Síntomas de la alergia con la llegada de la primavera

Podría empezar este artículo diciendo que la primavera es la estación más alegre del año, o podría empezar este artículo diciendo que la primavera te pone las pilas con el aumento de las horas de luz y la temperatura comienza a ser tan agradable que apetece estar más tiempo fuera de casa. Podría empezar este artículo diciendo que la primavera te permite disfrutar de la explosión de colores que te brinda la naturaleza. Pero comienzo este artículo pensando en todas aquellas personas que con la llegada de la primavera sus síntomas de alergia se agudizan y buscan una solución para, precisamente, disfrutar de todo lo que te ofrece la primavera.

¿Por qué tengo alergia en primavera?

Las alergias surgen cuando nuestro sistema inmune reacciona ante una sustancia extraña. Puede tratarse del polen, del pelo de las mascotas o de un alimento. El caso es que lo que para la mayoría de las personas sería inofensivo porque el sistema inmunológico lo reconoce y lo “acepta” para un determinado número de individuos la exposición a ciertos elementos provoca una respuesta exagerada.

Nuestras defensas, si se padece una alergia, producen anticuerpos que identifican a un alérgeno o antígeno como dañino, incluso cuando no lo es. Se trata, por tanto, de un fallo del sistema inmunológico ya que reconoce como patógeno una sustancia que debería ser inofensiva para nuestra salud.

Síntomas de la alergia con la llegada de la primavera: flores primavera - HeelEspaña

¿Cómo se produce una alergia?

La reacción alérgica corresponde a una respuesta anormal y excesiva del sistema inmune al entrar en contacto con ciertas sustancias normalmente inofensivas a través de la respiración, la vía digestiva o por contacto cutáneo.

En una primera exposición con un antígeno, el organismo se encarga de fabricar anticuerpos específicos dirigidos a eliminarlo. Son las llamadas inmunoglobulinas que son un grupo especial de moléculas que se encuentran dentro de la familia de las proteínas.

En esta fase de sensibilización es posible que no se produzca ninguna reacción. Pero en un contacto posterior con ese mismo alergeno, estos anticuerpos reaccionan y provocan una cascada de reacciones de carácter inflamatorio que se manifiestan bajo la forma de rinitis, asma, eczema o conjuntivitis.

¿Todas las inmunoglobulinas son iguales?

Según las características y funciones, se pueden distinguir varios tipos de anticuerpos:

  • Inmunoglobulinas G

Se trata del tipo de anticuerpo más numeroso. Están presentes en la placenta de la madre y se transfieren al bebé en desarrollo.
Permanecen en el organismo toda la vida e intervienen en tareas imprescindibles como la activación de fagocitos, es decir, la activación de las células de la serie blanca encargadas de destruir células o restos que hay que eliminar.

  • Inmunoglobulinas M

Son las responsables del primer contacto con antígenos o alergenos identificados. Se encargan de activar o fomentar la acción de los macrófagos cuya acción es similar a la de los fagocitos.

  • Inmunoglobulina A

Suelen encontrarse aisladas o unidas en grupos de hasta tres individuos, es decir, monómeros, dímeros o trímeros.
Están presentes en todas las secreciones corporales como la leche materna, la sangre, el moco o las lágrimas, entre otras.

  • Inmunoglobulina D

Se conocen por ser el mayor componente de la superficie de los linfocitos B lo que va a permitir controlar la activación y supresión de los linfocitos. Parece ser que se pierden durante la estimulación antigénica.

  • Inmunoglobulina E

Este tipo de anticuerpo reside en tejidos corporales. Se trata de los receptores de los alergenos. Precisamente son los responsables de la respuesta exagerada del organismo, ya que se localizan en la membrana de los mastocitos que son células del sistema inmunitario que acumulan sustancias como serotonina, dopamina, citocinas, histamina, etc. Precisamente, al contacto con el antígeno se rompe la membrana de este mastocito que vierte al exterior la histamina, responsable de la reacción alérgica.

Síntomas de la alergia con la llegada de la primavera: tipos pruebas alergias - HeelEspaña

¿Por qué hay más alergias en primavera?

En la primavera se produce la gran mayoría de las reacciones alérgicas y tiene su porqué ya que es el periodo en el que muchas plantas producen polen, sustancia a la que es alérgica aproximadamente un 15% de la población.

Y este número de alérgicos aumenta cada vez más ya que la polución, es decir, esas partículas que permanecen constantemente en el ambiente sirven de vehículo para que el polen se expanda.
Por otra lado, el estrés también afecta a los árboles. En su caso, es la contaminación la que provoca que segregue más sustancias proteicas que afectan a la persona alérgica.

Según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, hay más de 8 millones de personas que sufren enfermedades alérgicas y, curiosamente, son más comunes en ciudades que en zonas rurales ya que la contaminación atmosférica favorece su efecto.

¿Cuáles son sus síntomas?

Evidentemente, las personas alérgicas no van a estar con síntomas durante toda la estación primaveral sino que estos síntomas se agravarán o aparecerán en aquellos días de mayor polinización, es decir, de mayor presencia de polen en el aire que se inhala. Para la mayoría de las personas, los síntomas más comunes son:

  • Picor en los ojos o en la nariz
  • Moqueo acompañado de congestión nasal
  • Rinitis
  • Tos, sobre todo, después de realizar ejercicio físico al aire libre
  • Sensación de dificultad respiratoria o asma
  • Enrojecimiento de la piel
  • Lagrimeo, ojos llorosos
  • Fotofobia o molestia frente a la luz
Síntomas de la alergia con la llegada de la primavera: primavera mocos - HeelEspaña

¿Alguna medida preventiva?

Las siguientes medidas de prevención pueden ayudar a reducir las molestias consecuencia de la alergia primaveral:

  • Si tenemos pensado, por ejemplo, planificar un viaje es importante estar al tanto de las concentraciones en granos/m3 actualizados de diferentes pólenes en varias provincias de España; www.polenes.com te dará la respuesta. Por otro lado, la aplicación polen control suma a la información anterior un seguimiento de los síntomas que podemos mostrar a nuestro médico para que realice un tratamiento adecuado.
  • No abrir las ventanas por la noche o al amanecer ya que los niveles de polen son más elevados.
  • La protección ocular es muy importante y el uso de gafas de sol es imprescindible.
  • Si viajas en coche, no está de más cerrar las ventanillas y aprovechar la eficacia de los filtros de polen del vehículo cuando pones el climatizador.
  • En época de polinización, no tiendas la ropa en el exterior y procura ducharte y deshacerte de la ropa usada nada más llegar a casa para eliminar los restos de polen.
  • Evita estar mucho tiempo en la calle, sobre todo, los días más ventosos.
  • Si fumas y tienes dificultades respiratorias durante los procesos alérgicos, es hora de que empieces a pensar en eliminar el tabaco de tu vida.
  • Algunos síntomas como la congestión nasal pueden aliviarse con productos de venta en farmacia que contienen chitosan vegetal que ayuda a eliminar el moco y dexpantenol que hidrata la mucosa. Te sentirás mejor

¡A disfrutar de la mejor estación del año!

BIBLIOGRAFÍA
https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/03_farmacoterapia_alergia.pdf

Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info