Tipo de dietas ¿hay alguna que perjudique a mi microbiota?

En el mundo de la nutrición, existen diversos tipos de dietas que prometen beneficios para la salud y el bienestar. Desde la famosa dieta mediterránea, reconocida por su papel en la longevidad, hasta la controvertida dieta keto, que busca la pérdida de peso a través de una alimentación baja en carbohidratos. A la hora de iniciar una dieta hay un factor importante a tener en cuenta y es cómo influye sobre la microbiota intestinal, si es beneficiosa o tiene efectos perjudiciales sobre ella. Del equilibrio de la microbiota depende el bienestar general.

Tipo de dietas ¿hay alguna que perjudique a mi microbiota?: comidas sanas - HeelEspaña

La importancia de una dieta variada y equilibrada

La importancia de una alimentación variada y equilibrada radica en el hecho de que los alimentos que consumimos proporcionan los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Una alimentación equilibrada implica incluir una variedad de alimentos en las cantidades adecuadas, de manera que se cubran todas las necesidades nutricionales. Esto implica consumir una combinación de carbohidratos, proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales.

Una alimentación equilibrada no solo contribuye a mantener un peso saludable, sino que también juega un papel fundamental en la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares. Además, una alimentación equilibrada proporciona la energía necesaria para llevar a cabo nuestras actividades diarias y promueve un buen estado de ánimo y bienestar general.

Para lograr una alimentación equilibrada, es importante evitar los alimentos procesados y ricos en azúcares añadidos, así como incorporar frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras en nuestra dieta diaria. También es fundamental mantenerse hidratado y limitar el consumo de alcohol y bebidas azucaradas.

Adoptar hábitos alimenticios saludables desde temprana edad es clave para asegurar un crecimiento y desarrollo óptimos, así como para prevenir problemas de salud en el futuro.

Dieta y microbiota

La dieta y la microbiota son dos elementos interconectados que desempeñan un papel crucial en nuestra salud.

La microbiota se refiere a la comunidad de microorganismos que habitan en nuestro tracto digestivo. Estos microorganismos descomponen los alimentos que consumimos y ayudan en la absorción de nutrientes esenciales. Además, la microbiota también juega un papel importante en la regulación del sistema inmunológico, entre otras muchas funciones.

El consumo de alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y granos enteros, fomenta el crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino.

Por otro lado, una dieta alta en grasas saturadas y azúcares puede alterar el equilibrio de la microbiota, favoreciendo el crecimiento de bacterias perjudiciales. Algunos estudios sugieren que ciertos tipos de dietas, como la dieta occidental rica en alimentos procesados, pueden reducir la diversidad de la microbiota, lo que se ha relacionado con enfermedades metabólicas y del sistema inmunológico.

La importancia de una alimentación equilibrada radica en proporcionar al cuerpo los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento y una microbiota sana. Junto con una dieta variada y equilibrada, tomar simbióticos con cepas probióticas específicas como la B. lactis B420 y potentes ingredientes antioxidantes como el hidroxitirosol contribuirán a mantener un peso adecuado y evitar el desarrollo de enfermedades metabólicas.

En la búsqueda de una alimentación saludable, existen diversos tipos de dietas que se adaptan a las necesidades y preferencias de cada persona.

Tipo de dietas ¿hay alguna que perjudique a mi microbiota?: dietas beneficiosas para microbiota - HeelEspaña

Tipos de dietas

Las dietas tienen como objetivos alcanzar un buen equilibrio energético, mantener el peso e instaurar hábitos alimentarios saludables. La dieta, estrictamente se define como un patrón de ingesta de alimentos sólidos y líquidos que adopta una persona o un animal. En otras palabras, la dieta debe satisfacer las necesidades nutricionales, ser inocua y promover la salud y el bienestar.

Puede modificarse específicamente con fines terapéuticos y existen numerosos tipos, según su finalidad.

Debido a los cambios en el estilo de vida, salud y la preocupación por el peso ideal, se ha producido un boom de recomendaciones dietéticas que, en muchas ocasiones, bajo el seudónimo de “dietas milagro”, tienen poca evidencia científica y, de las cuales, hay que huir porque, además, pueden dañar la microbiota intestinal.

Dentro de las dietas reconocidas y avaladas por los nutricionistas se encuentran la dieta mediterránea, veggie, antiinflamatoria, FODMAP, cetogénica y ayuno intermitente, entre otras.

Dieta mediterránea

Ha demostrado su eficacia para la pérdida de peso y la prevención de enfermedades cardiovasculares. Está caracterizada por un alto consumo de alimentos de origen vegetal, como frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos y aceite de oliva, y consumo moderado de pescado, aves y productos lácteos, así como consumo ocasional de carne roja.

Dieta veggie

Están centradas en la reducción de la ingesta de productos de origen animal y en disminuir el impacto medioambiental. De menos a más estricta puede ser flexitariana, vegetariana y vegana.

Dieta antiinflamatoria

Existe suficiente evidencia científica sobre el papel que juegan determinados nutrientes como antiinflamatorios o proinflamatorios.
La dieta antiinflamatoria se centra en excluir los azúcares refinados, alimentos procesados y grasas saturadas, priorizando frutas, verduras, grasas saludables y proteínas magras.

Dieta FODMAP

Esta dieta tiene un carácter terapéutico porque se recurre a ella para controlar los síntomas gastrointestinales derivados de la inflamación, dispepsia y reflujo.
Se basa en identificar y eliminar los carbohidratos fermentables, para posteriormente definir una lista de ingredientes adecuados para la dieta habitual.

Tipo de dietas ¿hay alguna que perjudique a mi microbiota?: dieta keto - HeelEspaña

Dieta cetogénica o keto

Se caracteriza por una reducción extrema de la ingesta de hidratos de carbono. De hecho, se consumen menos de 50 gramos a día, aumentando la ingesta de proteínas y grasas. Esta acción da lugar a una cetosis en el cuerpo por el que se quema la grasa almacenada.

Dieta Paleo

Con esta dieta, es decir, comiendo tal y como lo hacían nuestros antepasados, se obtiene un 35% de las calorías de las grasas, un 30% de las proteínas y un 35% de los carbohidratos. Se evita el consumo de cereales, lácteos, alimentos procesados y refinados.

Ayuno intermitente

Implica alternar periodos de ayuno con periodos de alimentación. En este tipo de dieta es más importante el tiempo que se está sin ingerir que en lo que se come en el periodo de ingesta. Existen diferentes tipos de ayuno intermitente, como el 16/8 (16 horas de ayuno), 5:2 (consumo de 900-1000 calorías durante dos días a la semana no consecutivos) o 24 (ayuno completo una o dos veces a la semana)

Cualquiera de las dietas propuestas debe tener un seguimiento por un profesional de la nutrición, mantener un equilibrio de la microbiota y tener presente que lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Por tanto, es fundamental encontrar un enfoque alimentario que se adapte a las necesidades individuales.

¿Te vas a “poner a plan”?

BIBLIOGRAFIA
https://www.sanitas.es/biblioteca-de-salud/dieta-alimentacion/bioestilo-nutricion/tipos-dieta

Ldo. José Manuel García Raboso
Licenciado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid con la Especialidad de Bioquímica. Siempre ha estado unido al sector farmacéutico y al contacto directo con el cliente, bien en Oficina de Farmacia o en diferentes Laboratorios farmacéuticos como AstraZeneca, Salvat o Lacer.
Más información >

Desde Tu Equilibrio y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar. Más info