Vid Roja para la circulación de las piernas

Los trastornos del retorno venoso son muy frecuentes, consisten en una fallo en la circulación venosa de las piernas. Las piernas cansadas, dolor o calambres son algunos de sus síntomas. Para aliviarlos, existen ciertos tratamientos farmacológicos. Es cada vez más utilizada la vid roja para la circulación por sus propiedades.

Ventajas de la vid roja para la circulación

 

Trastornos del retorno venoso

Estos trastornos son muy frecuentes. Consisten en un fallo en la circulación venosa de las piernas. El aparato circulatorio es un complejo sistema de vasos sanguíneos, venas y arterias, que llevan la sangre por todo el organismo. El corazón actúa como bomba para impulsar la sangre por todo el recorrido. La misión principal de la sangre es llevar oxígeno a los tejidos. El oxígeno lo captan los pulmones del exterior.

El sistema es sencillo pero eficaz. La sangre pasa por los pulmones para oxigenarse y, de allí, vuelve al corazón donde se impulsa para que pueda llegar a todas las células del organismo.

Las células captan el oxígeno y devuelven la sangre sin oxigenar al corazón, para que la impulse de nuevo a los pulmones y allí se oxigene otra vez. Los vasos sanguíneos que llevan la sangre desde el corazón a los tejidos son las arterias y los que devuelven la sangre al corazón son las venas.

¿Qué pasa si falla este retorno?

Cuando la sangre tiene que volver desde las piernas al corazón, lo hace discurriendo por las venas de las extremidades inferiores. El problema es que la sangre tiene que ir de abajo hacia arriba, lo que para un líquido es algo complicado.

Para que este camino en contra de la gravedad pueda recorrerse, las venas tienen una serie de válvulas que a cada tramo van dejando que la sangre pase, pero cerrándose cuando esta intenta retroceder.

Vid Roja para la circulación de las piernas: piernas femeninas venas varicosas - HeelEspaña

Cuando estas válvulas se deterioran, no pueden cerrarse y parte de la sangre cae hasta el tramo anterior. El deterioro de estas válvulas suele acompañarse de una pérdida de la tonicidad de las paredes de las venas. Es decir, una pared que debe ser elástica, pero firme, se hace más distensible.

Esto junto con el acúmulo de sangre condicionado por la incompetencia de las válvulas hace que las venas se engrosen, viéndose por debajo de la piel (venillas varicosas o varices según el tamaño). Y, al aumentar la presión de líquido dentro de la vena, se extravase parte del líquido, produciendo hinchazón (edema).

Síntomas

Al principio del proceso aparecen síntomas leves como piernas cansadas, dolor y calambres o sensación de calor. La aparición de edema o varices supone una fase más avanzada.

Tratamiento más adecuado

Estos problemas circulatorios tienen a menudo una base genética, por lo que no se puede hablar de “curación” del proceso, pero sí de tratamiento para conseguir una mejoría de los síntomas.

Mala circulación en pies y piernas

Una base fundamental del tratamiento son los llamados hábitos higiénicos, que consisten en una serie de cuidados en la vida diaria que pueden mejorar la circulación:

  • No permanecer mucho tiempo ni sentado ni de pie
  • Poner los pies en alto al estar sentado
  • No aplicar fuentes directas de calor
  • Mantener un peso adecuado
  • Hidratarse

Estas medidas son siempre necesarias y útiles en cualquier fase de la enfermedad.

¿Son útiles las medias elásticas?

También son muy adecuadas las medias elásticas, pues van a impedir la distensión de las venas y favorecer la circulación de las piernas. Las medias deben llevarse todo el día, no solo al salir a la calle.

¿Cuándo recurrir a tratamiento quirúrgico?

En casos avanzados puede ser necesario un tratamiento quirúrgico para eliminar los vasos más afectados, es decir las varices. Este tratamiento es estéticamente muy eficaz, pero no soluciona el problema de base de la circulación.

Tratamiento farmacológico

En cuanto al tratamiento farmacológico, los principios activos más utilizados son los presentes en plantas como la vid roja, el castaño de indias, el rusco o la centella asiática entre otros.

Estos principios activos son del grupo de los flavonoides que son compuestos que se encuentran de manera natural en vegetales y en frutas. En general los flavonoides tienen efecto antioxidante y una acción flebotónica o venotónica, es decir, son capaces de aumentar el tono de la pared de las venas, por lo que éstas mejoran su capacidad de contener la sangre sin distenderse.

Beneficios de la vid roja para la circulación

Dentro de las plantas ricas en flavonoides, una de las más estudiadas y de las más utilizadas es la vitis vinífera.

La vitis vinífera o vid roja ha sido utilizada desde hace mucho tiempo. Los viticultores franceses utilizaban las hojas de la vid tanto en infusión como en emplasto para aliviar el dolor y la hinchazón en las piernas derivados de estar muchas horas de pie durante la vendimia. Actualmente se conoce el contenido de flavonoides en las hojas de la vid. Y, actualmente, se ha estandarizado su extracto, lo que permite utilizar la dosis necesaria de manera precisa.

Se ha demostrado que el extracto de hoja de vid roja tiene una acción sobre las paredes de los capilares sanguíneos (los vasos de menor diámetro). Consigue disminuir su permeabilidad, lo que disminuye la posible salida de líquido del vaso, disminuyendo el edema. Y, además, aumenta la elasticidad de los vasos sanguíneos, mejorando así la circulación.

Cómo nos ayuda la vid roja para la circulación

Existen estudios clínicos que han demostrado que el extracto seco de hojas de vitis vinífera, en dosis diaria de 360 mg, administrado durante un período de 10-12 semanas a pacientes con trastornos circulatorios venosos leves o moderados, consigue una disminución del edema que aparece en los tobillos. Además, consigue una mejoría de los principales síntomas asociados a esta patología.

La vid roja tiene además un marcado efecto antioxidante. Protege a las células de las paredes de las venas del efecto negativo de los radicales libres.

Actualmente existen presentaciones tanto orales como tópicas. Estas últimas facilitan además el masaje ascendente, favoreciendo el flujo de la circulación de retorno.

¿Tiene beneficios la vid roja para la circulación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *