Por qué nos repite la comida | Soluciones para el reflujo gástrico

Se acerca la primavera y empezamos a salir a las terrazas para comer o cenar. Son las fechas en las que las comidas y cenas con amigos son más habituales. Además de abundantes, se suele comer comidas sabrosas y grasientas, acompañadas de vino. Y ello provoca provoca digestiones pesadas y reflujo gástrico.

¿Qué provoca el reflujo gástrico? - HeelEspaña

¿Por qué se produce el reflujo gástrico?

En la unión del esófago y el estómago existe un esfinter llamado cardias o esfínter esofágico inferior que impide que el contenido del estómago llegue de nuevo al esófago.

Cuando el esfinter funciona de forma incorrecta (incompetencia), o por otras circunstancias como una hernia de hiato, la comida que hemos ingerido vuelve de nuevo al esófago produciendo la expulsión de gases o regurgitación de comida. Es decir, se produce el reflujo gástrico.

El reflujo gástrico es bastante frecuente y aproximadamente hasta un 30% de la población presentará problemas de este tipo alguna vez. Es la alimentación, el factor que más influencia tiene en relación a este trastorno.

¿Cómo evitamos que la comida nos repita?

Por qué nos repite la comida | Soluciones para el reflujo gástrico: sintomas reflujo gastrico heelespana - HeelEspaña

Que nos repita la comida no se debe asociar a una mala digestión, si no que la ingesta de comidas copiosas o de determinados alimentos como por ejemplo alimentos ricos en grasas producen una mala motilidad del estómago y puede hacer que la comida nos repita.

De hecho los alimentos que más suelen producir esta sintomatología son los grasos o los muy condimentados. Que nos repita la comida se relaciona con un mal funcionamiento del cardias (esfínter esofágico inferior) o bien con la presencia de reflujo gastro-esofágico.

    • Lo primero que se debe hacer para evitar el reflujo es evitar las comidas copiosas. Y evita los alimentos muy condimentados o preparados que contengan conservantes. Pero, sobre todo, los que cuenten con un gran contenido de grasas.
    • Se debe comer 5 o 6 veces al día en cantidades más pequeñas y evitar comidas copiosas en un intento de saciar el hambre.
    • Una buena y adecuada alimentación junto con el establecimiento de un peso adecuado y cambios en nuestro estilo de vida mejorarán nuestra salud digestiva. Se debe evitar los alimentos que irritan el estómago como el té, los picantes y el alcohol.
    • También se debe evitar la ingesta de alimentos ácidos de forma excesiva.
    • Es importante evitar el estreñimiento, en estos casos son útiles los probióticos, prebióticos y simbióticos.
    • Es muy adecuado reducir el consumo de productos animales. Estos requieren de mayor tiempo de digestión y liberan más cantidad de jugo gástrico. Esto crea un ambiente ácido en el estómago que propicia la aparición de reflujo.
    • Al ingerir una dieta adecuada, el ácido que produce el estómago se neutraliza por la acción de los alimentos y hace que no haya sensación de ardor o acidez.
    • Es importante evitar el sedentarismo, quedarse después de comer sentado no es aconsejable. Es aconsejable realizar pequeños paseos o movimientos relajantes para mejorar los problemas digestivos y en todo caso se debe evitar acostarse después de haber comido.

  • Masticar bien los alimentos es un factor importante ya que, al comer deprisa tragamos mucho gas, provocando distensión del estómago que puede provocar molestias. Se debe masticar lentamente, introducir poca cantidad de comida y evitar tragar aire al comer. Así evitaremos uno de los síntomas frecuentes como es la presencia de dolor o distensión abdominal. La mayoría de los eructos se producen por tragar aire en exceso. Este aire casi nunca llega al estómago, sino que se acumula en el esófago. El reflujo a veces puede causar eructos excesivos.
  • Es aconsejable no fumar y tomar bebidas gaseosas o carbonatadas.

Alimentos a evitar

Por qué nos repite la comida | Soluciones para el reflujo gástrico: controla reflujo gastrico heelespana - HeelEspaña

La dieta mediterránea es la dieta más adecuada para evitar que la comida nos repita.

Estos son los principales alimentos que debemos evitar si sufrimos de reflujo gástrico:

  • Bollería, repostería, pastelería. Especialmente la industrial.
  • Verduras y hortalizas ácidas, como el tomate, pimiento y la cebolla.
  • Las frutas ácidas. Como la naranja, la mandarina, el limón, pomelo, kiwi o piña.
  • Legumbres si están elaboradas con embutidos y excesiva grasa.
  • Leche y derivados lácteos enteros o azucarados.
  • Grasas y embutidos.
  • Pescados mejor los blancos o magros.
  • Huevos fritos.
  • Grasas.
  • Alcohol, bebidas con gas, refrescos carbonatados, zumos ácidos, zumos azucarados.
  • Platos preparados o precocinados, comidas muy condimentadas, especiadas o picantes.
  • No tomar alimentos guisados, fritos, estofados, rebozados o empanados.

Medidas que mejoran el reflujo gástrico

La población en general suele utilizar los antiácidos y el bicarbonato. Respecto a los primeros comentar que estos productos no se absorben en el estómago, se toman después de comer, entre media y una hora después y protegen al estómago de la secreción ácida.

En relación al bicarbonato, produce efecto rebote provocando más acidez. Por tanto, no se debe utilizar.

Por otro lado están los inhibidores de la bomba de protones. Su acción es bloquear las células productoras de ácido como son el omeprazol, lansoprazol, pantoprazol, rabeprazol y esomeprazol. Se toman antes de empezar a comer. Para utilizar estos productos se debe consultar con un médico. Y es que no es aconsejable abusar de estos tratamientos para evitar los problemas digestivos.

En algunos casos a veces es necesaria la cirugía como es el caso de la hernia de hiato, desplazando el estómago hacia abajo para evitar el reflujo.

La respuesta a los diferentes tratamientos es muy buena ya que el 90% de los pacientes responden a las medidas terapéuticas.

La utilización de probióticos o simbióticos para mejorar el estreñimiento o para mejorar las digestiones pueden ser efectivos, depende de la patología en concreto. Por ejemplo, se sabe que los probóticos y la fibra (sobre todo la soluble) mejoran la consistencia de las heces y la frecuencia de las deposiciones mejorando el tránsito intestinal.

Pero algunos probióticos también mejoran las digestiones al facilitar la absorción de nutrientes y favorecer el equilibrio de la microbiota intestinal. Además son seguros y bien tolerados por tanto, pueden ser una ayuda importante en el mantenimiento y mejora de la salud digestiva.

Qué síntomas provoca el reflujo gástrico - HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *