habitualmente se hace con láser pero también puede requerir cirugía.

Absceso perianal

Se trata de una infección en la región anal. Puede deberse a una fisura o una pequeña herida que se infecta.

Se produce entonces un acúmulo de pus y un dolor muy importante. El tratamiento es con antibióticos y drenaje quirúrgico.

Por qué se tiene dolor al defecar

Coxigodinia

sta palabra tan compleja significa únicamente dolor en el coxis. El coxis es un pequeño hueso situado en la parte más inferior de la columna vertebral.

Por una caída o un golpe puede fisurarse y eso produce un dolor intenso al sentarse y a veces también al defecar. El tratamiento principal es a base de antiinflamatorios y reposo.

Estreñimiento

Evita el estreñimiento con dieta sana

En muchas ocasiones el dolor durante la defecación es por algo tan simple como el estreñimiento. Las heces se vuelven más duras y por tanto más difíciles de evacuar.

El paso por el esfínter anal se vuelve doloroso. El problema es que como la persona sabe que al defecar va a tener dolor, seguramente se retrae de ir al baño, lo que endurece aún más las heces y se agrava la situación.

El tratamiento se basa en beber agua suficiente para fluidificar las heces, aumentar la ingesta de fibra en la dieta y/o en forma de complementos nutricionales y administrar probióticos que ayuden a regular el tránsito intestinal.

Proctalgia funcional

Proctalgia significa dolor en el ano y en medicina decimos que algo es funcional cuando no existe una razón anatómica para que ocurra.

Es decir, si una persona tiene dolor en el ano y no se puede ver nada de lo que hemos nombrado anteriormente, diremos que es un dolor funcional, que puede a su vez dividirse en crónico, cuando el dolor dura más de 20 minutos y fugaz, cuando son picos de dolor que van de segundos hasta pocos minutos. La razón para esta proctalgia puede ser muscular o de tipo nervioso.

Otras causas

Otras patologías más graves como el cáncer rectal, la enfermedad de Chron o la colitis ulcerosa son mucho menos frecuentes pero pueden manifestarse al principio como molestias al defecar, por lo que es importante hacer el diagnóstico temprano cuando aparece este síntoma.

Consejos para evitar el dolor al defecar

Consejos para tratar el dolor en el ano

Ahora ya conocemos las causas principales de dolor en el ano. Entonces, ¿qué es lo que tenemos que hacer si aparece este síntoma?

En primer lugar acudir al médico para que pueda decirnos cuál de las causas anteriores es la culpable. A continuación, por supuesto, seguir el tratamiento y los consejos que el médico nos indique.

Pero además es conveniente seguir una serie de hábitos que nos pueden ayudar:

  • Agua y fibra. Dos elementos básicos en nuestra dieta diaria. Imprescindibles para conseguir un tránsito intestinal adecuado.Alimentos con alto contenido de fibra
    En el mercado hay productos que combinan fibra con probióticos, lo que les hace ideales para conseguir una buena función intestinal.
  • Agua y jabón. Para la limpieza de la zona. El lavado es siempre mucho mejor que el papel, por supuesto, siempre que sea posible. El jabón debe ser neutro para no irritar ni dañar la piel.Se discute si en los pacientes con hemorroides o con fisura, son mejores los baños de asiento con agua fría o con agua templada.

    Parece que los pacientes pueden tener una más inmediata sensación de alivio con el agua fría, pero puede ocasionar un efecto rebote, por lo que se tiende a recomendar el baño de asiento con agua templada.

  • Si el diagnóstico es hemorroides o fisura y el médico ya ha excluido otras causas, se pueden emplear pomadas analgésicas para mitigar las molestias.Existen en el mercado pomadas formuladas con principios activos de origen natural que pueden ayudar a disminuir el dolor.

Referencias

https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/hemorroides-y-fisura-anal/hemorroides-y-fisura-anal-concepto-y-causas/
https://www.elsevier.es/es-revista-cirugia-espanola-36-articulo-tratamiento-del-dolor-anal-por-S0009739X10002204
https://www.topdoctors.es/articulos-medicos/dolor-anal-diagnostico-y-tratamiento

Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Dra. M. Magdalena Mejias Moreno
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente trabajo como Gerente dentro del departamento Médico en Laboratorios Heel España y soy autora de artículos en revistas y blogs y he escrito algunos libros de divulgación científica sobre nutrición y salud.
Más información >

2 responses to “Dolor al defecar, ¿cómo aliviarlo?

  1. Despues de hacer pis porque tengo molestias en el ano no tengo molestas al hacer pis orino bien pero nunca se me quita el dolor anal con paracetamol mejora algo pero poco y nunca estoy estreñido boy bien al baño estoy aburrido

    1. En este blog damos algunas recomendaciones y consejos para mantener una vida sana, pero por responsabilidad, no podemos hacer diagnósticos online ni ninguna recomendación terapéutica.
      Cualquier patología necesita una valoración profesional que tenga en cuenta todos los posibles factores para hacer un correcto diagnóstico y realizar un tratamiento adecuado.
      Le recomendamos que acuda a su médico para que pueda ayudarle.
      Gracias por ponerse en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info